ComiCine: Scott Pilgrim, iba yo de peregrina y me cogiste la mano… después de vencer a mis ex novios malvados

ComiCine: Scott Pilgrim, iba yo de peregrina y me cogiste la mano… después de vencer a mis ex novios malvados

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Lo canadiense mola, eso lo saben hasta en “South Park”, James Cameron, Wolverine, Leslie Nielsen, Justin Bieber… bueno, aquí me he pasado. Hoy te voy a mostrar un nuevo personaje que hará que sigas estimando al país de la hoja de arce en la bandera: Scott Pilgrim. ¿Quién es Scott Pilgrim?. Seamos francos para empezar, Scott Pilgrim es un pringao. Tiene veintitantos y duerme en el futón de su amigo, junto con su amigo y los compañeros de andanzas nocturnas de su amigo. Scott no tiene oficio ni beneficio, salvo tocar el bajo en su banda: los Sex bom-omb. Hace un año que Scott rompió con su novia, que ahora ha dado el pelotazo montando un grupo de música que es justamente la competencia directa del grupo de Scott. Como ves, tenemos un drama entre manos. Un poco por salir de la rutina, ha comenzado a salir con una chica de instituto que, para más inri, es menor de edad. Pero… aparece otra chica… siempre hay una chica. ¿Qué buena historia no tiene una chica?. Pues esta tiene tres nada más y nada menos. El nombre de esta chica es Ramona Flowers, es americana y Scott se queda pillado de ella hasta las trancas.

Pero existe un problema… los ex novios de Ramona han realizado una liga (como La liga de la justicia pero con recolectores de calabazas y corazones rotos) para acabar con cualquier nuevo pretendiente de Ramona. Ahora que Scott ha demostrado sus intenciones hacia Ramona, debe derrotar a estos ex-novios malvados. Has leído bien, derrotar, porque en el Toronto siempre nevado de Scott Pilgrim, todo el mundo sabe luchar y meten leches como ruedas de molino como si de una película de Bruce Lee se tratara. Si no has quedado lo suficientemente fascinado por semejante trama, te voy a dar unos cuantos argumentos para que cambies de opinión y comiences a buscar esta cinta, o el comic en el que se basa, como agua de Mayo.

Comencemos por el director. Su nombre es Edgar Wright. Si el nombre no te suena, no pasa nada. Pero si eres un fan del cine de género seguro que te suena títulos como “Arma fatal” o “Zombies party”, la inconclusa Trilogía del Corneto de la que ya se conoce el título de su tercera parte que será “The world’s end”. Pues Edgar Wright es el artífice de estos totems de la comedia. Y si eres más de los que gustan de series con pedigrí, sabrás que es el creador de esa pequeña, por corta, no por otra razón, serie inglesa llamada “Spaced”; donde ya demostró su gusto por la cultura pop.

Continuemos ahora con el padre primigenio de la criatura, el canadiense Bryan Lee O’Malley. Como bien dice la máxima de los escritores noveles, si no sabes sobre qué escribir, escribe sobre lo que conoces. Y la idea fue simple: poner a una serie de personajes rocambolescos, pero con todas las preocupaciones de un veinteañero-treintañero (como si de un Peter Parker se tratara), en su Toronto natal, rodeados referencias relacionadas con temas que le son familiares: videojuegos, música, comics…

Estamos por tanto, ante dos auteurs con universos muy diferentes, pero que se solapan de manera magistral en la adaptación cinematográfica que estamos tratando. Aunque la película se centre tan solo en los cuatro primeros libros de la saga, no por ello deja la historia inconclusa. La obra de O’Malley se respira de principio a fin del largometraje.

Llegados a este momento toca hablar del tercer pilar de la película, el reparto del film:

– En primer lugar tenemos a Michael Cera como el protagonista de la historia. Era la opción más obvia, pero no la mejor. A título personal, me pegaría mejor un joven James Franco (de la época en la que salía en “Freaks and geeks”) o el también comiquero Andrew Garfield.

– También tenemos a Jason Schwartzman como Gideon, la némesis de Scott. El miembro más joven del clan Coppola está simplemente genial.

– Mary Elizabeth Winstead no es que fuera la mejor opción para Ramona, si no que es la copia perfecta de Ramona en carne y hueso. Los encargados del casting estuvieron muy finos al seleccionarla para el papel femenino protagonista.

– Por último, resaltar tres secundarios muy bien escogidos. En primer lugar, Brandon Routh (segundo personaje comiquero que interpreta) haciendo del equivalente vegano de Son Goku. Chris Evans, en su ya tercer personaje adaptado desde un comic haciendo de estrella de Hollywood con pasado en común con Ramona. Y en tercer lugar, Kieran Culkin, también conocido como el Culkin que sabe actuar, haciendo del compañero de piso de Scott.

Dejemos ya de lado las presentaciones, y pongámonos cómodos en el sofá y dale al play en el DVD:

Comienza la película, aparece el logo de Universal, pero… ¿qué ocurre?. Este no es el logo típico. El logo aparece con aspecto de logo de juego de 16 bits con su sonido MIDI y todo. El director nos da una pista sobre de que va a ir la cosa: Metalenguaje. En la peli vamos a encontrar referencias al comic (cómo no), videojuegos, música, cine… incluso una escena de “Seinfeld” (con su entradilla musical y todo). La película es plenamente consciente de que es una adaptación y juega con ello, apareciendo por ejemplo los dibujos del comic original como fondo de una de las habitaciones en la cual aparecen Scott y los suyos.

Siguiendo con el metalenguaje anteriormente citado y las referencias; también tenemos referencias a cinematografías de Oriente. Esta película nos recuerda títulos de cine de Hong Kong con un grupo de malvados que quieren cargarse al héroe. Todos tienen poderes (increíble la explicación vegana) y saben luchar. También tiene referencias al cine hindú con la escena de presentación del primer ex novio malvado.

En cuanto a videojuegos, además de la entradilla citada hace un par de párrafos, resaltar esos delirantes momentos en los que al vencer a un ex novio malvado este se transforma en monedas o el gran momento en que Scott parece que esté perdido pero, literalmente, coge una vida como si de juego plataformero de los 90 se tratase. O la interpretación mediante bajo del tema central de “Final fantasy II”. O los combos que puede realizar Scott como si estuviéramos dentro del “Street fighter”. Porque, admitámoslo, si Scott fuera una persona real jugaría al “Street fighter” y no al “Tekken”.

Espero que estos párrafos te hayan animado al menos a darle una oportunidad a esta película (o el comic) ya que en su estreno no tuvo mucho eco, no llegando siquiera a recuperar lo invertido. Ahora que estamos terminando un verano plagado de adaptaciones, con el estreno de “The amazing Spider-Man”, la última de Batman y los anuncios de las nuevas secuelas de “Thor” o “Capitan America”, es bueno también recordar una adaptación que entró sin hacer ruido, pero que se quedó en el recuerdo de los aficionados a este mundillo.

Isaac Arenas

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Sergio mengual - 17.09.2012 a las 13:54

Isaac, eres mi mejor fan. Te sigo desde que te salió barba. No puedo sino seguir tus consejos. En que autocine puedo ver esta película? La verdad es que promete un buen rato de risas.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario