Conexión Oscar 2022: "CODA: Los sonidos del silencio", una tercera vía convertida ya en alternativa al Oscar

Conexión Oscar 2022: "CODA: Los sonidos del silencio", una tercera vía convertida ya en alternativa al Oscar

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Todos los años se habla de una tercera vía que es la que amenaza con hacer “sorpasso” sobre las opciones favoritas. La realidad es que muchas veces ese adjetivo se acuña sólo para avivar la emoción de la carrera, aunque no tenga una base real, pero en otras ocasiones sí que tiene ciertos visos de fundamento. Es lo que ocurre este año con “CODA: Los sonidos del silencio” tras su triunfo como mejor reparto en el Gremio de Actores (SAG), galardón que sirvió para impulsar en su momento a “El discurso del rey” en 2011, “Argo” en 2013, “Birdman” en 2015, “Spotlight” en 2016 y “Parásitos” en 2020 haciéndolas sacar cabeza en su dirección hacia la estatuilla. En el oscarómetro lleva semanas siendo la tercera en discordia y siempre se ha considerado que era la que mejor podía funcionar (junto a “Belfast”) en el voto preferencial que es el sistema que elige a la ganadora en mejor película.

“CODA: Los sonidos del silencio” consiguió las nominaciones más esperables en los Oscar (película, actor de reparto y guión adaptado) lo que no son muy buenas credenciales para conquistar el premio gordo (sin estar en categorías como dirección, montaje o fotografía y sin haber colado a Emilia Jones o Marlee Matlin entre las intérpretes nominadas) pero la corriente de simpatía que genera la película (subrayada en el Gremio de Actores) y toda la narrativa a favor de la integridad favorece a una cinta que ha llegado en un momento dulce a pesar de llevar más de un año presente desde que conquistara el Festival de Sundance y fuera adquirida por Apple TV+ por 25 millones de dólares.

¿Será Apple TV+ (y no Netflix) quién sea la primera plataforma en alzarse con el Oscar? La película de Siân Heder está más cerca de ello hoy que hace unos días no sólo por la emoción que despierta ante el público y la ternura que genera allá por donde ha ido sino por el hecho (indudable) de que tanto “Belfast” como “El poder del perro” están llegando agotadas a esta fase de la carrera tras ser las cacareadas favoritas desde que comenzó esta temporada de premios. Que ambas se fueran de vacío en el Gremio de Actores (SAG) es una muestra de ello y sobre ellas ya se cierne esa sombra de hartazgo sobre favoritas que se queman por sobreexposición, más cuando nunca ha habido un convencimiento real sobre ellas y sí han destacado lo han hecho sobre todo por la falta de contundencia de otras opciones.

"Belfast" vino aupada desde el Premio del Público del Festival de Toronto considerándose desde entonces la favorita “de facto” pero la cinta de Kenneth Branagh nunca ha terminado de emerger con fuerza siendo una opción que cumple (más que notablemente) una fórmula demasiado calculada y menos espontánea que todo lo que genera una película como “CODA: Los sonidos del silencio”. No había más que ver el pasado domingo en los SAG como el reparto de ésta se había metido más al público en el bolsillo que el de la película de Branagh ya que, a pesar de la presencia del simpático Jude Hill y Jamie Dornan cantando Everlasting love, todo ello no se ha rodeado de la aprobación necesaria para que “Belfast” se hiciera con el SAG al mejor reparto validando sus opciones para ser la mejor película el próximo 27 de Marzo.

Por otro lado no hay que olvidar que "El poder del perro" no sólo perdió en el SAG las tres categorías en las que estaba presente con Benedict Cumberbatch, Kodi Smit-McPhee y Kirsten Dunst sino que ni siquiera estaba en la categoría de mejor reparto, hecho que hasta hace pocos años invalidaba toda opción de Oscar. A “El poder del perro” no sólo le perjudica el hecho de los reparos que parece que todavía despierta Netflix en lo más profundo de la industria sino el hecho de ser una cinta más de autor que de público lo que puede dejarla rezagada en esa votación de consenso. Y es que si bien algunos consideran que “Belfast” y “CODA: Los sonidos del silencio” no tienen el empaque necesario para el triunfo, lo que puede ser la condena de “El poder del perro” es el hecho de que haya cierto sector que la considere (sobre todo) muy aburrida. Llega como la más nominada a la noche de los Oscar, con 12 candidaturas, pero hay que recordar que en estos premios cada vez más singulares en seis de los últimos ocho años no ganó la cinta más nominada.

Lo que pasó en el Gremio de Actores (SAG) no fue casual. “CODA: Los sonidos del silencio” también se hizo con la nominación al Globo de Oro a la mejor película de drama y ha estado presente durante toda la temporada de premios, confirmando que no era una película a tener un papel de invitada de piedra sino a jugar sus cartas como la empatía y la conexión con el público por bandera. Una cinta que ha tenido buena campaña y ha superado su temprana fecha de estreno, el riesgo de quedar engullida por la oferta de plataformas y un referente como la eficaz “La familia Bélier” (2014), la cinta francesa de la que es remake, y a la que no supera pero que intenta igualar dignamente a base de eficacia y humanidad.

Las posibilidades de “CODA: Los sonidos del silencio” se van a tener que tomar en cuenta hasta el mismo momento en el que se abra el sobre el próximo 27 de marzo, no sólo por sus méritos (que los tiene) sino por el hecho de estar generando una chispa de pasión ausente en las otras dos contendientes a las que ya rodea una sensación de hartazgo y haber quedado amortizadas ante todo lo que se ha hablado de ellas (demasiado) hasta el momento. Con este reconocimiento del SAG, la cinta de Siân Heder presenta su candidatura a suceder a "Green book" (2018), película con la que comparte cierto perfil a la hora de conectar con un público de amplio espectro, no teniendo que descartar que incluso el Gremio de Productores (PGA) también se rinda a la película lo que no haría más que situarla como potencial candidata al triunfo y dejar de ser una opción vista desde por encima del hombro.

Estamos ante una carrera larga, que no todas las películas están dispuestas y capacitadas para sobrellevar, y “CODA: Los sonidos del silencio” parece estar aguantando bien el paso del tiempo y se enfrenta al mes decisivo en una progresión al alza y ya con el aval de un Gremio tan importante como el de los actores. No sólo “CODA: Los sonidos del silencio” ha logrado superar como tercera vía a “West Side Story”, “Dune”, “Licorice pizza” o “El método Williams” sino ahora ya amenaza también un Oscar que hasta hace unos días nadie dudaba que estaba entre “Belfast” y “El poder del perro”. A día de hoy ya ha surgido una nueva vía que quizá sea la que siempre ha estado ahí y nadie se había percatado ante las prisas de cerrar demasiado pronto una carrera al Oscar que quizá nos tenía reservado algún giro de los acontecimientos que, al menos, ya ha ayudado a animar una carrera que nos haga recuperar el disfrute por hablar de las posibilidades de las películas y así evadirnos de una Academia incapaz de ilusionar por sí misma con sus últimas decisiones.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
2
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x