Conexión Oscar 2014: Actor de reparto

Conexión Oscar 2014: Actor de reparto

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Jared Leto tiene el Oscar en el bolsillo desde que la película asomó el hocico por los primeros festivales. Frente a su teórico rival en la categoría (Barkhad Abadi incluso arrebató a Michael Fassbender el Bafta la pasada semana), Jared Leto ofrece una interpretación que termina siendo el alma y corazón de “Dallas Buyers Club”. Frente a un personaje tan emocional como su Rayon, es lógico que la maldad personificada que representa Fassbender se haya quedado rezagada en la carrera al ser su interpretación una de esas que golpean al estómago más que al corazón. Barkhad Abdi ha terminado siendo la baza interpretativa de “Capitán Phillips” por delante de Tom Hanks, mientras que Bradley Cooper y Jonah Hill certifican su buen momento en Hollywood con las segundas nominaciones de sus respectivas carreras. Al contrario que el año pasado, ninguno de los actores nominados ha ganado anteriormente el Oscar.

Los candidatos

Barkhad Abdi (Capitán Phillips)

Tiene 28 años y es su primera nominación al Oscar. Este conductor de limusinas procedente de Somalia ha cumplido el sueño americano con la oportunidad que le ha brindado Paul Greengrass encarnando a Muse, el líder de la banda pirata que atraca la embarcación comandada por Tom Hanks. A pesar de que hasta éste se ha quedado sin nominación, Barkhad ha debutado manteniendo el tipo (y de qué manera) al oscarizado actor y, por ello, su “I´m the captain now” es ya una de las frases icónicas de la temporada. El director cuidó mucho el contacto entre Hanks y los aspectos somalíes, favoreciendo la espontaneidad de las reacciones al rodar primero la escena del asalto y evitar que se conocieran anteriormente, para así acrecentar la sensación de pánico e incredulidad. Barkhad ha llevado a cabo una campaña impecable, no se ha perdido una fiesta, y ha intentado meter ficha a todo lo que se moviera. Parece que ese es el mayor premio que puede echarse a la boca, además del Bafta que hace acrecentar la sensación de que, si no existiera Jared Leto, podría tener serias opciones de alzarse con él Oscar como símbolo de esa historia de superación que tanto gusta a los premios para confirmar su bondad natural. El problema de Barkhad es ver que hace con su vida más allá del 3 de Marzo ya que su peculiar físico, sin duda, le condiciona sobremanera para poder intentar hacer algo en Hollywood.

Bradley Cooper (La gran estafa americana)

Tiene 39 años y es su segunda nominación al Oscar. Fue candidato el año pasado en la categoría protagonista por “El lado bueno de las cosas”. Conocido por la serie “Alias”, su salto al cine ha sido bastante meteórico encabezando listas del hombre más sexy del momento, pero hasta el año pasado no había conseguido cierto respeto ya que parecía que seguiría siempre encasillado en comedias tipo “Resacón en Las Vegas”. Cooper (que sustituyó al inicialmente previsto Mark Wahlberg al salir mucho más económico que el actor en “El lado bueno de las cosas”) logró un necesario punto de inflexión en su carrera que puede abrirle puertas para otros papeles después de que cintas como “Sin límites” o “El ladrón de palabras” no hicieran tener muy buenas sensaciones sobre su capacidad como actor dramático. De momento, ha repetido con David O. Russell en “La gran estafa americana” y, por segundo año consecutivo, logra nominación al Oscar. El problema para él es que, si el año pasado sorprendía con su interpretación, ahora se repite con un personaje extremo y cargante que vuelve a rozar lo bipolar y que luce unos rizos imposibles. Una nominación que sólo se explica por el efecto inercia del año pasado y por el arrastre que tienen los actores de O. Russell actualmente en el seno de la Academia.

Michael Fassbender (12 años de esclavitud)

Tiene 36 años y es su primera nominación al Oscar. Algunos todavía lloran por el hecho de que Michael Fassbender perdiera la nominación por “Shame” hace dos años pero, por muy favorito que se le diera, “Shame” era una película difícil, oscura y muy minoritaria que en realidad muy pocos en Hollywood llegaron a ver y que, en cambio, sí que fue aupada por la crítica europea. En esta ocasión no ha tenido dificultades para que, uno de los actores del momento, consiguiera su primera candidatura al Oscar interpretando al mal en forma de esclavista llamado Edwin Epps. Fassbender rezuma obsesión y vicio en un personaje que, a pesar de todo, también inunda de una humanidad propia de una inmadurez y un complejo de inferioridad evidente. El personaje de Fassbender es una mezcla entre el de Ralph Fiennes en “La lista de Schindler” y el de Leonardo DiCaprio en “Django desencadenado”. Fassbender ofrece presencia y oficio para un personaje que atrapa y golpea y que, evidentemente, es uno de los grandes alicientes de la película en ese cuarteto que forma son su esclavo (Chiwetel Ejiofor), su sparring físico, emocional y sexual (Lupita Nyong´o) y su retorcida esposa (Sarah Paulson). Sólo por escenas como la persecución a Northup, los latigazos a Patsey, o el momento final en el que se abren las puertas de la liberación para el protagonista, harían que Fassbender ganara con justicia este Oscar. Pero otro actor ha resurgido este año y le ha quitado todo protagonismo algo que, junto a la nula campaña que ha querido Fassbender, ante sus compromisos laborales y la mala experiencia sin resultado de “Shame” hace dos años, ha ayudado a colocarlo como alternativa pero no como favorito al premio a pesar de ser una de las interpretaciones que se recordarán de su carrera cuando haya que hacer retrospectiva sobre él.

Jonah Hill (El lobo de Wall Street)

Tiene 30 años y es su segunda nominación al Oscar. Fue candidato en esta misma categoría por “Moneyball” en 2012. Quién hubiera dicho hace un par de años que con esta edad atesoraría 2 nominaciones al Oscar, teniendo en cuenta que parecía que iba a quedar encasillado como el gordito simpático para comedias de la factoría de Judd Apatow como “Supersalidos”. Hay que reconocer que Hill ha demostrado que puede ser un buen actor, como demostró en “Cyrus” como el cargante y enmadrado hijo de Marisa Tomei, pero su interpretación en “Moneyball” no pasaba de correcta como joven economista que proponía un sistema revolucionario para valorar a los jugadores de béisbol a través de las estadísticas, pero si algo ha demostrado Hill es que sabe a la sombra que se cobija. Si en “Moneyball” sería como contrapunto a Brad Pitt, en “El lobo de Wall Street” lleva a cabo un trabajo mucho más destacado, en un papel más excéntrico al que él puede dotar de matices más profundos. Hill sólo cobró el salario mínimo establecido en Hollywood (60.000 dólares) ante la gran oportunidad que suponía para él trabajar con Scorsese y DiCaprio. Hill es aquí para Scorsese el Joe Pesci del siglo XXI y, por muchos recelos que despierte el actor, hay que reconocer que lleva a cabo un trabajo muy destacado y meritorio que convierte a esta segunda nominación en más que justa, teniendo en cuenta que la película de Scorsese ha conseguido nominación en las principales categorías.

Jared Leto (Dallas Buyers Club)

Tiene 42 años y es su primera nominación al Oscar. Jared Leto ha emergido del olvido tras cuatro años sin asomar por el cine y centrado en su faceta musical y publicitaria con el papel de Rayon en “Dallas Buyers Club”, todo un reto físico y psicológico para un papel que tiene en la frente la etiqueta de premio. Un travestido enfermo de sida que acaba siendo el alma y el motor emocional de la cinta. Y es que Leto (evitemos esas rimas, por favor) nunca se ha caracterizado por ser un mal actor. Sí una rara avis de irregular carrera y ambigua presencia, al que hemos podido ver en “El club de la lucha”, “American psycho”, “Réquiem por un sueño”, “La habitación del pánico”, “Alejandro Magno”, “Corazones solitarios”, “Chapter 27” o “Las vidas posibles de Mr. Nobody”, pero no se puede negar que ha seguido la senda de un compañero de generación como Christian Bale que es otra cosa que el darlo todo por un papel. Mucho se ha hablado de la transformación física y madurez actoral que consigue Matthew McConaughey en la película (ya se habló de su pérdida de peso desde antes de que comenzara el rodaje), pero desde que la película asomó por Toronto la crítica fue unánime. Jared Leto era la auténtica joya y valor añadido de la película. Su vuelta al cine tras cuatro años no ha podido ser más exitosa. Perdió unos 15 kilos (teniendo incluso unas taquicardias que le impedían conciliar el sueño) y convivió durante un mes con un enfermo de sida con el fin de alejarse del cliché y ver la evolución de la enfermedad a través de los ojos de alguien que lo vivía día a día. Eso le ha servido para llenar de gran humanidad su personaje de Rayon en “Dallas Buyers Club”, un travestido enfermo de sida que termina siendo el auténtico motor emocional de la cinta protagonizada por Matthew McConaughey. Un papel muy agradecido para cualquier premio, teniendo en cuenta que todos están pasando de su etiqueta de “bicho raro” y están valorando el esfuerzo y la capacidad de conmover del personaje. El Oscar tiene dueño y posiblemente sirva para refrendar la carrera cinematográfica de Leto ya que no parece muy interesado en encadenar proyectos cinematográficos de una manera regular.

El dictamen

Ganará: Jared Leto (Dallas Buyers Club)
Alternativa: Michael Fassbender (12 años de esclavitud)
Quiero que gane: Jared Leto (Dallas Buyers Club)
Echo de menos: Jake Gyllenhaal (Prisioneros)

Vota y comenta en el foro quién quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Isra - 27.02.2014 a las 19:35

He visto las dos actuaciones más importantes en esta categoría y si bien, Jared Leto tiene todas las opciones de ganar yo lo pensaría mas y voltearía a ver el trabajo impresionante de Michael Fassbender que a mi parecer si llega a eclipsar en varias ocasiones al protagonista.

Mi favorito es Fassbender sin duda.

Lalo - 28.02.2014 a las 22:06

A falta de ver a Abdi, yo estaría dividido entre Leto y Fassbender… aunque seguramente me declinaría por Leto, que está realmente natural y expresivo como Rayon, y tiene una química genial con el texano de apellido inescribible jajaja

En cuanto a Cooper a mí me gustó mucho su actuación y precisamente que resulte extremo y cargante habla de lo buena que es su interpretación, ya que no concibo al personaje de otra manera.

Saludos!

Pepe - 01.03.2014 a las 22:18

Pero el personaje de Jared Leto no es un transexual, es un travesti, ya que no se ha hecho ninguna operación de cambio de sexo.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario