Conexión Oscar 2022: “Belfast”, Kenneth Branagh entre nostalgia, sueños y pragmatismo

Conexión Oscar 2022: “Belfast”, Kenneth Branagh entre nostalgia, sueños y pragmatismo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Cuando menos se le esperaba, y después de una década fructífera pero errática en el campo de la dirección, Kenneth Branagh ha puesto para sí el foco de los Oscar con algo tan efectivo como echar una mirada atrás a su infancia, aquella que junto a la complicidad y sacrificio de su familia, la inestabilidad política y social de su país, los juegos en las calles y ratos muertos leyendo los cómics de Thor, forjan a la personalidad de futuro de uno. "Belfast" es un recorrido nostálgico e inspirador de un tiempo dulcificado por el paso de las décadas y esos recuerdos y olores que permanecen en la memoria. Una infancia anclada en los condicionantes de un lugar pero que sirve como espejo de vivencias de muchos, criados en unos años analógicos en los que no había mayor experiencia que dejarse enamorar por la oscuridad de la sala de cine, bailar a los compases de una orquesta de verbena o quedarse absorto con las anécdotas de los mayores.

“Belfast” no ha perdido en ningún momento la condición de favorita en esta carrera de premios desde que se alzara con el Premio del Público del Festival de Toronto 2021 encontrando sólo algo de oposición con "El poder del perro", la cual ha sido la elegida por el mayor número de los premios de la crítica USA resultando también ganadora del Globo de Oro. Frente al portento de la cinta de Jane Campion a todos los niveles, con Netflix intentando hacerse con su primer Oscar a la mejor película, las cartas de “Belfast” son la emoción y la sensibilidad, ingredientes que suelen funcionar bien de cara a un voto preferencial de la Academia.

Una filmografía curiosa y francamente decepcionante la que ha abordado Kenneth Branagh en los últimos años con "Thor" (2011), "Jack Ryan: Operación sombra" (2014), "Cenicienta" (2015), "Asesinato en el Orient Express" (2017), "El último acto" (2018), "Artemis fowl" (2020) y "Muerte en el Nilo" (2022). En su mayoría superproducciones comerciales directas a la taquilla pero en las que ha quedado atrás la autoría y la personalidad de un realizador devoto de las adaptaciones de Shakespeare que también se atrevió a jugar con la comedia clásica con el infravalorado musical “Trabajos de amor perdidos” (2000), así como adaptando una ópera de Mozart, “La flauta mágica” (2006), o realizando el remake de un clásico duelo interpretativo en “La huella” (2007).

A sus 61 años, y ante la variedad de estas propuestas, no se puede definir en qué punto está la carrera de Kenneth Branagh. Quizá la pomposidad y teatralidad británica, sostenida en un gran reparto y ambientaciones exquisitas, ha dado paso a un pragmatismo que le han llevado a decantarse por encargos mucho más agradecidos de cara a una taquilla que parece sólo estar receptiva a este tipo de propuestas, bien sean de un Marvel mitológico (subrayando Branagh los tintes shakesperianos de la historia) o trasladando el foco del dramaturgo inglés a un nombre mucho más actualizado y empático para el público contemporáneo como el de Agatha Christie y sus novelas de misterio. Aun así en Branagh siempre hay cuidado por la imagen y una dirección de actores encomiable aprovechándose de la variedad y calidad demostrada de grandes nombres del cine y de la escena.

Es por ello por lo que, precisamente por ese pragmatismo, el director se ha inclinado por un filón temático que en los últimos años se ha acrecentado, quizá por la madurez que han alcanzado esos realizadores o por el hecho de querer reconfortarse con los recuerdos del pasado de una realidad incierta y desesperanzada. Kenneth Branagh sigue los pasos de Alfonso Cuarón (“Roma”), Pedro Almodóvar (“Dolor y gloria”) o Paolo Sorrentino (“Fue la mano de Dios”), el año que viene se unirá a esta corriente Steven Spielberg (“The Fabelmans”), llevando a cabo una mirada hacia la década de los 60 llena de amor, curiosidad, diversión y sentimiento de pérdida que el director y guionista define como “su película más personal” y “un viaje dramático de emoción y humor".

Jude Hill, Jamie Dornan, Caitríona Balfe, Ciarán Hinds y Judi Dench protagonizan una cinta rodada en blanco y negro que en unos benditos 97 minutos ofrece costumbrismo, dinámica familiar, contexto social y la añoranza por un pasado dejado atrás y que hasta ahora no se había permitido mirar de la manera que da el asentamiento profesional y la madurez personal. Memorias de una vida en forma de carta de agradecimiento sobre un poderoso blanco y negro y un conjunto endulzado de manera efectiva, sin renunciar a su halo de tristeza, y que es un viaje personal centrado más en las vivencias y en las interacciones humanas que en la parafernalia formal conectando la cinta con propuestas como “Esperanza y gloria” (1987), “Las cenizas de Ángela” (1999), “Billy Elliot” (2000) o “Jojo Rabbit” (2019).

Kenneth Branagh aspira este año a la proeza de ser la primera persona en conseguir candidatura en siete apartados diferentes de los Oscar. Lo ha sido hasta la fecha en dirección y actor por “Enrique V” en 1990, en corto de ficción por “Swan song” en 1993, en guión adaptado por “Hamlet” en 1997 y en actor de reparto por “Mi semana con Marilyn” en 2012. Este año, además de aspirar a repetir candidatura en mejor dirección, opta a estrenarse en mejor película y en guión original.

Frente a cintas  como “El poder del perro”, “Dune” o “West Side Story”, favoritas ya en varios apartados, “Belfast” llega como una producción que, en caso de victoria, repetiría el tanteo bajo al que se ha abonado la Academia en los últimos años. Es posible que “Belfast” repita el caso de “Spotligth” que triunfó en la ceremonia de los Oscar con sólo dos premios (película y guión original), que también son los que a día de hoy parecen más a mano de una película que no parte como líder en ningún otro apartado. A muchos tampoco se les escapa el dato de que, debido a la particularidad del voto preferencial, podríamos tener a una ganadora de sólo un Oscar (el de mejor película) tal y como ocurrió en los casos de “La melodía de Broadway” en 1930, “Gran Hotel” en 1933 y “Rebelión a bordo” en 1936.

“Belfast” ya está en salas y puede ser un buen reflejo del diagnóstico del cine actual. Primero por la respuesta de un público que, no hace mucho, convertía en pequeños fenómenos a películas de este tipo por el boca-oreja y que ahora ya no va a salas, bien sea por miedo pandémico o por acomodamiento ante el auge de las plataformas, lo que lleva a que sea muy complicado encontrarse con películas favorecidas por una corriente positiva de opinión. El otro de cara a una Academia perdida que no encuentra su propia voz y que va dando bandazos sin saber si ir de la mano del público o de la crítica intelectual dando como resultado unos ganadores cada vez más intrascendentes en la cultura popular y que lleva a que en los últimos tres años hayamos tenido tres ganadoras tan diferentes como “Green book”, “Parásitos” y “Nomadland”.

“Belfast” volvería a suponer el triunfo de una propuesta emocional y universal apta para todo tipo de público pero también un paso atrás tanto a nivel de riesgo y transgresión como de calado frente al público y la industria. Un triunfo que, sin restar méritos al valor de la propuesta, volvería a desatar el debate sobre la conveniencia del consenso como método de elección de la ganadora así como el papel que tienen que jugar unos Oscar que se han inclinado por un tipo de cine cómodo de premiar pero que ya lleva arrojando dos décadas en las que las ganadoras del premio dejan mucho que desear respecto las que ayudaron también a hacer grande la marca de los Oscar, necesitada ahora más de esas grandes películas que para estas cintas el de contar con el favor de la estatuilla.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
2
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x