Goyas 2017: La ira de Raúl Arévalo y el poderío técnico y emocional de Juan Antonio Bayona se hacen con la noche del cine español

Goyas 2017: La ira de Raúl Arévalo y el poderío técnico y emocional de Juan Antonio Bayona se hacen con la noche del cine español

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

“Tarde para la ira” ha completado la carrera perfecta en la cada vez más consolidada temporada de premios del cine español consumando su victoria en la 31ª edición de los Goya con 4 galardones. Tras el triunfo en los Forqué, los Feroz y los CEC, la cinta de Raúl Arévalo se convierte en la tercera ópera prima en llevarse el Goya a la mejor película tras “Tesis” en 1997 y “El Bola” en 2001. Una película llena de nervio y de fuerza que ha dominado en estas entregas de premios a pesar de encontrarnos ante una edición de gran nivel en la que cualquiera de las otras nominadas hubiera sido considerada justa ganadora reivindicando, en esta ocasión, especialmente el género del thriller y del cine negro con tres de las cintas nominadas, así como el drama de mujeres representado por Almodóvar y la confirmación del cine de espectáculo y emoción con el que Bayona siempre revitaliza en músculo a la industria española. 5 nominadas que este año han sido aupadas por el circuito festivalero tras proyectarse respectivamente en Cannes (la de Almodóvar), Venecia (la de Arévalo) y San Sebastián (las de Bayona, Rodríguez y Sorogoyen). La calidad imperante ha permitido que todas hayan salido con algún premio como perfecto resumen a la cosecha del año; “Un monstruo viene a verme” (9), “El hombre de las mil caras” (2), “Julieta” (1) y “Que Dios nos perdone” (1).

El vigoroso debut de Raúl Arévalo (tras ocho años de preparación) llegaba como gran favorito en la noche de los Goya y ha cumplido todas las quinielas ganando en las categorías de película, guión original, actor revelación y director novel entregado por su “primo” Daniel Sánchez Arévalo; haciéndoselo saber el propio Rovira que le ha dicho que “meta la segunda” porque el cine español se lo pide al plantarse en los Goya con 11 nominaciones. El arrase técnico ha sido para “Un monstruo viene a verme” que, por un lado, se convierte claramente en la cinta de Bayona (muy emocionado y recibiendo hasta una tila para calmar los nervios) más premiada por los Goya (“El orfanato” ganó 7 premios y “Lo imposible” 5) y también compara al director no sólo con Steven Spielberg (la referencia habitual) sino, también a partir de ahora, con Ang Lee al tener dos premios a mejor director (éste ha hecho ademán expreso que se lo entregara Geraldine Chaplin y no Jose Coronado) pero sin materializar el de mejor película (lo mismo que el taiwanés con los Oscar). Es, además, la película más premiada en la Historia de los Goya sin ganar mejor película. A destacar también el regreso por todo lo alto de Emma Suárez que logra doblete como protagonista por “Julieta” (entregado por el mismísimo Almodóvar y del que la actriz ha destacado su meticulosidad y exigencia) y como actriz de reparto por “La próxima piel”, algo que hasta ahora sólo había conseguido Verónica Forqué en 1988, sumando estos premios al cosechado por “El perro del hortelano” hace 20 años. Emma Suárez es la sexta actriz en ganar en el apartado protagonista por una película de Almodóvar tras Carmen Maura por “Mujeres al borde de un ataque de nervios”, Verónica Forqué por “Kika”, Cecilia Roth por “Todo sobre mi madre”, Penélope Cruz por “Volver” y Elena Anaya por “La piel que habito”.

Goyas2017RaulArevalo

Roberto Álamo se ha impuesto finalmente por su explosivo trabajo como Alfaro en “Que Dios nos perdone” (su segundo Goya tras el de “La gran familia española”) rompiendo la tradición de que el ganador español del premio de interpretación en el Festival de San Sebastián terminaba con el Goya. Eduard Fernández tendrá que esperar para tener el tercero a pesar de su impecable Francisco Paesa en la película de Alberto Rodríguez que, al menos, ha podido amarrar los premios de actor revelación para Carlos Santos (mimético y vulnerable Luis Roldán) y mejor guión adaptado. Quizás el premio que finalmente ha virado un poco las apuestas es el de Anna Castillo como mejor actriz revelación (entregado por Macarena Gómez, compañera suya en el musical “La llamada”, y compitiendo también con otra actriz de la obra como Belén Cuesta) por el coraje y frescura demostrando en “El olivo” frente a las buenas críticas y premios cosechados por Ruth Díaz por “Tarde para la ira”, el premio más factible que se le ha escapado a la película de Arévalo que, por otro lado, se convierte en el segundo actor que de manera consecutiva gana el premio a dirección novel.

Goyas2017EmmaSuarez

Algo de presencia han podido tener otras películas merecedoras de atención como “1898, los últimos de Filipinas” (mejor vestuario) y “Cerca de tu casa”, el musical de los desahucios que ha brindado el premio a mejor canción para Silvia Pérez Cruz que ha podido entonar con una gran sensibilidad y con un patio de butacas enmudecido otro de los temas de la película en el escenario a modo de reivindicación (“es indecente gente sin casas, casas sin gente”) ante las prácticas de la clase política y el sistema bancario que aprieta a los que menos tienen. Sin marchar del ámbito musical a destacar el merecido premio al compositor Fernando Velázquez por la música de “Un monstruo viene a verme” y que se ha hecho con la estatuilla en su cuarto intento. Otros premios para “Psiconautas, los niños olvidados” como mejor película de animación, “Frágil equilibrio” mejor documental, “El ciudadano ilustre” mejor película iberoamericana y “Elle” imponiéndose a “Yo, Daniel Blake” como mejor película europea a pesar de tener presente a Ken Loach en la ceremonia que nos tememos que no se habrá enterado mucho de la misma. También buena reivindicación a los cortos antes de presentar el premio a “Timecode” (nominado este año al Oscar) y que ha sido llevado a cabo por los anteriormente nominados a la estatuilla de Hollywood Javier Fesser y Esteban Crespo.

Goya2017DaniRoviraAntoniodelaTorre

Goya2017DaniRoviraKarraElejalde

Goya2017YvonneBlake

Pocos peros se pueden poner a una ceremonia que, esta vez sí, ha logrado encontrar la tecla de la rapidez y el ritmo lo que es un logro a pesar de sus evidentes problemas en la realización y a las posibilidades de un escenario bastante más reducido este año ante la presencia de la orquesta. Sin llegar a las tres horas, la cinta ha ganado ritmo gracias a unos discursos bastante concretos, a que los presentadores de cada premio iban directamente al grano y a que la Film Simphony Orchestra, especializada en música de cine, ha ayudado con sus acordes e intervenciones que la ceremonia no se fuera de “timing” imitando los sonidos del reloj y acortando la música entre presentador y presentador para que se dieran aire. Dani Rovira ha ido a lo seguro en su tercera presentación consecutiva (tras negarse a presentarlo de nuevo tras los ataques recibidos en Twitter el pasado año) con un monólogo en el que ha jugado con el valor del número “3”, una declamación a lo espartanos de “300” y prometiendo no dar cabida a la política igual que ellos no han tenido en cuenta a la cultura o a las peticiones del sector en sus campañas electorales lo que la ha convertido en la gala menos “política” de los últimos años (sólo la muy acertada reflexión de Mariano Barroso que la industria del cine ha aportado a las arcas españolas 28 millones de euros más en concepto de IVA de lo que se ha invertido por parte del Gobierno, 105 contra 77) en la que Rovira ha concluido en que al final le ha valido la pena volver a presentarla (utilizando fotos de su infancia para ganarse el cariño del público) a pesar de que nosotros nos hayamos quedados pizcuetos con algún juego de palabras imposible como “a Bayona le han dado por su película muchas felicitijones” “¿Es más difícil encontrar a Roldán o a Paesa? Yo me voy pa esa” (dirigiéndose a Belén Cuesta).

Goyas2017Numeromusical

Alguna mención a Donald Trump y momentos simpáticos como los guiños al buen currículum y al inglés “advanced” de la presidenta, Yvonne Blake (que ha necesitado un vaso de agua durante su discurso en el que ha sacado pecho por un año con más de 100 millones de recaudación y 18 millones de espectadores), a la que ha recordado que a él ya le llaman “la viuda negra de los Goya” al haber tenido en cada ceremonia a un presidente al mando de la institución. Se ha disfrazado de Superman (Blake se encargó del vestuario de la película y por eso quería comprobar “el paquete”), se ha puesto tacones (lo que ha sido un arma para bromear con Almodóvar) reivindicando el papel de la mujer y su discriminación en oportunidades y salario en la industria del cine, así como al escaso porcentaje de actores (el 8%) que pueden vivir de su profesión, y se ha permitido “guiños” a las “gafas 3D” de Almodóvar, el parecido de su hermano Agustín con Hitchcock, la habitual contención de Antonio de la Torre en sus papeles dramáticos, el historial conquistador de Jose Coronado, lo que ha llorado con los árboles (entre la película de Bayona, “El olivo” y el Álamo, Roberto) sus ya clásicos coqueteos con Penélope Cruz o el “pique” con su habitual suegro en pantalla, Karra Elejalde, compitiendo en número de Goyas y con mención a la polémica de la venta del premio de Juanma Bajo Ulloa. El tema del idioma ha estado presente más de una vez en chascarrillo hablando Ana Belén de “Espencer Traci”, de la generación “millennial” y “youtuber” o las dificultades (fingidas) de Rovira para pronunciar el título catalán original de “La próxima piel”.

Goya2017AnaBelen

A destacar el número musical compuesto por Victor Manuel e interpretado por Manuela Vellés y Adrián Lastra (correcto pero poco recordable), el avance de que la música en directo mande en el In Memoriam y que éste no se interrumpa con aplausos y el momento homenaje a Ana Belén (entregado por Fernando Colomo, José Luis García Sánchez y Manuel Gómez Pereira en una presentación bastante pobretona) con un discurso calculado y algo plomizo pero también muy sentido sobre todo cuando ha hablado de sus profesores, familiares y amigos durante todos estos años de carrera; con especial emoción y muestra de amor incondicional en las palabras dedicadas a su compañero de vida Víctor Manuel y su hija Marina San José, dejando par el final una mención a la importancia de seguir adelante a pesar del ninguneo político: “Salud y trabajo para esta profesión que no se merece tanto desprecio de sus gobernantes”. Ana Belén es la quinta mujer en recibir el Goya honorífico después de Rafaela Aparicio (1988), Imperio Argentina (1989), Josefina Molina (2012) y Concha Velasco (2013).

La ceremonia de los Goya 2017 ha conseguido un 3.648.000 espectadores y un 23,1% de cuota de pantalla. Cae la audiencia y la cuota de pantalla respecto a los dos últimos años pero sí que mejora los datos de 2013 y 2014 en porcentaje de share.

Película: Tarde para la ira

Goya2017Tardeparalaira

Director: Juan Antonio Bayona (Un monstruo viene a verme)

Goya2017JuanAntonioBayona

Actor: Roberto Álamo (Que Dios nos perdone)

Goya2017RobertoAlamo

Actriz: Emma Suárez (Julieta)

Goya2017EmmaSuarez

Actor de reparto: Manolo Solo (Tarde para la ira)

Goya2017ManoloSolo

Actriz de reparto: Emma Suárez (La próxima piel)

Goya2017EmmaSuarez01

Actor revelación: Carlos Santos (El hombre de las mil caras)

Goya2017CarlosSantos

Actriz revelación: Anna Castillo (El olivo)

Goya2017AnnaCastillo

Director novel: Raúl Arévalo (Tarde para la ira)

Goya2017RaulArevalo

Guión original: Raúl Arévalo y David Pulido (Tarde para la ira)

Goya2017Guionoriginal

Guión adaptado: Alberto Rodríguez y Rafael Cobos  (El hombre de las mil caras)

Goya2017Guionadaptado

Música: Fernando Velázquez (Un monstruo viene a verme)
Canción: “Ai, Ai, Ai” (Cerca de tu casa)
Dirección de producción: Sandra Hermida (Un monstruo viene a verme)
Montaje: Bernat Vilaplana y Jaume Marti (Un monstruo viene a verme)
Fotografía: Óscar Faura (Un monstruo viene a verme)
Dirección artística: Eugenio Caballero (Un monstruo viene a verme)
Vestuario: Paola Torres (1898, los últimos de Filipinas)
Maquillaje y peluquería: Marese Langan y David Martí (Un monstruo viene a verme)
Sonido: Marc Orts, Oriol Tarragó y Peter Glossop (Un monstruo viene a verme)
Efectos visuales: Félix Bergés y Pau Costa (Un monstruo viene a verme)
Película de animación: Psiconautas, los niños olvidados
Película extranjera de habla hispana: El ciudadano ilustre (Argentina)
Película europea: Elle (Francia)
Documental: Frágil equilibrio
Cortometraje de ficción: Timecode
Cortometraje de animación: Decorado
Cortometraje documental: Cabezas habladoras

Goya2017Ganadores

Galería de fotos de la alfombra roja en Facebook

Las películas ganadoras

* Un monstruo viene a verme: 9 Goyas (director, fotografía, música, montaje, dirección de producción, dirección artística, maquillaje y peluquería, sonido, efectos visuales)
* Tarde para la ira: 4 Goyas (película, actor de reparto, director novel, guión original)
* El hombre de las mil caras: 2 Goyas (actor revelación, guión adaptado)
* Que Dios nos perdone: 1 Goya (actor)
* Julieta: 1 Goya (actriz)
* La próxima piel: 1 Goya (actriz de reparto)
* El olivo: 1 Goya (actriz revelación)
* 1898, los últimos de Filipinas: 1 Goya (vestuario)
* Cerca de tu casa: 1 Goya (canción)

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario