Conexión Oscar 2018: Las categorías técnicas

Conexión Oscar 2018: Las categorías técnicas

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 4,50 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Las categorías técnicas de este año vienen marcadas especialmente por dos películas como son “La forma del agua” y “Dunkerque”. Entre las dos podrían llevarse el mayor número de premios aunque eso es sólo la teoría ya que no conviene obviar las opciones en algunos de esos apartados de “Blade Runner 2049” (fotografía y efectos visuales), “El hilo invisible” (vestuario) y “Baby driver” (montaje y las categorías de sonido) que podrían provocar que las películas de Guillermo del Toro y Christopher Nolan se llevaran un botín mucho menor del esperado.

Fotografía

Los candidatos

Roger Deakins (Blade Runner 2049)

14 nominaciones para Roger Deakins que ya es la leyenda de su campo con más nominaciones y sin Oscar. El cuarto reconocimiento que le ha dado el Gremio de Directores de Fotografía debería convertirle en el favorito pero en las anteriores tres ocasiones en que se llevó el premio de sus compañeros (“Cadena perpetua” en 1995, “El hombre que nunca estuvo allí” en 2002 y “Skyfall” en 2013) la suerte también le fue esquiva en los Oscar. Nos encantaría decir que es el favorito indiscutible pero sí tantos años lleva perdiendo en esta ocasión también hay varios trabajos que le podrían alejar a última hora de nuevo de la estatuilla. Es el caso de los de “La forma del agua” y “Dunkerque” pero, al contrario que ellos, Deakins atesora maestría y logra llevarnos al universo que ya vimos en la película de Ridley Scott pero aquí tanto rindiéndole tributo como reinventándolo, apoyándose también mucho en los efectos visuales. Desde la aridez propia de la desesperación apocalíptica hasta la suntuosidad de los tonos rosas que evocan atracción y el culto místico que atesora todo el universo de Philip K. Dick 35 años después de que los replicantes llegaran al universo cinematográfico de ciencia ficción para quedarse. En fin, confiemos que esta vez sea la buena para un director de fotografía que podría haber ganado perfectamente por cualquiera de sus nominaciones anteriores y que a sus casi 69 años no merece ser carne de honorífico.

Bruno Delbonnel (El instante más oscuro)

Bruno Delbonnel ya suma cinco nominaciones al Oscar. Tras conseguir las dos primeras gracias a Jean-Pierre Jeunet (“Amélie” en 2002 y “Largo domingo de noviazgo” en 2005) repitió candidaturas por “Harry Potter y el misterio del príncipe” en 2010 y “A propósito de Llewyn Davis” en 2014. En “El instante más oscuro”, con una fotografía neblinosa que casi se cuela en los despachos fríos y humeantes de Downing Street, Delbonnel nos lleva a esa atmósfera teatral en la que la figura de Churchill acaba emergiendo haciendo pequeño todo lo que está a su alrededor. Un trabajo muy de salón apoyándose en espacios cerrados y que contribuyen a dar fuerza a los diálogos y a las conversaciones de unos días trascendentales para la política británica y con consecuencias a nivel mundial.

Hoyte Van Hoytema (Dunkerque)

Es la primera nominación para este director de fotografía suizo al que ya debemos trabajos muy meritorios para “Déjame entrar” (2008), “The fighter” (2010), “El topo” (2011), “Her” (2013), “Interstellar” (2014) y “Spectre” (2015). Se ha convertido en uno de los nombres de referencia en el cine de Nolan después de que Wally Pfister haya abandonado esta faceta en favor de la dirección. La fotografía de “Dunkerque” tiene un aire sepia y un sabor a sal propio de ese mar que supone casi un muro para esas tropas varadas en la costa a la espera de ser masacrados por los nazis. Un trabajo poderoso de gran profundidad de campo y en el que, inconscientemente, tenemos la sensación de ser un espectador omnisciente que no pierde control en todo momento de lo que está ocurriendo en los tres escenarios temporales de la cinta. Un trabajo meritorio pero que parece que es sólo la tercera vía entre “Blade Runner 2049” y “La forma del agua”.

Dan Laustsen (La forma del agua)

Es la primera nominación para este danés curtido en la televisión nórdica en series como “Wallander” y “1864” así como en cintas como “El pacto de los lobos”, “Silent Hill” y “Headhunter”, pero ya es la tercera vez que trabaja con Guillermo del Toro tras “Mimic” (1997) y “La cumbre escarlata” (2015). En “La forma del agua” tiene historia para lucirse ahondando en una oscuridad luminosa (si esa antítesis en posible) más que malsana para retratar el romance gótico ambientada en los años de tensión de la Guerra Fría entre una limpiadora muda y un extraño anfibio. Un rodaje secuencial le permite imprimir a la película de un tono azulado que borda en ese modesto y desastrado piso en el que vive la protagonista, en la lírica escena de sexo en el cuarto de baño y en una escena final bajo la lluvia que en concepto recuerda mucho a la que valió el Oscar a Conrad L. Hall por “Camino a la perdición”. Una gran opción de victoria para la película si sigue la maldición de Roger Deakins ya que es un trabajo rico e incontestable en un aspecto en el que las películas de Del Toro siempre están muy cuidadas teniendo en cuenta que “El laberinto del fauno” ya ganó en esta categoría en 2007.

Rachel Morrison (Mudbound)

Se ha convertido en la primera mujer nominada en este apartado y ahora mismo también hay un trabajo suyo en pantalla como es el de “Black Panther”, ya encargándose de la primera película de Ryan Googler (“Fruitvale Station”). En “Mudbound” no sólo hay oscuridad en escenas en las que casi no se distingue a los personajes (siendo la crítica más habitual que ha recibido) sino que define bien en tonalidades ocres esa América profunda que depende de la agricultura para salir adelante. Un trabajo que va de la aparente calma del día a la brutalidad de ese racismo permanente representado por la peligrosidad de la noche que hace que todo con el que te cruces pueda ser tu enemigo. Un buen trabajo que, no obstante, se va a quedar más en la efemérides histórica que en sus virtudes.

El dictamen

Ganará: Roger Deakins (Blade Runner 2049)
Alternativa: Dan Laustsen (La forma del agua)
Quiero que gane: Roger Deakins (Blade Runner 2049)
Echo de menos: Ben Davis (Tres anuncios en las afueras)

Montaje

Los candidatos

Jonathan Amos y Paul Machliss (Baby driver)

Este tándem va emergiendo como una sólida opción a la victoria tras el Bafta y la memoria histórica de un apartado que, si bien es importante para predecir mejor película, por otro lado no ha dudado en premiar en anteriores años a cintas que estuvieron fuera de las nominadas a mejor cinta del año como el caso de “Matrix” en 2000, “Black Hawk derribado” en 2002, “El ultimátum de Bourne” en 2008 o “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres” en 2012. Esa sucesión de música y sonido perfectamente sincronizada con las escenas de acción convierte a esta cinta en una apuesta muy votable al ser un montaje insuperable y perfectamente medido que es el que da ritmo a una película que ha tenido su éxito precisamente en ese divertimento adrenalítico que ha terminado siendo. Amos y Machliss ya han rodado con Wright “Scott Pilgrim contra el mundo” (2010) y “Bienvenidos al fin del mundo” (2013) y la fórmula que han logrado no puede estar mejor medida y condimentada creando un puro éxtasis de gozo y disfrute.

Lee Smith (Dunkerque)

Es ya la tercera nominación para Lee Smith, uno de los nombres clave del éxito del cine de Christopher Nolan que ya fue candidato por “Master & Commander: Al otro lado del mundo” en 2004 y “El caballero oscuro” en 2009. Precisamente la gran proeza de “Dunkerque” es esa fusión espacio temporal que nos lleva al espigón de la playa símbolo de la resistencia durante una semana, la travesía en el mar durante un día de una pequeña embarcación familiar llena de coraje, y el vuelo aéreo durante una hora logrando que el espectador no se pierda y que todo acabe confluyendo en el climax final de la película. A él se debe toda esa intensidad inmersiva que desprende una película en la que (incluso en los momentos en apariencia más tranquilos) la tensión no nos abandona.

Tatiana S. Riegel (Yo, Tonya)

Primera nominación para Tatiana S. Riegel que tiene en su haber, entre otros, “Los hombres que miraban fijamente a las cabras” (2009) y “El camino de vuelta” (2013) y especialmente “Lars y una chica de verdad” (2007), cinta que ya hace una década le permitió trabajar con el director Craig Gillespie después de curtirse como ayudante en cintas como “JFK” y “Pulp Fiction”. A pesar de que los premios y nominaciones para “Yo, Tonya” se han centrado en sus actrices, la otra nominación que ha conseguido la cinta es para el montaje y desde luego que estamos ante una de sus mayores virtudes por ese tono afeado y de falso documental que implica escenas en la pista de hielo, insertar entrevistas de los protagonistas, momentos en los que se rompe la cuarta pared y un ritmo endiablado entre el drama familiar y la parodia esperpéntica que ha comparado a la cinta con el cine de Martin Scorsese y de David O. Russell. No tiene posibilidades de victoria pero sin esta labor de montaje no se entendería el éxito de una película que pretende estar en las antípodas del biopic convencional.

Sidney Wolinsky (La forma del agua)

Primera nominación al Oscar para todo un veterano en la materia que casi de la serie B ha pasado a hacerse un nombre gracias a la televisión (“Los Soprano”, “House of cards”, “Ray Donovan”, “The strain”) y que encuentra en esta cinta su gran proyecto cinematográfico. El gran mérito de Wolinsky es sostener ese tono de irrealidad nostálgica y que en ningún momento chirríe haciendo creíble la transición de secuencias que llegan a un momento álgido en el interrogatorio que Michael Shannon mantiene con Octavia Spencer y Sally Hawkins o cuando la criatura tiene sus más y sus menos con la mascota felina de la protagonista. Un buen trabajo aunque no es el apartado técnico en el que la película tenga más opciones de victoria.

Jon Gregory (Tres anuncios en las afueras)

Primera nominación al Oscar para este británico habitual del cine de Mike Leigh (“Secretos y mentiras”, “Another year”, “Mr. Turner”) o de cintas tan de culto como “Cuatro bodas y un funeral”, “Donnie Brasco”, “La propuesta” y “The road (La carretera)”. Martin McDonagh ya confío en él en su ópera prima (“Escondidos en Brujas”) y ahora repiten con una cinta compleja y que tiene en esta labor el protagonista oculto de la cinta. Se ha hablado mucho del ingenioso guión y de lo bien que están los actores, pero la mezcla de géneros que ha logrado la aprobación del consenso del público no hubiera sido posible sin un Gregory que contribuye a demostrar los tonos grises de unos personajes con ambigüedades morales y que no se sitúan en ningún bando. Los flashbacks familiares nos adentran en el drama de Mildred y también en esa escena de la carta de redención y que supone un punto de inflexión en la película, para algunos efectivo y para otros muy cuestionable pero que sin duda impulsa a la película hacia su segunda mitad. Esta nominación no hace más que contrastar las posibilidades del triunfo de la cinta de McDonagh en mejor película teniendo en cuenta lo que suelen ir relacionados ambos apartados.

El dictamen

Ganará: Jonathan Amos y Paul Machliss (Baby driver)
Alternativa: Lee Smith (Dunkerque)
Quiero que gane: Lee Smith (Dunkerque)
Echo de menos: William Goldenberg y Harry Yoon (Detroit)

Diseño de producción

Los candidatos

Sarah Greenwood y Katie Spencer (La bella y la bestia)

Sarah Greenwood y Katie Spencer forman un tándem que (con el doblete de este año) llega a las 6 nominaciones habiendo sido ya candidatas por “Orgullo y prejuicio” en 2006, “Expiación” en 2008, “Sherlock Holmes” en 2010 y “Anna Karenina” en 2013. En “La bella y la bestia” han tenido como reto respetar la iconografía animada de Disney añadiéndole riqueza, vistosidad y barroquismo para un proyecto y un espectador que a la hora de ver este proyecto no va a contentarse con el minimalismo. El pueblo de Bella, el bar de Gastón, el enigmático palacio y el evocador salón de baile son los principales escenarios que tuvieron que crear aprovechándose de un presupuesto que permitía el lujo de tirar la casa por la ventana.

Dennis Gassner y Alessandra Querzola (Blade Runner 2049)

Dennis Gassner consigue su sexta nominación (ganó por “Bugsy” en 1992) y Alessandra Querzola logra la primera candidatura por un trabajo que respeta el clásico pero que necesitaba una consabida evolución al ambientarse tres décadas después de lo que vimos en la película de Ridley Scott. Un Los Angeles futurista que va desde la banalidad hedonista a la sensibilidad fantasmagórica. Un trabajo lúcido pero que corre el peligro de quedar engullido entre otros campos de la película como la fotografía y los efectos visuales en los que tiene más opciones.

Sarah Greenwood y Katie Spencer (El instante más oscuro)

De las 6 nominaciones conseguidas por Greenwood y Spencer, cuatro son gracias a Joe Wright y no podía faltar la conseguida por “El instante más oscuro” en la que el mayor logro es esa Cámara de los Comunes y las tripas de los despachos del gobierno británico en la que se define la estrategia a seguir en unos días cruciales. Y es que, aunque los escenarios podrían haber lucido más, en una decisión artística que apuesta por la teatralidad y los espacios cerrados como ocurrió con “Los miserables”, el trabajo de ambas es minucioso y riguroso pero desapercibido en pantalla como podría ser la escena del metro.

Nathan Crowley y Gary Fettis (Dunkerque)

El veterano del dúo en los Oscar es Nathan Crowley que llega a la cuarta nominación, todas por trabajos con Christopher Nolan (“El truco final (El prestigio)” en 2007, “El caballero oscuro” en 2009 e “Interstellar” en 2015). Aunque parezca que rodeados de mar y de tensión este aspecto no tenga importancia en la película, hay que reconocer a un trabajo sencillo en apariencia pero que va desde la construcción del espigón, la representación de cómo era la playa en esa época y las embarcaciones que las rodeaban además de contar con elementos de la primera mitad de siglo XX en lo referente al barco y los aviones de guerra. Teniendo en cuenta las complicadas condiciones climatológicas, que complicaba cualquier recreación, bien merecen esta candidatura.

Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin y Shane Vieau (La forma del agua)

Paul D. Austerberry encabeza el equipo que está detrás de la recreación de los escenarios de “La forma del agua” y que van desde ese piso desordenado, bohemio y cultureta hasta el laboratorio que nos hace creíble estar en la década de los 60. Todavía hay más como es el caso de reutilizar como cine la Massey Hall de Toronto que nos lleva a un momento en el que el anfibio parece querer emular a la Mia Farrow de “La rosa púrpura del Cairo”. No sólo van a ganar el Oscar por la recreación de una época, reforzado por el hecho de adopte la fórmula de fábula romántica, sino por la minuciosidad de un sinfín de guiños y referencias que van del homenaje a la polémica del plagio que ha inundado la película. Quizás “La forma del agua” pueda perder el Oscar de fotografía y el de vestuario, pero el de diseño de producción lo tiene en su mano siendo el trabajo más completo y lucidor con diferencia de los candidatos este año.

El dictamen

Ganará: Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin y Shane Vieau (La forma del agua)
Alternativa: Dennis Gassner y Alessandra Querzola (Blade Runner 2049)
Quiero que gane: Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin y Shane Vieau (La forma del agua)
Echo de menos: Mark Tildesley y Véronique Melery (El hilo invisible)

Vestuario

Los candidatos

Jacqueline Durran (La bella y la bestia)

Jacqueline Durran es una de las presencias más habituales en esta categoría después de Sandy Powell y Colleen Atwood. Con el doblete de este año ya suma seis nominaciones, ganando el premio en 2013 por “Anna Karenina”. Un trabajo excelso del que no está muy lejano su trabajo en una película en el que tuvo que estudiar la moda de la Francia provinciana de la época y definir a los personajes de la manera que lo hizo el clásico animado, pero ahora convirtiéndolo en realidad y no en efecto digital. Igual que “Expiación” tenía su vestido verde, aquí es el resplandeciente amarillo que luce Bella el mascarón de proa de todo el trabajo de Durran.

Jacqueline Durran (El instante más oscuro)

No podemos evitar la broma de que mientras por las mañanas estaba en el set de rodaje de “La bella y la bestia” por las tardes hacía lo propio en el de la película de Joe Wright, director para el que Jacqueline Durran es colaboradora de referencia debiendo a él 4 de sus 6 nominaciones (salvo “Mr. Turner” en 2015 y “La bella y la bestia” este año). Para el fondo de armario del político británico tuvo que tirar de archivos fotográficos de la época, no sólo para resaltar su personalidad sino también la discreción y energía juvenil del personaje de Lily Janes, el uniforme condecorado del rey Jorge VI o la elegancia de la mujer de Churchill, Clementine. Incluso en las escenas más mundanas de la pareja se nos ofrece un batín rosa para ese momento de reposo en un hogar familiar siempre marcado por la política y por la responsabilidad impuesta por las urnas y por el sentido de estado de llevar al país a la resistencia frente a la amenaza nazi.

 

Mark Bridges (El hilo invisible)

Las películas de época tienen mucho ganado en este apartado (que suele fijarse poco en los menos vistosos trabajos contemporáneos) pero sí encima trata sobre un modisto de élite en la sociedad británica de mediados del siglo XX eso ya le da una sustanciosa ventaja. Aunque es un habitual del cine de Paul Thomas Anderson (fue nominado por “Puro vicio” hace tres años), Mark Bridges se llevó el Oscar gracias a “The artist”, el evaporado fenómeno de 2012. Inspirado en la moda y el personaje de Balenciaga, el vestuario es el “leit motiv” de la cinta tanto para reflejar la personalidad de sus personajes que va desde la excentricidad metódica del modisto, el negro que llena de enigma la figura de su hermana y el cambio motivacional del personaje de Vicky Krieps en su transformación de sumisa a parte contraria y contrariada en esa enfermiza relación física y artística.

Luis Sequeira (La forma del agua)

Es la primera nominación para este diseñador y es una de las apuestas con más opciones de alzarse con el triunfo en esta categoría. El tono de fábula siempre permite tomarse licencias más allá del verismo y, sin necesidad trascender ningún límite, el trabajo de Sequeira es uno de los más completos por su habilidad para definir los personajes en un lugar indeterminado en el que se percibe las diferencias sociales de cada uno de los personajes y también el temor imperante en una época de lucha entre el capitalismo representado por los Estados Unidos y las ideas comunistas enarboladas desde Rusia. Ha ganado el Gremio y eso le convierte en la mayor alternativa al trabajo de Mark Bridges si, además, hay que engrandecer el palmarés de la película de Del Toro.

Consolata Boyle (La reina Victoria y Abdul)

Tercera nominación de Consolata Boyle y tercera por una película de Stephen Frears, siendo la casi solitaria nominación de la película protagonizada por Judi Dench sobre los últimos años de la reina Isabel I de Inglaterra y su relación con su sirviente hindú que le ayuda a dinamizar una vida y una rutina marcada ya por el hastío y los anticuados protocolos. Boyle puede lucirse, no sólo para reflejar el estatus y la personalidad de la reina, apostando por el negro y la sencillez fuera de los boatos palaciegos que demuestra su carácter llano y despreocupado, sino con el contraste representado por los ritos de la cultura india representados por Abdul en forma de turbantes y exotismo. Precisamente esa documentación sobre esa vertiente es la que a buen seguro ha permitido la nominación de una referencia en el cine británico.

El dictamen

Ganará: Mark Bridges (El hilo invisible)
Alternativa: Luis Sequeira (La forma del agua)
Quiero que gane: Mark Bridges (El hilo invisible)
Echo de menos: Ellen Mirojnick (El gran showman)

Maquillaje y peluquería

Los candidatos

Kazuhiro Tsuji, David Malinkowski y Lucy Sibbick (El instante más oscuro)

El japonés Kazuhiro Tsuji está detrás de algunos de los trabajos nominados en este apartado pertenecientes a películas más que cuestionables como es el caso de “Click” y “Norbit”. Responsable de que la prótesis con la que se añadía papada al rostro de Gary Oldman (aunque evidente) no quedara caricaturesco e, incluso, contribuya a la inmersión del trabajo del actor en el personaje. Todo un riesgo teniendo en cuenta que es el actor que ha interpretado a Churchill con el que presenta un menor parecido físico. Sesiones maratonianas y diarias de maquillaje y un trabajo concienzudo que provocará que (al igual que “La vida en rosa” y “La dama de hierro”) este Oscar vaya unido con el de (en este caso) mejor actor.

Daniel Phillips y Lou Sheppard (La reina Victoria y Abdul)

Daniel Phillips y Lou Sheppard presentan un trabajo efectivo pero sencillo y poco vistoso en pantalla. Aquí no ha habido grandes alardes más allá de recalcar la personalidad de los personajes a través de los peinados y bigotes de la época.

Arjen Tuiten (Wonder)

Primera nominación para Arjen Tuiten en un trabajo que se basa en la caracterización del talentoso Jacob Tremblay para poder emocionar como un niño con deformación facial que, a pesar de ello, no pierde el optimismo y se abre al mundo con su optimismo y sensibilidad a pesar de sus problemas en ojos, nariz, orejas y rostro en general. Una cinta que ha conseguido críticas mucho mejor de las esperadas y que ha asegurado por méritos propios una candidatura para una cinta llena de esperanza y en la que el trabajo, una versión infantil de “El hombre elefante”, en ningún momento chirría a la hora de representar el síndrome de Treacher Collins que padece el niño y que actualmente afecta a dos de cada 100.000 nacimientos.

El dictamen

Ganará: Kazuhiro Tsuji, David Malinkowski y Lucy Sibbick (El instante más oscuro)
Alternativa: Arjen Tuiten (Wonder)
Quiero que gane: Kazuhiro Tsuji, David Malinkowski y Lucy Sibbick (El instante más oscuro)
Echo de menos: Adruitha Lee y Mary Everett (Yo, Tonya)

Sonido

Los candidatos

Tim Cavagin, Mary H. Ellis y Julian Slater (Baby driver)
Ron Barlett, Doug Hemphill y Mac Ruth (Blade Runner 2049)
Gregg Landaker, Gary Rizzo y Mark Weingarten (Dunkerque)
Christian T. Cooke, Glen Gauthier y Brad Zoern (La forma del agua)
Michael Semanick, David Parker, Stuart Wilson y Ren Klyce (Star Wars: Los últimos jedi)

Montaje de sonido

Los candidatos

Julian Slater (Baby driver)
Mark A. Mangini y Theo Green (Blade Runner 2049)
Richard King y Alex Gibson (Dunkerque)
Nathan Robitaille y Nelson Ferreira (La forma del agua)
Matthew Wood y Ren Klyce (Star Wars: Los últimos jedi)

Es curioso que sea el primer año en que los nominados en las dos categorías de sonido comparan las mismas películas nominadas. “Dunkerque” parte como favorita pero “Baby driver” podría arrebatarle cualquiera de los premios o bien los dos si finalmente la cosa se pone a su favor. La atmósfera sonora construida por Nolan frente a la sinfonía adrenalítica de velocidad, música y derrape.

El dictamen

Ganará: Dunkerque
Alternativa: Baby driver
Quiero que gane: Dunkerque
Echo de menos: El gran showman

Efectos visuales

Los candidatos 

John Nelson, Gerd Nefzer, Paul Lambert y Richard R. Hoover (Blade Runner 2049)
Christopher Townsend, Guy Williams, Jonathan Fawkner y Dan Sudick (Guardianes de la galaxia vol. 2)
Stephen Rosenbaum, Jeff White, Scott Benza y Michael Meinardus (Kong: La isla calavera)
Richard Bain, Ben Morris y Michael Mulholland (Star Wars: Los últimos jedi)
Joe Letteri, Daniel Barrett, Dan Lemmon y Joel Whist (La guerra del planeta de los simios)

A pesar de que el Gremio siempre ha respaldado a saga de los simios, los Oscar han preferido otras opciones. Aunque el trabajo siga siendo espectacular (centrado en la gestualida de unos simios creados por captura de movimiento actoral) el factor sopresa se ha perdido y eso pone en buena situación a “Blade Runner 2049” que apoyándose en diseño de producción y fotografía crea todo un universo que sólo por la recreación de un Los Ángeles futurista y esa Ana de Armas en formato de holograma ya se merece el premio.

El dictamen

Ganará: Blade Runner 2049
Alternativa: La guerra del planeta de los simios
Quiero que gane: Blade Runner 2049
Echo de menos: La forma del agua

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Nicolas07 - 28.02.2018 a las 06:57

Fotografía:

Empezaré diciendo que tener como alternativa en fotografía a “The Shape of Water” por encima de “Dunkirk” o “Darkest Hour” trabajos en fotografía con mucho más riesgo, con más matices, mucho trabajo de los operadores de cámara y en ocasiones claustrofóbicos en el caso de “Darkest Hour” me suenan más como alternativas, sin demeritar ni mucho menos el trabajo de Dan Laustsen.

Ganará: Roger Deakins (Blade Runner 2049)
Podría ganar: Hoyte Van Hoytema (Dunkirk)
Debería ganar : Roger Deakins (Blade Runner 2049)
Debería estar nominada: Vittorio Storaro (Wonder Wheel)
Sorpresa a ganar: Hoyte Van Hoytema (Dunkirk) (nadie espera que Roger Deakins pierda el Oscar)

Montaje:

Quiero que esté año los debería ganar ganen y “Dunkirk” es el mejor en esté campo, pese a que “Baby Driver” tiene uno de los mejores montajes visto esté año, aunque algunos académicos les puedan parecer un videoclip de 115 minutos. No obstante, lo de “Dunkirk” es una maestría en sí misma.

Ganará: Lee Smith (Dunkirk)
Podría ganar: Jonathan Amos y Paul Machliss (Baby driver)
Debería ganar: Lee Smith (Dunkirk)
Debería estar nominada: Nick Hoult (Lady Bird)
Sorpresa a ganar: I, Tonya (Tatiana S. Riegel)

Diseño de producción:

Ganará: Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin y Shane Vieau (The Shape of Water)
Podría ganar: Dennis Gassner y Alessandra Querzola (Blade Runner 2049)
Debería ganar: Paul D. Austerberry, Jeffrey A. Melvin y Shane Vieau (The Shape of Water)
Debería estar nominada: Mark Tildesley y Véronique Melery (Phantom Thread)
Sorpresa a ganar: Nathan Crowley y Gary Fettis ‘Dunkirk’

Vestuario:

Ganará: Mark Bridges (Phantom Thread)
Podría ganar: Luis Sequeira (The Shape of Water)
Debería ganar: Mark Bridges (Phantom Thread)
Debería estar nominada: Jennifer Johnson (I, Tonya)
Sorpresa a ganar: Jacqueline Durran (Victoria and Abdul) – Ojo con Victoria and Abdul puede dar el cante en la noche final, no es la primera vez que nos llevamos sorpresas en está categoría.

Y de verdad echas de menos a “The Greatest Showman”?

Maquillaje:

Ganará: Kazuhiro Tsuji, David Malinkowski y Lucy Sibbick (Darkest Hour)
Podría ganar: Arjen Tuiten (Wonder)
Debería ganar: Kazuhiro Tsuji, David Malinkowski y Lucy Sibbick (Darkest Hour)
Debería estar nominada: Adruitha Lee y Mary Everett (I, Tonya)
Sorpresa a ganar: Arjen Tuiten (Wonder)

Mezcla y Edición de Sonido:

Personalmente quiero y debe ganar “Dunkirk” ambos premios, aunque, es muy cierto que “Blade Runner 2049” y “Baby Driver” pueden hacerse con el Oscar a mejor Mezcla, por tanto, estas dos categorías se repartirían la victoria o incluso acabe produciéndose un empata en alguna de las dos categorías tal y como sucedió hace nada con “Skyfall” y “Zero Dark Thirty”, por tanto, mi decisión seria:

Ganará: “Dunkirk” en ambas categorías
Podría ganar: “Baby Driver” (en edición) – “Blade Runner 2049” (en mezcla)
Debería ganar: “Dunkirk”
Debería estar nominada: “Detroit”
Sorpresa a ganar: “The Shape of Water” en ambas categorías

Efectos Visuales:

Me gustaría a apostar por la que debería ganar, aunque se que puede ganar “Blade Runner 2049”, ya que los antecedentes de su contrincante más fuerte en está categoría abren muchísimo más las puertas de que termine alzándose con la estatuilla, pero siendo sinceros y hablando no sólo de grandes efectos especiales, si no también de una contribución técnica a este gremio, sin contar de que sería un reconocimiento a una de la pocas sagas como blockbuster más interesantes de esta última década, me gustaría decir que “War for the Planet of the Apes” ganará, pero lo que queremos a veces no es posible, por tanto:

Ganará: “Blade Runner 2049”
Podría ganar: “War for the Planet of the Apes”
Debería ganar: “War for the Planet of the Apes”
Debería estar nominada: “Dunkirk”
Sorpresa a ganar: “Kong: Skull Island”

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario