Conexión Oscar 2015: Ocho motivos para considerar a “The imitation game” la auténtica favorita de la carrera

Conexión Oscar 2015: Ocho motivos para considerar a “The imitation game” la auténtica favorita de la carrera

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (8 votos, media: 4,50 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Días de repaso con infinitos tops del año y también de calma chicha antes de que en poco más de dos semanas se den a conocer los nominados a los Oscar de este año. Ese será el momento de la verdad para comprobar cuáles son las películas que llegan con fuerza (y posibilidades) y las que están de mero relleno (o desinfle). “Selma” sigue siendo una incógnita y la única que a priori podría romper la baraja del duopolio entre “Boyhood” y “Birdman”. Eso sí, al no ser que en realidad “The imitation game” sea la auténtica favorita y permanezca agazapada a la espera de dar el dentellazo final en la carrera en el momento definitivo, el de la verdad. ¿Es “The imitation game” la auténtica favorita aunque apenas se le vislumbre en un bosque dominado por la evolución vital de un “emo” a lo largo de 12 años o la virguería técnica de la comedia amarga de González Iñarritu sobre las entretelas del mundo del espectáculo?

1º “The imitation game” no ha ganado ningún premio pero sigue viva

Hay sólo dos o tres películas que hayan rascado algo en un recorrido por las asociaciones de críticos bastante monotemático (“Boyhood”, “Birdman”, “El Gran Hotel Budapest”) pero “The imitation game” es una de las pocas que, sin haber ganado nada, sigue estando en la pomada de las favoritas. Ha estado presente en el listado del AFI y la NBR (sólo seis películas este año pueden decirlo) y, aunque no es la más nominada, ha conseguido un buen puñado de candidaturas en Globos de Oro (5), SAG (3) y Critics´Choice (6). Eso demuestra que puede erigirse como opción que más está gustando por el momento a partes iguales público, crítica e industria.

Oscar2015Theimitationgame02

2º Sello de origen Toronto con denominación Weinstein

Toronto ha sido el escenario del que han salido relanzados destacados títulos para la campaña de los Oscar y también el perfecto campo de pruebas para los Weinstein. Allí fue capaz de imponerse una producción británica a la que nadie hacía caso en los albores de la carrera de 2011, “El discurso del rey”, y también fue el lugar donde “El lado bueno de las cosas” y “Philomena” quedaron finalistas antes de explotar definitivamente (al menos a nivel de nominaciones en los Oscar). Que una película, en principio tan fría y poco emocional como “The imitation game”, logre llevarse el premio del público se antoja una empresa mucho más compleja que convencer a unos académicos más afines a este tipo de historias. Ya lo vimos el año pasado cuando “12 años de esclavitud”, una película rocosa y demasiado enciclopédica, ganaba a golpe de denuncia histórica más que de apasionamiento frente a otras apuestas más amables, tiernas y directas al lagrimal.

3º El factor Benedict Cumberbatch

Es el actor de moda (con permiso de Michael Fassbender, Channing Tatum y Bradley Cooper) y Hollywood está deseoso de adoptarlo mientras él se deja querer haciendo el ganso en platós, prestándose a photobombs y derritiendo al personal con su penetrante voz. Ha ganado el Emmy por “Sherlock”, encadenó cinco películas en 2013 (“Star Trek: En la oscuridad”, “El quinto poder”, “12 años de esclavitud”, “Agosto” y “El hobbit: La desolación de Smaug”), será Hamlet en las tablas londinenses en 2015, Ricardo III en la producción televisiva shakesperiana “The hollow crown” y, para colmo, se ha hecho con el ansiado papel de Doctor Extraño del universo Marvel. Todo lo que toca Benedict lo toca en oro mientras los/las cumberbitches le jalean. En la cresta de la ola de la popularidad, y presente en todos lados, esto quizás ayude más a la propia película que a sus posibilidades como actor ante lo apretado de la categoría.

Oscar2015Theimitationgame03

4º Un biopic fácil de clasificar

Guste más o menos uno sabe lo que se encuentra cuando va a ver “The imitation game”. Un biopic académico, pulcro, cuidado estéticamente, en el que todos los elementos están bien conjuntados y con un reparto solvente y de altura en el que lo técnico y artístico cumple a un nivel más que notable. Además, un biopic que se centra en una figura clave del siglo XX que además tiene hechuras de mártir al sufrir la incomprensión de la sociedad que le tocó vivir a pesar de haber contribuido tanto a ella desde su posición. Los Oscar pueden haber ofrecido películas ganadoras bastante atípicas en los últimos tiempos (“No es país para viejos”, “En tierra hostil”) pero suelen pecar más de convencionales que de arriesgados, no cortándose incluso a premiar a “Una mente maravillosa” frente al rompedor musical “Moulin Rouge”, la más obvia y menos polémica “Crash” frente a “Brokeback Mountain” (donde la homosexualidad estaba mucho más presente que en una cinta como la que nos ocupa en la que se presenta como algo que martiriza al protagonista pero secundario), o la amable y efectiva “El discurso del rey” con el poder de superación de un apocado monarca que se convierte en el líder de su país frente a la certera, fría y reflexiva radiografía de nuestro tiempo representada en “La red social”. “The imitation game” se presenta como algo mejor definido en su nicho, con un protagonista con traumas personales pero con una gran importancia histórica al presentarse como clave para frenar la amenaza nazi, frente a la historia mínima y orgánica bañada de un paciente proceso ambicioso a cargo de Richard Linklater o la historia de un perdedor poco empático que intenta reconstruir su vida profesional y personal a través de un permanente plano secuencia.

5º Un director desconocido pero solvente

Morten Tyldum es uno de los directores más desconocido de los presentes en la carrera de este año pero con “Headhunters” demostró su enorme solvencia. En una categoría de mejor director en la que no se ha dudado en premiar a un mexicano, un taiwanés, un francés o un británico en los últimos tiempos, estos dos últimos prácticamente en el inicio de sus carreras y principiantes en Hollywood, ahora un sueco podría ser el siguiente paso. Evidentemente las opciones de Tyldum para conseguir la estatuilla son mínimas, pero su candidatura en el apartado de director demostraría lo fuerte que llega la película. Y es que, a pesar de no estar nominado al Globo de Oro ni al Critics´Choice, cuesta creer que no se acabe colando. Ya se encargará Harvey de ello y el primer indicador será ver si Tyldum entra entre los nominados al Gremio de Directores.

Oscar2015Theimitationgame04

6º Una ganadora poco arriesgada pero que tampoco generará grandes odios

No es que “The imitation game” sería una ganadora especialmente llamativa pero tampoco molestaría frente al académico medio. Convencionalismo pero marcando pauta propia no dejándose cegar por los designios de una crítica maravillada con “Boyhood” y “Birdman”. Una ganadora con las taras de “Una mente maravillosa”, la efectividad de “El discurso del rey” y el tono sobrio y reflexivo de tamiz europeo de “El topo”. Un regalo bien envuelto que pide el voto con mucha más discreción, pero mismas ganas, que Angelina Jolie y que teniendo en cuenta algunas de las ganadoras de este premio tampoco desentonaría dentro del listado, apostando más por el clasicismo que por la innovación narrativa y técnica que plantean sus otras dos rivales.

7º Será una de las más nominadas

Posiblemente “The imitation game” esté entre las tres películas con mayor número de nominaciones. La cinta podría perfectamente ser considerada en las categorías de película, director, actor, actriz de reparto, guión adaptado, música, montaje y diseño de producción. Unas 8 candidaturas que serían un buen bagaje para llegar con estimables opciones de cara a la gran noche del cine aunque, como es habitual en las últimas ediciones, tendría difícil conseguir más de 3 Oscar contando con el de mejor película, algo que prácticamente le ocurre al resto de candidatas en un año presumiblemente más repartido que nunca.

Oscar2015Theimitationgame06

8º El biopic británico de la temporada

Es un año marcado por los actores británicos haciendo biopics de presidentes USA, científicos, inventores o pintores preimpresionistas. “The imitation game” conseguirá presumiblemente más candidaturas que “Selma”, “Mr. Turner” y “La teoría del todo”, películas presentes en la carrera de este año. Menos emocional que la película protagonizada por Eddie Redmayne y menos preciosista que la de Mike Leigh, “The imitation game” ha cubierto el niño de película británica de la temporada cumpliendo en cambio de una manera más completa en lo técnico y artístico con un reparto no de estrellas pero sí de nombres eficaces y algo conocidos como los de Allen Leech (“Downton Abbey”), Charles Dance (“Juego de tronos”), Matthew Goode (“Match Point”, “Un hombre soltero”, “The good wife” o Rory Kinnear (“Penny Dreadful”) acompañando a la pareja protagonista, así como Alexandre Desplat en la música, Óscar Faura en la fotografía, Graham Moore en el guión, William Goldenberg en el montaje y Maria Djurkovic en el diseño de producción. Intentando convertirla en la apuesta crowd pleaser del año por su tono digerible y accesible para un público más amplio frente a las propuestas más de autor de Linklater e Iñarritu, a pesar de su sobriedad formal, gana como película por su empaque y, por tanto, presenta perfil de ganadora siendo la única de las mencionadas anteriormente con sello british que ha podido colarse (seguro que Weinstein es muy responsable de ello) en el grupo de cabeza.

Oscar2015Theimitationgame05

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario