Alden Ehrenreich, el reto de ser el nuevo Han Solo

Alden Ehrenreich, el reto de ser el nuevo Han Solo

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 4,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

De nombre impronunciable, Alden Ehrenreich ha sido el único actor que ha logrado de momento coger el testigo de alguno de los personajes icónicos de Harrison Ford. Si Rick Deckard e Indiana Jones todavía tienen el rostro del actor, Ehrenreich ha conseguido a sus 28 años convertirse en el joven Han Solo en el segundo spin-off de la saga galáctica tras “Rogue one: Una historia de Star Wars”. Difícil reto el de hacerse cargo de un personaje carismático asociado a un rostro y a una forma de interpretar, pero al bueno de Alden ya le hemos visto en más de un título desde que fuera descubierto por Steven Spielberg a los 14 años. Ahora sólo, y no es poco, ha saltado a la popularidad convirtiendo su rostro en reconocible.

El director asistía a una celebración judía de Bat Mitzvah en la que se proyectó un video donde actuaba un adolescente Alden Ehrenreich antes de que le viniera su primera gran oportunidad siendo el protagonista de la experimental “Tetro”, el esperado (y minimalista) regreso de Francis Ford Coppola al cine en 2009 dándole a Alden la oportunidad de ser el protagonista en la que era su primera película. De la mano de Spielberg, Ehrenreich debutó como actor, a los 16 años, en un episodio de la serie ‘Sobrenatural’, y posteriormente también participó en un capítulo de “C.S.I.” antes de dar el salto al cine.

Las comparaciones con la rebeldía del inicio de la carrera de Leonardo DiCaprio no se hicieron esperar en una cinta como “Tetro” en la que daba vida a Bennie Tetrocini que regresa a Buenos Aires para buscar a su hermano mayor desaparecido hace diez años. Tanto él como su familia, emigrantes italianos en Argentina, se habían mudado a Nueva York debido a la exitosa carrera del padre, un renombrado director de orquesta. Cuando, por fin, Bennie lo encuentra se lleva una gran decepción: el brillante poeta Tetro ya no es el hermano maravilloso, el ídolo de su infancia, se ha convertido en un hombre distante y desilusionado que no quiere saber nada de su familia y que ha dejado de escribir.

Repetiría con Coppola dos años más tarde en la todavía más raruna “Twixt” y en 2013, ante el fulgor de las sagas literarias juveniles, protagonizaba la naif y poco notoria “Hermosas criaturas” como un chico que vive en un pueblo perdido del sur de los Estados Unidos hasta que conoce a Lena Duchannes, tanto la chica de sus sueños como la que le puede llevar por la calle de la amargura. Todo un fiasco para Warner que se quedó en amago de trilogía no llegando a los 20 millones de recaudación en Estados Unidos cuando había costado 60.

El 2013 se completaría con “Stoker” de Park Chan Wook y “Blue Jasmine” de Woody Allen. Dos personajes breves con las que ya salta a “¡Ave, César!”, una cinta coral sobre los intríngulis del sistema de Estudios del Hollywood en la que formaba parte de esa parodia interpretando a esa estrella del western que sufre en su cambio de registro a galán romántico la llegada del sonoro convertido en un pazguato pero también en el personaje con más vis cómica de la película.

Más Hollywood con “La excepción a la regla” siendo uno de los protegidos de Howard Hughes que como todos los colaboradores del excéntrico megalómano tenía prohibido enamorarse de alguien del equipo. Evidentemente eso no se cumple en esta sátira con sabor a naftalina que dirigió Warren Beatty en 2016 y que junto a “The yellow birds”, un drama juvenil sobre el síndrome de estrés postraumático que protagoniza junto a Tye Sheridan y Jennifer Aniston, ha desembocado en la cinta que se antoja en su gran oportunidad.

¿Logrará que nos olvidemos de Harrison Ford o al menos cubre el expediente de un regalo más envenenado de lo que parece? El funcionamiento de la película (de momento no muy halagüeño será vital para saber si habrá más cintas, se dice que ha firmado por tres películas, o seguirá poco a poco haciéndose un hueco en una industria que, a pesar de que quiso nombrarle el nuevo DiCaprio hace una década, sigue a paso vacilante hacia un futuro en el que ha demostrado que podría tener algo que ver en el cine de Hollywood siendo la saga galáctica su mejor lanzadera siempre que también le dejen otros compañeros de reparto como Emilia Clarke y Donald Glover, la primera en la cresta de la ola por “Juego de tronos” y el segundo todo un icono en la cultura USA contemporánea.

Alden Ehrenreich tiene la oportunidad, ahora queda ver si es capaz de aprovecharla.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario