Las cinco secuencias de… Kevin Costner

Las cinco secuencias de… Kevin Costner

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Kevin Costner protagoniza junto a Ben Affleck una nueva película. Muchos piensan que está en el declive de su carrera, tras las malas críticas recibidas por “El último voto” y “La otra hija”, pero nunca se sabe ante el que fue uno de los más valorados actores y directores de Hollywood. De momento ha anunciado que dirigirá y protagonizará una nueva película, “A little war of our own” y ha sido confirmado para el papel del padre de Clark Kent en el reinicio de la saga de Superman que prepara Zack Snyder.

Kevin Michael Costner nace el 18 de enero de 1955 en Lynwood, California. Es el más joven de 3 hermanos (aunque el mediano murió al nacer), y tiene antepasados alemanes, irlandeses y cheroquis. Criado en la doctrina baptista nunca destacó en sus estudios. Tal vez fuera porque el trabajo de su padre le obligaba a mudarse cada poco o tal vez es que estuviera más interesado por la música y el deporte. Mientras estudiaba tomó lecciones de piano, cantó en el coro y escribió poesía; y además jugó al baloncesto, beisbol y fútbol. En 1973 se gradúa y se matricula en la California State University, además de empezar a interesarse por la interpretación. Al año siguiente rueda su primera película, pero esta no se estrenaría hasta 1981 (y luego se reestrenaría en 1986 aprovechando la creciente fama de Costner). En 1978 termina sus estudios y se casa con Cindy Silva. Y así llegamos a un momento que cambió su vida: de vuelta de la luna de miel coincide en el avión con Richard Burton que le da varios consejos y le recomienda que se concentre en la actuación dejando atrás otras distracciones. Así que Kevin deja la firma de marketing para la que trabajó un mes y se traslada con su mujer a Los Angeles. De todas formas, los comienzos no fueron fáciles. Costner tomaba lecciones de interpretación cino noches a la semana mientras se ganaba la vida con diversos trabajos y participaba en modestas producciones teatrales. Hasta comenzados los 80 no tuvo otras oportunidades (del estilo de su primera película) y por fin, en 1982 aparece en la gran pantalla en una película importante, “Turno de noche” de Ron Howard. Eso si, su breve aparición no llegaba ni al minuto. Al año siguiente le llegó la oportunidad de trabajar para Lawrence Kasdan (que empezaba a ser muy famoso por los guiones de “El imperio contraataca” y “En busca del arca perdida” y su película debut en la dirección “Fuego en el cuerpo”) en “Reencuentro” y aceptó encantado aunque le suponía renunciar a un papel protagonista. Probablemente fue una mala decisión, y no solo porque la película que rechazó, “Juegos de guerra”, terminó con el mismo número de nominaciones al Oscar (3) que la de Kasdan y sirvió para lanzar a la fama a su sustituto, Matthew Broderick; sino que además, el director terminó cortando las escenas en las que aparecía Costner. Pero el actor si que logró algo positivo de la experiencia. Kasdan sentía que le debía un favor por su rechazo a “Juegos de guerra” y le ofreció uno de los papeles protagonistas de “Silverado”. Kevin no desaprovechó la oportunidad. La película fue todo un éxito y además de demostrar a la industria que el western era un género que podía seguir siendo rentable también catapultó a la fama a Costner. Comenzaba una carrera plagada de memorables secuencias.

Los intocables de Eliot Ness (1987)

Brian de Palma terminó eligiendo a nuestro protagonista para liderar a los buenos (aunque antes pensó en muchos otros actores como Harrison Ford, Michael Douglas, Don Johnson y Mel Gibson) frente al Al Capone genialmente interpretado por De Niro. La película fue un gran éxito, aunque después, Costner reconocería haber tenido muchas dificultades al interpretar un personaje muy recto y poco dado a la improvisación frente a las actuaciones de De Niro y Connery. A continuación se puede ver la secuencia más recordada de la película, que es la que ocurre en la estación de tren y es un claro homenaje a “El acorazado Potemkin” y su secuencia de la escalera de Odesa.

Los Intocables de Eliot Ness (1987) from Las 5 secuencias on Vimeo.


Bailando con lobos (1990)

El éxito de “Los intocables” continuó con el thriller “No hay salida” y un par de películas sobre beisbol, pero lo mejor estaba por llegar. En 1990 Costner se encuentra con un libro en el que se basará el mayor éxito de su carrera: “Bailando con lobos”. La historia transcurre durante la Guerra de Secesión, protagonizada por un teniente del ejército que es enviado en solitario a un puesto avanzado junto a la frontera de los indios Sioux. Así que Costner se pone a buscar director para la película pero todos querían recortar lo que iba a ser un relato de tres horas de duración (cuatro en el DVD versión “Montaje del director”). Así que terminó por dirigirla el mismo. No fue fácil pues tuvo los problemas de rodar una gran producción junto con los de un director novato. De hecho, terminó superando el presupuesto establecido y teniendo que poner de su propio dinero para lograr que la película siguiera adelante. Pero al final tuvo una gran recompensa. La película fue un tremendo éxito de público y crítica. Ganó 7 Oscars incluidos película y director y comenzó una nueva era dorada para el género del western que tendría continuación en películas como “Sin perdón”, ganadora del Oscar dos años después. A continuación podemos ver la primera parte de la secuencia de la cacería de búfalos, acompañada del fantástico score que compuso para ella John Barry. Fue una de las secuencias más complicadas de rodar, pues por aquel entonces el CGI aún no estaba muy evolucionado y ningún búfalo está recreado por ordenador. Costner tuvo que emplear un gran rancho de búfalos y un par de ellos domesticados fueron prestados por Neil Young. Para rodar esta secuencia contó con la ayuda de Kevin Reynolds.

Vídeo

J.F.K.: Caso abierto (1991)

Con sus dos Oscars recién ganados, Kevin se había convertido en una gran estrella pero empieza una etapa en la que alterna grandes actuaciones con otras mucho menos apreciadas. Así pasó en su siguiente película: “Robin Hood, príncipe de los ladrones”, que fue otro gran éxito de taquilla y que dirigía, precisamente, Kevin Reynolds. No me parece tan mala actuación, pero el ego de nuestro protagonista empezaba a surgir con fuerza, discutiendo con el director el acento que debía usar para el personaje. Todo esto hace que empiece a caer mal en ciertos sectores de la crítica e incluso le dan el “premio” Razzie al peor actor. Pero en la siguiente película, dirigida por Oliver Stone, vuelve a mostrarse como un gran actor en “J.F.K.: Caso abierto” película de la que destaco otra gran secuencia. Se trata del alegato final del abogado Jim Garrison interpretado por Costner, papel que le valió una nominación a los Globos de Oro.

Vídeo

Un mundo perfecto (1993)

Tras “J.F.K.”, Kevin alcanza otro gran éxito de taquilla que contribuye a lanzar su fama aún más pero también sus malas críticas. Se trata de “El guardaespaldas”, película que protagoniza junto a Whitney Houston y que, a pesar del éxito, vuelve a ser muy mal valorada y el actor de nuevo es nominado a los Razzies. Al año siguiente, a las órdenes de Clint Eastwood, vuelve a aparecer el gran actor que es Costner en la infravalorada “Un mundo perfecto”. La secuencia final, que podemos ver a continuación, es una buena prueba de ello.

Un Mundo Perfecto (1993) from Las 5 secuencias on Vimeo.


Open Range (2003)

Tras la película de Eastwood, Costner entra definitivamente en una mala racha. Primero protagoniza el western “Wyatt Earp” de su amigo Kasdan. Aunque se trata de una cinta bastante interesante, resulta un fracaso comercial. Estrenada pocos meses después de que George P. Cosmatos contara la misma historia en “Tombstone” con Kurt Russell al frente, no interesa al público y recauda menos de la mitad de su presupuesto en el mercado usamericano. La crítica sigue cebándose con el actor, y aunque en este caso no me parezca tan justo, vuelve a recibir el Razzie. Lo peor aún estaba por llegar. Intenta recuperar el rumbo de su carrera con la épica “Waterworld” una película de ciencia ficción en un mundo completamente sumergido en el agua que protagoniza y produce. La película estaba dirigida por Kevin Reynolds, aunque el director abandonó la película unas semanas antes de terminar, cansado de las complicaciones del rodaje caprichos de Costner y dando por terminada una amistad de varios años. Kevin casi termina arruinado, pues la mala organización del rodaje convierte a la película en más cara de la historia (marca que mantuvo hasta que la superó “Titanic”), y es un rotundo fracaso que ni siquiera recupera en los cines USA todo el dinero gastado y solo se salva por la recaudación internacional. La crítica se ceba sin compasión y Costner sigue acumulando nominaciones a los Razzies. Todo esto no hace más que hundir un poco más el prestigio de Costner que además también se divorcia de su mujer tras 14 años de matrimonio. Pero vuelve a intentarlo dos años después dirigiendo y protagonizando “Mensajero del futuro”, otro drama épico que es aún peor y gana otros 5 premios Razzies. Otros dos años más tarde protagoniza un par de dramas románticos azucarados como son “Mensaje en una botella” y “Entre el amor y el juego”, por las que vuelve a estar nominado a los Razzies que se ceban una vez más con el nominándolo a peor actor del siglo. Dichos premios vuelven a nominarlo por “Los reyes del crimen”, donde interpreta junto a Kurt Russell a un par de ladrones disfrazados de imitadores de Elvis. Tampoco funciona bien en taquilla “Dragonfly, la sombra de la libélula”. Por fin, en 2003 vuelve al western y a la dirección y, aunque con críticas dispares (algunos estaban demasiado acostumbrados a criticar a Costner hiciera lo que hiciera), si que logra una buena recaudación y, sin ser grandiosa, si es una buena película que contiene además, una memorable y espectacular secuencia de tiroteo, muy realista, y cuya primera parte puedes ver a continuación.

Open Range (2003) from Las 5 secuencias on Vimeo.


Tras el éxito de “Open Range”, Kevin fue galardonado con una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, y aunque ya hace ocho años desde su última interpretación destacada, no podemos perder la esperanza en uno de los actores y directores que algunos llegaron a considerar en su día como uno de los más grandes. En estos últimos años ha seguido interpretando, se ha casado de nuevo, y ha empezado una carrera musical con el grupo de country rock Kevin Costner and Modern West. Además de la nueva película que va a dirigir y de su papel en el reinicio de Superman, parece ser que va a volver a actuar en una película de Kevin Reynolds que se titula “Learning Italian” y supondrá el reencuentro con el que fuera su amigo hasta “Waterworld”.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Aky - 20.05.2011 a las 15:30

Por mí que se retire y nos deje en paz.
La primera peli que mencionas… No será una de culos y tetas llamada Sizzle Beach USA?
Puede que no sea del todo mal actor, pero no convence.

laura - 01.04.2012 a las 22:42

el mejor,un divino total

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario