Las listas de Moriarty: Todo por la pasta en Wall Street

Las listas de Moriarty: Todo por la pasta en Wall Street

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Nunca entenderé muy bien a qué se referían aquellos políticos, líderes según algunos, cuando hablaban de refundar el capitalismo, ¿por qué habría que cambiar algo que funciona tan bien y de forma tan predecible? No comprendo el odio generalizado a la vilipendiada clase de los brokers y demás agentes bursátiles ¿será acaso envidia, tal vez resentimiento, por no haber sido invitado a tan fabulosas fiestas? La masa tiene la tendencia en señalar a aquéllos que destacan. Cuántas veces no habré sido yo víctima de infamias y ataques injustificados y parece que la moda es ahora quejarse de la gente de Wall Street y de los bancos.

Yo mismo tengo algunos amigos en el mundillo con los que he compartido todos los placeres imaginables que el dinero puede pagar y he de decir que si algo son, es honestos. Sí, Sí, no te eches las manos a la cabeza, tu dinero es lo único que les importa y dudo que nunca hayan negado o disimulado este punto. Son los gobernantes los que aprovechando torticeramente su actividad y duro trabajo, manipulando al populacho y haciéndose responsables de cualquier crecimiento económico nacional, sin cuestionarse a costa de qué se consigue, los que les señalan con el dedo acusador cuando la cosa se desvía un poquito.

Cómo se puede afirmar que no son transparentes, cuando durante décadas se han retratado impúdicamente sus actividades en multitud de películas. Han sido admirados y puestos de ejemplo en muchas ocasiones, para poder usarlos como cabeza de turco y condenarlos acto seguido. Sólo se me ocurre otro grupo de trabajadores tan castigados e incomprendidos como ellos, el de los controladores aéreos.

Es posible que mientras estas sentado apaciblemente en tu butaca, disfrutando de esas malditas y ruidosas palomitas al tiempo que ves a mi querido amigo Leo (aunque más amigo es de las modelos y sus encantos), te acordarás del hambre en el mundo y todas esas pamplinas que los políticos usan para conseguir que nos sintamos mal por nuestras comodidades y no demos demasiado la lata con exigencias, pero sin lugar a dudas la mayoría pensaremos… “¡Quién pillara esa pasta!”.

Wall Street (Oliver Stone, 1987)

Gordon Gekko (interpretado por Michael Douglas) es la encarnación de la ambición y el éxito a cualquier precio porque, según él, “La codicia es buena”.

Tal es su presencia y personalidad que ha marcado incluso el mundo de la moda (“The Gekko”, a la mítica camisa azul con cuello y puños blancos), convirtiéndose casi con toda seguridad en el ídolo de juventud de más de uno de los tiburones que hoy en día “gobiernan” el mundo.

Stone y Douglas fijaron el listón, ahora les toca a Scorsese y DiCaprio estar a la altura. ¿Serán capaces?

Vídeo

Entre pillos anda el juego (John Landis, 1983)

Toda una generación aprendió de la mano de los hilarantes Dan Aykroyd y Eddie Murphy en qué consistía el frenético juego la bolsa y los misteriosos mercados, tan de moda hoy en día.

Como contrapunto tenemos a los míticos Denholm Elliott y Ralph Bellamy, que desencadenan con su apuesta un experimento sociológico que les traerá más de un disgusto.

El resultado es una fábula amena y divertida, una película que soporta sobradamente el paso del tiempo gracias a su buen ritmo y guion inteligente.

Vídeo

American psycho (Mary Harron, 2000)

No importa lo que la gente piense de Wall Street hoy en día, nadie será nunca peor persona, ni tendrá una tarjeta de visita más bonita, que Patrick Bateman.

El camaleónico Christian Bale (que sustituye al inicialmente seleccionado para el papel Leonardo DiCaprio) encarna a un auténtico depredador que se camufla con habilidad en el descarnado mundo de los brokers, en el que consigue pasar desapercibido aún a pesar de sus peculiares comentarios misóginos y salvajes acerca de las mujeres.

Una película tan esquizofrénica como su protagonista, pero a la vez rebosante de un humor negro capaz de arrancar más de una carcajada ante situaciones bastante macabras.

Vídeo

El informador (Ben Jounger, 2000)

Chico rebelde que ha dejado los estudios y busca un camino rápido hacia el éxito, encuentra su lugar en el mundo de las finanzas rodeado de una pandilla de buitres capaces de vender a su madre por una comisión.

Un memorable discurso de Ben Affleck, un montón de citas de la anteriormente mencionada “Wall Street”, y un Vin Diesel que ni va enseñando bíceps ni pegando mamporros, son algunos de los sorprendentes elementos que componen esta interesante película.

Una buena guía sobre la arquitectura de los castillos en el aire y que no deberías dejar de ver.

Vídeo

Margin call (J.C. Chandor, 2011)

Se trata sin duda de la película con mayores pretensiones de esta lista, lo cual queda reflejado desde el inicio en su planteamiento casi documental, recreando paso a paso las últimas 24 horas antes del batacazo financiero del que aún todo el mundo sufre las consecuencias hoy en día.

Retrata una serie de personajes que nos ayudan a poner cara, tal vez una un tanto estereotipada, a los culpables de la debacle mundial.

Si bien es cierto que nunca sabremos cómo fueron esos momentos, ni quienes fueron los auténticos artífices entre bambalinas, su buen guion y ritmo narrativo la convierten en una gran película capaz de engancharte desde el principio a pesar de que todos conocemos el final de antemano… “El barco se hundió”.

Vídeo

“El mal nunca duerme, simplemente se echa la siesta”.

James Moriarty

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Andres - 25.01.2014 a las 12:18

La que nos espera a los curritos de a pie.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario