Conexión Oscar 2017: Los descalabros de la temporada

Conexión Oscar 2017: Los descalabros de la temporada

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Ya estamos a pocas semanas para que se den a conocer las candidaturas a los Oscar. Debo admitir que odio esta temporada, se me está haciendo eterna y estoy deseando que llegue el 26 de Febrero para que acabe de una vez, es lo que sucede cuando surge una rival a batir tan definida como “La la land” de Damien Chazelle, que es un fenómeno que no ha parado de crecer desde su triunfal presentación en el Festival de Venecia. Y aunque los premios de la crítica estén impulsando las opciones de “Moonlight” de Barry Jenkins y “Manchester by the sea” de Kenneth Lonergan, a lo mucho que pueden aspirar ambas producciones es a convertirse en una alternativa, no en serias amenazas a dejar el musical en la cuneta. En comparación con la de este año, la pasada me resultó tan divertida como “La vida de Brian” al ver presente a una película tan ajena a los premios como “Mad Max: Furia en la carretera” de George Miller y, por supuesto, el tortazo que se llevó una cinta tan confeccionada para arrasar como “Joy” de David O. Russell.

No soy oscaróloga, de hecho no me veo perteneciendo a este mundo. Detesto hacer cábalas porque me aburren aunque respeto a quienes se autodenominan “gurús de los Oscars” que solamente se basan en la especulación y que se empeñan en aplicar las matemáticas a los premios. No hay fórmulas que garanticen el éxito. Nadie es infalible, por ejemplo un reputado pastelero con varias décadas de experiencia puede hacer un bizcocho que sea un absoluto desastre porque ese día se le ha ido la mano con la harina, y en todas las áreas sucede exactamente lo mismo y el cine jamás va a ser una excepción. Mi incapacidad para comportarme como una oscaróloga, es decir para pronosticar un resultado, ha llegado a acomplejarme y a plantearme mi validez para escribir semanalmente en esta sección y, por supuesto, para participar en el podcast de esta web y de otras. Para huir de esa terrible sensación prefiero definirme como una oscarnallóloga, es decir, como alguien que aplica la canallología a los Oscars y que no deja de ver todo lo que rodea a la carrera al Oscar de esta manera. Disfruto más escribiendo y hablando sobre las andanzas de Harvey Weinstein, el trabajo de los consultores y lo que se puede gastar diariamente Lionsgate en su campaña para “La la land” que ponerme a valorar las opciones que tiene “Jackie” de ir más allá de la categoría de mejor actriz.

Tras esta confesión creo que es procedente hablar de los descalabros que ha tenido esta temporada y algunos han sido bastante notorios.

El nacimiento de una nación (Nate Parker)

elnacimientodeunanacion

A finales del mes de Enero ya dábamos por sentenciada la carrera al Oscar tras el descomunal éxito cosechado por “El nacimiento de una nación”, el debut en la dirección del actor Nate Parker, en el Festival de Sundance, se hizo con los dos galardones principales del certamen (los concedidos por el Jurado y el Público) y además con un importante acuerdo de distribución con Fox Searchlight, valorado en 17´5 millones de dólares, el más importante cosechado a lo largo de la Historia de la muestra creada por Robert Redford. Jamás había surgido una aspirante tan oportuna al Oscar a la mejor película, era la respuesta perfecta al #OscarSoWhite y venía dispuesta a plantear un debate sobre el conflicto racial que aún hace sangrar a los Estados Unidos. Pero la cinta murió antes de que llegase a las salas en Octubre por culpa del escándalo. El pasado de Nate Parker y su coargumentista Jean McGianni Celestin, acusados en 1999 de haber violado a una compañera de clase, ya se conocía de hecho Parker no tuvo reparos en hablar de esta historia con la prensa aunque nunca llegó a disculparse ya que él no fue declarado culpable, pero cuando salió a la luz que la víctima se suicidó en el año 2012 la situación empeoró. Fox Searchlight, al ver que peligraba su importante inversión, no solo en su distribución sino también en su campaña de marketing, encargó un artículo en The Hollywood Reporter en donde quedaba evidente el mensaje de que iban a ir a por todas para el que film de Nate Parker se alzase con el Oscar a la mejor película, y la compañía tampoco fue hábil en su presentación en el Festival de Toronto ya que se supo que en el pase había un grupo bastante nutrido de trabajadores de los financiadores del largometraje que fueron quienes brindaron una ovación al director. Cuando la película se estrenó en Octubre la respuesta de la crítica fue algo más fría y el film tan solo recaudó en los Estados Unidos 16 millones de dólares.

Fox Searchlight, que invirtió 17´5 millones en su compra (esperaba superar los 50 millones en los Estados Unidos antes de que estallase el escándalo) decidió quitársela de encima y ha centrado toda su energía en promover a “Jackie” de Pablo Larraín. Pocas semanas después del estreno de “El nacimiento de una nación” salieron a la luz unos informes de la Universidad Estatal de Pensilvania que revelaban que Parker también fue acusado en el año 2000 por una entrenadora de molestarla al exhibirse desnudo ante ella. Paradójicamente Casey Affleck disfruta de su posición de ser una de las estrellas de esta temporada de premios (él que no quiere ser famoso está haciendo más campaña que Emma Stone y ya es decir) a pesar de que su expediente no esté limpio. En el 2010 fue demandado por acoso sexual por dos mujeres, Amanda White y Magdalena Gorka, productora y directora de fotografía respectivamente del falso documental “I’m still here” llevado a cabo por el actor en donde recogía las andanzas en el mundo de la música de un desquiciado Joaquin Phoenix (que hasta hace unos meses era su cuñado) y se evitó la llegada a los tribunales tras alcanzar un sustancioso acuerdo económico con ambas que además lograron ser acreditadas en el film después de que el director amenazase con no hacerlo. Las dos historias son repugnantes pero la de Parker tuvo un desenlace trágico. Y viendo el comportamiento de los medios y de la propia industria (en comparación del caso de Little Affleck se habla en voz baja) queda patente quién está dentro y quién está fuera del sistema.

Billy Lynn (Ang Lee)

billy-lynn

Es Ang Lee no puede fallar”. Esto es lo que mantenían los oscarólogos cuando se inició esta temporada. Cuando un cineasta con el talento y la sensibilidad del taiwanés (que como director ya ha sido recompensado por la Academia en dos ocasiones por “Brokeback Mountain” y “La vida de Pi”, sin olvidarnos del que tiene por “Tigre y dragón” a la mejor cinta en lengua no inglesa) estrena una película siempre se le sitúa bajo consideración en las listas de futuribles aspirantes, lo mismo le sucede a Spielberg, Scorsese o a Eastwood. Y había motivos para la especulación ya que Lee se basaba en una aclamada novela de Ben Fountain sobre la experiencia de un soldado de 19 años en la Guerra de Irak que es tratado como un héroe por los medios de comunicación estadounidenses, y que ha supuesto un desafío técnico ya que se ha rodado en 3D a 120 fotogramas por segundo. Además, Kent Jones, responsable del Festival de Nueva York en donde el film tuvo su premiere, se había declarado conmovido y asombrado con la película que era en todos los sentidos “la obra de un maestro”. Pero la crítica no respondió de una manera tan entusiasta, de hecho se destacó que los logros técnicos acababan lastrando al film ya que el relato en lugar de emocionar resultaba ser muy artificial. En la taquilla le ha ido incluso peor ya que solamente en los Estados Unidos su recaudación no llegó a los 2 millones de dólares, en el resto del mundo le ha ido mejor, roza los 30 millones, pero ha costado 40. Ante este desastre la Sony optó por frenar automáticamente su campaña (ficharon a Lisa Taback para ello) llegando incluso a retirarla de su página web.

La luz entre los océanos (Derek Cianfrance)

la-luz-entre-los-oceanos

Este proyecto suponía el salto de Derek Cianfrance, responsable de “Blue Valentine” y “Cruce de destino”, al gran público. Se basaba en la novela homónima de M.L. Stedman, venía con el respaldo de Dreamworks (de hecho fue Steven Spielberg el que se lo ofreció) y contaba con un trío de lo más atractivo (Michael Fassbender, Alicia Vikander y Rachel Weisz) en una historia de un gran contenido dramático; la de un matrimonio de fareros incapaz de tener hijos que se hace cargo de un bebé que sobrevive a un naufragio apareciendo, posteriormente, la madre de la criatura. Una vez más los oscarólogos especulaban con las posibilidades de que este título estuviese en la carrera por sus ingredientes pero no tenían en cuenta un detalle; la película llevaba dos años finalizada, eso es una muestra de que el Estudio no sabía muy bien qué hacer con ella. La estrenó el 2 de Septiembre en los Estados Unidos y la Dreamworks la tuvo escondida hasta un día antes en el que se proyectó en el Festival de Venecia. Allí la crítica la masacró destacando que Cianfrance no acertaba a la hora de hablar del complejo de culpa y que el film parecía un torpe folletín, y para colmo de males, con semejante pareja que encarna a la lujuria como es la formada por el Fassbender y la Vikander (ambos son top CPL), ni siquiera da para que el señor Gonzalo agarre con desesperación un frasco de bromuro. El film, que obedece a ese género de “cine para señoras”, no funcionó bien en la taquilla, aunque a decir verdad, con un presupuesto de 20 millones y sin apenas inversión en su campaña publicitaria, tampoco es una tragedia, y Shannon Plumb, la esposa del director, salió como una leona feroza a echarle la culpa a los críticos del pésimo rendimiento del film.

American pastoral (Ewan McGregor)

pastoral-americana

Este era otro de los títulos que figuraban en las listas que manejaban los oscarólogos, basándose tan solo en dos elementos, el debut en la dirección del actor Ewan McGregor (como si eso fuese garantía de algo) y la adaptación cinematográfica de “American pastoral” una de las obras más emblemáticas del escritor Philip Roth (ídem), y además Lionsgate le encomendó su campaña a la inefable Lisa Taback, antigua consultora de cabecera de Harvey Weinstein y que el año pasado logró que “Spotlight” se llevase el Oscar a la mejor película. Todos obviaron la siguiente cuestión; “American pastoral” tenía como director al australiano Phillip Noyce que llevaba más de una década comprometido a este proyecto pero, semanas antes de que se iniciase el rodaje, salió tras tener un conflicto con sus productores, estos vieron que la solución estaba en dejar la dirección en manos de Ewan McGregor ya que era el protagonista. Teniendo en cuenta que McGregor probablemente llevaba unos cuantos días viajando en moto y que vio que tenía un Whatsapp de uno de los productores en donde le decía “deja lo que estés haciendo que vas a dirigir la película” pues no es de extrañar que el resultado final fuese el gran desastre de la pasada edición del Festival de Toronto y que más de un crítico la calificase de circo. Apenas hizo medio millón de dólares en la taquilla estadounidense.

Snowden (Oliver Stone)

snowden

Otra de las películas que se cayeron en el Festival de Toronto fue “Snowden” de Oliver Stone aunque no fue tan maltratada como la anterior de esta lista. Para la crítica el film sobre el ex consultor tecnológico de la CIA, Edward Snowden, se quedaba muy por debajo del documental “Citizenfour” de Lauren Poitras, que fue galardonado con el Oscar en el 2015, ya que aportaba muy poco. Eso sí, se destacó positivamente el trabajo de Joseph Gordon-Levitt que supo acercarse muy bien al personaje real. Tras el éxito en los Oscar de “Spotlight” Open Road volvió a confiar en los servicios de Lisa Taback, pero ante las críticas y los pobres resultados en taquilla (no llegó a cubrir su inversión de 40 millones en todo el mundo) su campaña se canceló.

Live by night (Ben Affleck)

vivir-de-noche

Después de quedarse sin la candidatura al Oscar a la mejor dirección por “Argo”, y de asistir a todas las entregas de premios con cara de seta porque no era lo que él quería, se esperaba que Ben Affleck se tomase su revancha con “Live by night”. Pero su nueva incursión en el universo de Dennis Lehane, que tan buenos réditos le dio con su ópera prima “Adiós, pequeña, adiós” (y que la Warner decidió estrenar de manera limitada el día de Navidad para que pudiese entrar en los Oscar), ha resultado rana ya que la crítica no ha respondido nada bien ante ella. Se destaca que es una película de gangsters sin un instinto asesino, o como bien apunta Owen Gleiberman de Variety “es como ver el fantasma de una película maravillosa”. Un trabajo decepcionante y más teniendo en cuenta que la filmografía del Ben Affleck director ha sido hasta el momento irreprochable.

La chica del tren (Tate Taylor)

la-chica-del-tren

Tras el éxito cosechado por “Perdida”, la novela de Gillian Flynn, publicada en el 2012, que gozó de la misma suerte con su adaptación cinematográfica que llegó dos años después de la mano de David Fincher y que contó con el guión de la propia escritora, las editoriales se lanzaron a la búsqueda de algo similar. Uno de los best sellers del 2015 fue “La chica del tren” de la británica Paula Hawkins que fue vendida como un cruce entre “Perdida” y la obra de Patricia Highsmith que desde el más allá no ha dejado de maldecir. Y Dreamworks no tardó nada en poner en marcha su adaptación cinematográfica esperando alcanzar las mismas cotas del mencionado film de David Fincher. Pero hay que tener en cuenta varios factores; el relato de Hawkins es bastante inferior al de Flynn, no hay en él un personaje femenino tan fascinante, maquiavélico y aterrador como el de Amy Dunne (un regalo que la actriz Rosamund Pike supo aprovechar a la perfección y que le proporcionó una más que merecida candidatura al Oscar), y lo más importante, Tate Taylor no es David Fincher. Como bien apuntó la crítica “La chica del tren” es como ver un descarrilamiento a cámara lenta, un desastre de principio a fin en el que Emily Blunt está tan forzada que apenas es creíble en la piel de una alcohólica un papel con el que podría lucirse en otras circunstancias, por eso su candidatura al SAG resulta tan sorprendente.

Denial (Mick Jackson)

denial

El film de Mick Jackson también contaba con varios ingredientes con los que especular; historia real (la del enfrentamiento entre Deborah E. Lipstad y el periodista y negacionista David Irving) + Holocausto + juicio + reparto de campanillas (Rachel Weisz, Timothy Spall y Tom Wilkinson) + guión del aclamado dramaturgo David Hare + una aparatosa peluca (ver a la Weisz es como contemplarme a mí misma recién levantada). Pero no funcionó, la crítica respondió con frialdad cuando se exhibió en el Festival de Toronto calificándola de telefilmera por culpa de una dirección plana y de un guión torpe en el que los intérpretes tenían muy poco que hacer.

Belleza oculta (David Frankel)

belleza-oculta

“¿Tu hombre no tiene boca para quejarse?”. He de confesar que esta es una de mis frases preferidas del 2016. Se la dijo Janet Hubert-Whitten (la primera tía Viv de “El príncipe de Bel-Air”) a Jada Pinkett Smith después de que ésta promoviese un boicot a la ceremonia de los Oscars tras la no nominación de afroamericanos (de Will Smith por “La verdad duele” principalmente). El actor, que ya ha sido nominado en dos ocasiones a la estatuilla por “Ali” y “En busca de la felicidad”, tenía todas sus esperanzas depositadas en “Belleza oculta” para lograr la tercera. La historia le podía facilitar ese objetivo ya que se metía en la piel de un hombre de éxito que ha sido golpeado por la tragedia que le lleva a un estado del que no puede salir sin la ayuda de sus seres más cercanos. David Frankel (“El diablo viste de Prada”) había reunido a un gran reparto para acompañar a Smith; Kate Winslet, Helen Mirren (que iba a por todas con su peluca), Edward Norton, Keira Knightley, Naomie Harris y Michael Peña. Pero tanto la respuesta de la crítica como del público ha sido nefasta y siendo proclamada la mejor comedia involuntaria del año.

Nina (Cynthia Mort)

nina

No hay fórmulas para entrar en la temporada de premios, no hay fórmulas para entrar en la temporada de premios”, repite eso como si fuese un mantra. Está demostrado que no todo vale para ganar un Oscar, las historias de superación personal, los biopics y los dramas protagonizados por boxeadores no son siempre infalibles, Jake Gyllenhaal lo sabe (que lo dio todo promoviendo “Southpaw”) y Zoe Saldana también. La actriz fue escogida para dar vida a la genial cantante Nina Simone y ya solo por eso más de un oscarólogo vio que ahí había una aspirante. La película tardó cuatro años en estrenarse ante la falta de interés de las distribuidoras y el resultado vio la luz el pasado mes de Abril con críticas espantosas y con el consecuente enfado de la hija de Nina Simone por la elección de la luminaria que encarnó a su madre. Saldana es mulata y le han tenido que oscurecer la piel con maquillaje, siendo demasiado joven para interpretar a una artista en los últimos años de su vida. La acción comienza en 1988 con una Nina Simone de 55 años en pleno declive artístico, físico y mental y hay momentos en los que Saldana más que ser una mujer acabada parece seguir en el set de “Colombiana”. A estas alturas nadie se acuerda de ella, ni siquiera a la hora de hacer un repaso a lo peor del año.

Mr. Church (Bruce Beresford)

mr-church

Menos mal que Lisa Taback se está encargando de las campañas de “La la land”, “Moonlight”, “Captain Fantastic” y “Figuras ocultas” porque no dejo de hablarte de lo que no ha salido bien. Eddie Murphy contrató sus servicios para que le ayudase a promover su candidatura al mejor actor de reparto por “Mr. Church” a pesar de que no tenía nada a favor, las críticas han sido demoledoras y el público ha ignorado la existencia del film, y a lo máximo que llegó fue a un homenaje en los Hollywood Film Awards, que son como los premios que organiza anualmente la discoteca de mi pueblo pero con muchísima más pasta, por eso trascienden.

The comedian (Taylor Hackford)

the-comedian

Ocho años se pasó Robert De Niro moviendo esta historia e incluso llegó a reclutar a Sean Penn para que la dirigiese, labor que finalmente desempeñó Taylor Hackford. Sony Pictures Classics fijó su estreno limitado para el 2 de Diciembre con la esperanza de entrar en los Oscar y logró que fuese seleccionado por el AFI Fest. Pero la película ha espantado a la crítica que la ha definido como una versión caduca de la serie “Louie”. Ni siquiera ver a Robert De Niro haciendo de cómico, tal y como hizo en “El rey de la comedia” de Martin Scorsese, ha sido un aliciente para alcanzar su aprobado.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicolas07 - 02.01.2017 a las 08:26

La la land no puede cantar victoria, el poder mediático, el aprecio de la crítica, y la actual situación de U.S.A elecciones del 2016 y la incertidumbre hacia la llegada del presidente Trump y sus polémicas declaraciones, pueden jugar en contra del musical afable de Chazelle. a favor de mas realista y fuerte Moonlight, Manchester by the Sea y porque no Hell or High Water

¨The birth of a nation” sufrió una de las caídas más grandes, paso de ser la candidata a desafiar el #OscarSoWhite, a ser la segunda parte no querida de ¨12 años de esclavitud¨, y gran parte de ello por las polémicas del director. (Porque la película malo no es)

¨Billy Lynn’s Long Halftime Walk¨ paso del primer lugar de las predicciones junto a Ang Lee para quedar en nada, y es que los logros técnicos fueron implementados para una película que no los necesitaba y que acabo con toda esperanza dentro de la carrera.

¨The light between oceans¨ no obtuvo los resultados que esperaban, destacando a un a Michael Fassbender y Rachel Weisz pero que quedo ahí, porque ambos fueron borrados de la carrera.

¨Live by night¨ solo y únicamente mantiene las apuestas en Robert Richardson en mejor fotografía, que es lo más destacable de la película.

¨Collateral Beauty¨ solo llega hacer una comedia navideña familiar (disfrazada de drama), con el bullicio del nuevamente este será el papel de Will Smith para el Óscar, y que se oye tan repetitivamente cuando este sale hacer cualquier interpretación ¨seria¨.

¨The comedian¨ entro como salió de las apuestas del Óscar, ni una semana duro como una apuesta viable donde lo único que llamaba la atención de cara a los Óscar era Robert De Niro.

Mary Carmen Rodríguez, aunque no te consideras oscarologa y al juicio que se asume al ser un
oscarologo al fallar una o varias predicciones, si me gustaría ver tu visión de las categorías por lo menos las principales así aciertes o no.

Nicolas07 - 02.01.2017 a las 21:28

En los descalabros hace falta: ¨Rules don’t apply¨, ¨Gold¨, ¨Miss Sloane¨, ¨The Founder¨, ¨A United Kingdom¨, y ¨Passengers¨.

Estos descalabros deberían ser remplazados por buenas películas que pasaron inadvertidos en el 2016 como:

10 Cloverfield Lane
A monster call,
Christine
Hello My name is Doris
Certain Women
Love and Priendship
Sing Street
The Witch
Paterson
I, Daniel Blake
The Edge of Seventeen

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario