Las listas de Vinz Clortho: Mi reino por un dragón

Las listas de Vinz Clortho: Mi reino por un dragón

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Bien hallada criatura Teo:

El humilde servidor del Viajante, el que firma estas cartas, Vinz Clortho, Maestro de las Llaves, continúo deambulando por este mundo y encontrando en el cine una vía de escape a la terrible ansiedad que produce la espera. Imaginando, mientras tanto, cuál podría ser la próxima reencarnación de Gozer el Gozeriano.

Esta semana, quizá influenciado por la irrupción en la cartelera de la segunda parte de una película de animación sobre estos seres, “Cómo entrenar a tu dragón 2”, le he estado dando vueltas a esas enormes bestias que se supone gobernaron los cielos de todas y cada una de las mitologías de este planeta que los humanos llamáis Tierra. Serpientes aladas, escupe fuegos, guardianes y devoradores, terribles enemigos, poderosos dioses antiguos… Mi imaginación vuela y se estremece de terror pero también de júbilo al imaginar el fuego purificador saliendo por las fauces de la bestia.

Desde San Jorge (también conocido como Jorge de Capadocia, Mar Giries o Al-Khader) a “Juego de tronos”, los dragones están muy presentes en el imaginario colectivo. Causan auténtica fascinación. Es por eso que el humilde Vinz Clortho se ha propuesto hoy hacer un ranking con los 5 dragones más imponentes de la historia del cine. Quién sabe, quizá le dé ideas al amo para su próxima materialización…

Smaug en “El hobbit: La desolación de Smaug” (Peter Jackson, 2013)

Supuestamente el último dragón de la Tierra Media. Responsable de que ya no habiten enanos debajo de la Montaña Solitaria, dueño de un imponente tesoro y de una proverbial maldad, el enorme dragón que midió su ingenio con Bilbo Bolson es un claro aspirante a figurar en esta lista. El villano de esta novelita de Tolkien, escrita para entretenimiento de sus hijos a caballo entre los años 20 y 30 del siglo pasado, cobra vida cinematográfica de forma magistral en la adaptación de la novela por parte del realizador neozelandés especializado ya en sagas de Tolkien, esto es, Peter Jackson.

Una película entretenida con un antagonista de excepción que tiene el añadido de que cuenta con la voz de Benedict Cumberbatch en su versión original. Ni que decir que Vinz Clortho espera ansioso el estreno de la tercera entrega para poder disfrutar del maléfico reptil alado una vez más.

Vídeo

Draco en “Dragonheart: Corazón de dragón” (Rob Cohen, 1996)

Aunque Vinz Clortho no comprende el argumento a la perfección (¡¿un imponente y poderoso dragón que se alía con un humano que busca dar caza y exterminio a su especie?! ¡¡Si podría aplastarlo con un pie como a un insecto!!), sí que le gusta la criatura Draco. Y, aunque jamás lo confesaré al amo, también uno acaba sintiendo simpatía por Bowen, el caballero interpretado por Dennis Quaid. Una bonita película de aventuras que quizá gana con el tiempo gracias al efecto de la nostalgia.

Un film de esos de sobremesa, dirigido al público más bien infantil, que también sirve para premiar al niño o la niña que todavía llevamos dentro. Como apunte curioso, la criatura también goza de una voz legendaria: Sean Connery en versión original y Paco Rabal en el doblaje al español.

Vídeo

El imperio del fuego (Rob Bowman, 2002)

He de reconocer que tengo problemas para distinguir unos humanos de otros, pero la cosa se complica aún más en el caso de Matthew McConaughey y Christian Bale. Si me dijeran que son hermanos, me lo creería. Es por eso que verles juntos en la misma película se me antoja un retorcido truco para volver loco al más cuerdo.

Pero al margen de esto, y los magníficos dragones que en el film tienen sometida a la humanidad, poco más se puede destacar de una película con dos actores que aunque hoy están en fulgurante ascenso en aquel entonces conocían quizá las horas más bajas de su carrera hasta el momento.

Vídeo

Harry Potter y el cáliz de fuego (Mike Newell, 2005)

El niño mago y sus amigos, a lo largo de la saga de películas, tuvieron que enfrentarse a criaturas terribles y peligros escalofriantes, pero pocos, salvo “aquel-que-no-debe-ser-nombrado” Voldemort, superaban en espectacularidad y horror al majestuoso dragón con el que se topan en el Torneo de los Tres Magos.

Casi deseé que las aventuras de Potter acabasen en las fauces del legendario reptil.

Vídeo

Saphira en “Eragon” (Stefen Fangmeier, 2006)

Aunque el resultado final de esta adaptación de una saga novelesca escrita por Christopher Paolini con dragones como protagonistas no fue el esperado, sobre todo para los fans, Saphira, la dragona que ayudará al joven protagonista Eragon, es quizá lo más destacado de la película.

No obstante, su director, Stefen Fangmeier, que debutaba a los mandos en esta cinta, había sido el encargado de supervisar los efectos especiales de películas como “Terminator 2: El juicio final”, “Hook” o “Parque Jurásico” entre otras.

Vídeo

“El Viajante vendrá en una de las formas preestablecidas. Durante la rectificación del Vuldronaii el Viajante toma la forma de un gran Torb. Luego, durante la tercera reconciliación del último suplicante de los Meketreks escogieron otra forma para él: ¡la de un gran Sloar! Muchos Shubs y Zuuls descubrieron lo que era asarse en el fondo del Sloar aquel día, os lo aseguro”.

Vinz Clortho

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario