La cazatalentos: Benedict Cumberbatch

La cazatalentos: Benedict Cumberbatch

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (11 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Investigador, locuaz, egocéntrico, observador, sociópata, engreído, desordenado, presuntuoso, enigmático, bocazas, inteligente, brillante, y sobre todo carente de cualquier habilidad social… Así es Sherlock Holmes, el famoso detective que ha viajado desde las novelas de Conan Doyle hasta el Londres de nuestros días. Benedict Cumberbatch dota al personaje de la exitosa serie británica de una hiperactividad y verborrea aplastante, y tiene en su inseparable fiel escudero, Martin Freeman, el ancla con la realidad, su pilar moral y el contrapunto perfecto. Este papel le ha otorgado importantes galardones (incluyendo nominaciones a los Bafta, los Emmy y los Globos de Oro), elogios, y una legión de incondicionales seguidores, que no pueden estar equivocados.

Este caballero inglés, que en breve cumplirá los 37, reconoce con humildad que no tiene ni la memoria, ni la inteligencia del personaje que le ha dado fama, y le ha servido de catapulta internacional. Si no fuera por uno de sus agentes hoy estaríamos hablando de Ben Carlton. Hijo de los actores Tim Carlton y Wanda Ventham, se formó en Harrow, uno de los internados más prestigiosos del Reino Unido, junto a los hijos de príncipes, mandatarios, y lores, aunque su familia no disfrutase de su mismo status económico. Aventurero, antes de ir a la Universidad de Manchester a estudiar Arte Dramático, se tomó un año sabático enseñando ingles en un monasterio tibetano a cambio de alojamiento y manutención. Sus padres no escatimaron esfuerzos para que su hijo no siguiera sus pasos, y se decantase por una profesión menos volátil e insegura, fue inútil. Cuando su padre le vio sobre los escenarios durante su época universitaria, abrió los ojos y le aseguro emocionado que llegaría más lejos de lo que él lo había hecho nunca. Muy concienciado con los problemas sociales, es embajador de la Fundación del Príncipe, una organización benéfica fundada por el Príncipe de Gales, que tiene como objetivo ayudar a los jóvenes desfavorecidos del Reino Unido.

Sus primeras incursiones en la televisión se limitaron a apariciones muy secundarias, incluyendo títulos como “Tipping the velvet”, “Silent witness”, “Spooks”, antes de conseguir su primer papel principal en “Fortysomething” donde era el hijo mayor de un médico en crisis al que daba vida Hugh Laurie. Pero su primer trabajo relevante llego en 2004 como el científico Stephen Hawking en “Hawking” (2004), drama de la BBC centrado en la vida del físico, desde que le diagnosticaron la enfermedad neurodegenerativa con solo 21 años y como continúo con su formación y su carrera hasta alcanzar el reconocimiento mundial. Historia de superación que muestra tanto al hombre como al genio. Esta interpretación le supuso un gran reto a nivel físico y le valió su primera nominación al Bafta. De nuevo obtuvo críticas muy favorables por su actuación en la miniserie de BBC “To the ends of the earth”, basada en una trilogía de novelas de William Golding que relata el viaje iniciático de un joven aristócrata británico, Edmund Talbot, arrogante y vulnerable, desde Londres a Australia en barco en 1812. La miniserie se rodó durante más de cuatro meses en Sudáfrica. En ese tiempo, Benedict deportista y valiente, no desaprovecho la ocasión de nadar entre ballenas y tiburones. En 2008 protagoniza la miniserie de la BBC “The last enemy”, thriller político que muestra una sociedad amenazada por el terrorismo e inspirada en la recogida por Orwell en “1984”, muy próxima a un auténtico estado de sitio. En ella da vida a un científico afable y excéntrico pieza clave, a su pesar, en una conspiración. Otros trabajos para la televisión destacables fueron “Stuart: Una vida al revés”, “Small island” (2009) y “Van Gogh: Painted with words” (2010).

Su primer trabajo para la gran pantalla fue como el pedante empollón capitán del equipo de desafíos, en la comedia universitaria “Un chico listo” (“Started for 10”), compartiendo cartel con su amigo James McAvoy, Alice Eve, Rebecca Hall y Dominic Cooper. Mientras esperaba pacientemente el trabajo que le permitiera dar el salto a las grandes ligas, con paso lento pero seguro, ha encadenado una serie de secundarios en proyectos destacados como en el drama romántico “Expiación” (2007), como el siniestro Paul Marshall. Dirigida por Joe Wright (“Anna Karenina”), es una adaptación cinematográfica de la novela de Ian McEwan que tiene como trio protagonista a James McAvoy, Keira Knightley y Saoirse Ronan. Todos debemos mucho a esta película, incluyendo el propio Benedict, el famoso guionista y productor británico Steven Moffat ha declarado que pensó en Cumberbatch para el papel de Sherlock despues de ver su escalofriante actuación. En “Las hermanas Bolena” como William Carey, el esposo condescendiente y breve de María Bolena, interpretada por Scarlett Johnansson.

En 2011 tiene la oportunidad de trabajar con un artesano como Steven Spielberg, en “Caballo de batalla”, protagonizando junto a otro actor con talento Tom Hiddleston, las espectaculares batallas, en las que el oscarizado director vuelve a demostrar que es un experto. Ese mismo año cumple dos sueños: trabajar con Gary Oldman, e interpretar a un espía. Smiley (Oldman) el experto en inteligencia, cansado y silencioso, y el joven entusiasta Peter Guillam (Cumberbatch) mantienen una especial relación paterno filial, cuyo tándem será crucial en “El topo”, para descubrir quién es el traidor en la cúpula del MI6. A lo largo de la investigación pausada de las distintas piezas de ajedrez sobre el tablero, temerosos por su integridad, asistimos prácticamente sin respirar, a la incursión irregular de Peter dentro del archivo del Circus.

Cada vez le resulta más complicado cuadrar sus obligaciones en cine, televisión, radio y teatro por el que siente una gran pasión. Sobre las tablas ha representado con gran éxito “Frankenstein” producción de Danny Boyle (“Trance”), en la que interpretaba al doctor Frankenstein y a su criatura en noches alternas, intercambiado los roles con Jonny Lee Miller (también Sherlock en “Elementary”). Ambos recibieron en 2012 el prestigioso premio Olivier por este trabajo. La crítica destacaba su poderosa actuación y los sorprendentes efectos visuales. El otoño pasado volvió a protagonizar un drama de época con el sello de la BBC en “Parade’s End”, junto a Rebecca Hall. Retrato de la sociedad inglesa en los momentos previos y coetáneos a la Primera Guerra Mundial, desde el punto de vista de un matrimonio condenado al fracaso. Benedict es un aristócrata, encorsetado, reservado, brillante e infeliz que antepone sus deseos a un ancestral código de honor. Producto que nace siguiendo la estela de “Downton Abbey” aunque no ha conseguido hacerle sombra.

Estas últimas semanas su cara decora las marquesinas de nuestras ciudades, e incluso las cabinas de Nueva York, algo que seguro no olvidara fácilmente. Con una figura poderosa y una actitud amenazante pisa firme los escombros de una ciudad en llamas. En esta ocasión es John Harrison, la carta de presentación de “Star Trek: En la oscuridad”, un terrorista intergaláctico, un digno rival al que el intrépido y a veces inconsciente Capitán Kirk y su comandante vulcaniano Spock deberán hacer frente en la continuación del reinicio de la saga. Y las primeras críticas son bastante halagüeñas “aunque sin dejar de ser un producto eminentemente palomitero, es elegante, épica, emocionante e ingeniosa”, y Cumberbatch nos regala uno de los villanos más memorables a los que la tripulación del USS Enterprise haya tenido que enfrentarse jamas, “lo interpreta con una brillantez, fuerza y proeza a tener en cuenta, exuda la impunidad y el salvajismo de un villano en la cúspide, a punto de convertirse en un enemigo legendario”.

Próximamente le veremos cómo Julian Assange, el creador de WikiLeaks, el hombre que revoluciono los medios de comunicación y puso en jaque a las instituciones y estamentos estatales con la publicación de información clasificada en “The fifth estate”. El propio Assange se negó a entrevistarse con Benedict antes del inicio del rodaje, por no estar de acuerdo con el material en que se han basado para su desarrollo. Y como acompañante nada menos que de Meryl Streep y Julia Roberts en “August: Osage County”, una adaptación cinematográfica de la obra homónima ganadora del premio Pulitzer. También participa en uno de los proyectos más esperados y prometedores de la próxima temporada: “12 years a slave”, con el tema de la esclavitud como telón de fondo, y la particular mirada y sensibilidad de Steve McQueen (“Shame”). Completan el reparto Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Brad Pitt, Paul Giamatti y Sarah Paulson entre otros. Su excelente dicción, han sido suficiente reclamo para ganarse el honor de poner voz a dos personajes centrales en “El hobbit”, el dragón Smaug y el Nigromante, razón de más para verla en versión original.

Uno de los indicativos más evidentes de su ascenso es la cantidad de proyectos que tiene en cartera, aún en preproducción se encuentran “The imitation game”, donde será Alan Turing, uno de los más grandes héroes de nuestro tiempo, básicamente desarrollo los orígenes de la computadora, y descifro el código Enigma, lo que supuso la victoria de la II Guerra Mundial por parte de los Aliados. Además se ha confirmado su participación en “Magik” y en “Crimson peak”. En la primera, cinta de animación, prestara su voz a su personaje principal, un doctor que descubrirá el mundo de la magia, hasta entonces desconocido, cuando sus dos hijos desaparezcan. Y en la segunda, bajo la batuta de Guillermo del Toro, contará un romance gótico en el marco de una casa encantada, acompañara en la ficción a otros jóvenes talentosos como Jessica Chastain y Charlie Hunnam. El director de “El laberinto del fauno” ha asegurado que jugara con las convenciones del género que conoce y quiere, y al mismo tiempo derribara las viejas reglas.

Benedict Cumberbatch se ha graduado en personajes de gran presencia ya sean históricos o de época, así como hombres inteligentes. Su educación y su porte le convierten en el candidato justo para representar a caballeros aristocráticos. Pero desde hoy podemos incluirle en una nueva categoría, la de villanos carismáticos. Y aunque esperemos impacientemente las nuevas aventuras de los inquilinos del número 221B de Baker Street, nos alegra augurarle una prometedora carrera más allá de Sherlock Holmes.

Tu prima.
Terry McKay

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Ines del Busto - 08.07.2013 a las 23:04

Yo también recomendaría sus trabajos radiofónicos para la BBC y los audiolibros. Parece mentira pero con la voz tan profunda que tiene, puede hacer montones de personajes distintos.

GeryKills - 21.09.2013 a las 09:39

Me encanta este actor, debo reconocer que recién me vengo incorporando a su lista de fans y enserio es un deleite ver su participación en tantas películas y de tan distinta índole. Ver y escuchar hablar a este hombre es sublime. Espero no te moleste que deje el link de tu Blog en el mio, cuando haga mi entrada sobre Benedic.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario