Las cinco secuencias de… Anne Hathaway

Las cinco secuencias de… Anne Hathaway

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 4,80 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Anne Jacqueline Hathaway nació en Brooklyn, Nueva York, el 12 de Noviembre de 1982. Hija de un abogado y una actriz de teatro, siempre quiso seguir los pasos de su madre. Casualmente, su nombre coincide con el de la esposa de William Shakespeare. Mientras estaba en el instituto, comenzó a actuar en teatro con cierto éxito, por lo que no dudó en formarse en arte dramático. Sus estudios fueron muy completos incluyendo, además de prestigiosas escuelas teatrales, clases de música y baile.

Cuando aún no había cumplido 17 años logró su primera oportunidad profesional, al ser elegida para protagonizar la serie de televisión “Asuntos de familia”, donde coincidiría con el también debutante Jesse Eisenberg. La serie sólo duró una temporada, pues las malas audiencias la llevaron a la suspensión, provocando una cierta depresión en la joven Anne. A pesar de la decepción, su actuación en la serie tuvo buenas críticas y le valdría a la futura estrella una nominación en los Teen Choice Awards como mejor actriz de TV, perdiendo frente a Sarah Michelle Gellar por “Buffy cazavampiros”. Así que siguió completando su formación incluyendo su participación en el prestigioso Barrow Group de Nueva York, siendo la única menor de 20 años que aceptaron en su programa intensivo. Y al año siguiente, por fin pudo debutar en la gran pantalla. La primera película que rodó fue el drama “Al otro lado del cielo”, sobre un misionero mormón en Tonga, y con presencia de muchos mormones entre el equipo de rodaje. Anne Hathaway había sido criada como cristiana católica, e incluso llegó a decir que pensaba en ser monja de niña. Sin embargo, al conocer la homosexualidad de su hermano y descubrir el rechazo de la Iglesia hacia él, abandonó el catolicismo. Mientras se preparaba para su primer papel, hizo la audición para el papel de Mia Thermopolis y fue seleccionada para protagonizar “Princesa por sorpresa”. La película tenía todas las papeletas para convertirse en un gran éxito (el retorno de Julie Andrews tras 15 años y la dirección de Garry Marshall que acababa de triunfar de nuevo con Roberts y Gere en “Novia a la fuga”, repitiendo su gran éxito de “Pretty woman”), por lo que los productores de la otra película decidieron esperar y estrenarla después de esta aprovechando la fama que seguro que lograría Hathaway. Según los comentarios del DVD, la clave para ser seleccionada frente a otras 500 candidatas fue que las nietas de Marshall vieron su cinta del casting y dijeron que tenía el mejor pelo de princesa. La presentación de la actriz en la gran pantalla fue un éxito comercial, pero recibió críticas dispares. Mientras intentaba seguir con sus estudios, fue seleccionada para protagonizar el musical teatral “Carnival!”, basado en la película “Lilí”. Su actuación logró un reconocimiento unánime que demostraba su valía más allá del cine familiar que siguió protagonizando en los años siguientes. “La leyenda de Nicholas Nickleby”, “Princesa por sorpresa 2” y “Hechizada” fueron sus siguientes películas, además de poner voz a la versión americana de “Haru en el reino de los gatos” y “La increíble pero cierta historia de Caperucita Roja”. La segunda parte de su personaje más conocido hasta entonces le impidió participar en el musical de “El fantasma de la ópera” pues los rodajes coincidían en la fecha y estaba obligada por contrato a volver a interpretar a la princesa Mia. Anne necesitaba un cambio para evitar encasillarse en el cine familiar, así que aceptó el papel en la producción independiente “Caos”, donde era una adolescente rebelde que terminaba cayendo en el mundo de las drogas y aparecía desnuda en varias escenas. Sin embargo no sería esta película, que no funcionó demasiado bien, sino la siguiente, la que permitió que empezara a verse a Anne como una gran actriz. Y es que ese mismo año 2005 participó en “Brokeback Mountain” como la mujer del personaje de Jake Gyllenhaal. La película dirigida por Ang Lee ganó muchísimos premios y a punto estuvo de llevarse el Oscar a la mejor película (si ganó el de director pero “Crash” le arrebató el premio más preciado). Anne tenía el papel más pequeño de los cuatro protagonistas por lo que no pudo lucirse lo suficiente como para lograr una nominación al Oscar que sí tuvieron los otros tres, pero su valoración como actriz mejoró bastante. Empezaba a ser algo más que la actriz de “Princesa por sorpresa”.

El diablo viste de Prada (2006)

A finales de 2005, Hathaway tuvo una gran oportunidad de demostrar su talento al compartir rodaje con una grande de la interpretación como Meryl Streep en “El diablo viste de Prada”. Y no desaprovechó la oportunidad de empezar a ser conocida por otros papeles distintos del de su debut, gracias a una acertada caracterización de Andy Sachs, una aspirante a periodista que termina trabajando de asistente de Miranda, la directora de una gran revista de moda, a pesar de no tener ni idea en lo que a moda se refiere. Como puede verse en los extras del DVD, los altísimos tacones que tenía que llevar le causaron varias caídas, pero logró salir airosa y su actuación fue mayormente elogiada por la crítica, aunque fue Streep la que se llevó todos los premios, incluyendo su 14ª nominación al Oscar y el Globo de Oro. Anne estuvo trabajando de asistente en una casa de subastas de manera voluntaria durante una semana para preparar mejor el papel. El director contó que la actriz estaba aterrorizada antes de comenzar el rodaje junto a Streep. Se dice que cuando se conocieron Meryl le dijo: “Creo que eres perfecta para el papel y estoy encantada de que vayamos a trabajar juntas. Y esta será la última frase agradable que te diré durante el rodaje”. La película se basa en el bestseller del mismo título y fue todo un éxito de taquilla en 2006, superando los 300 millones de dólares de recaudación mundial.

Ver en Versión Original

La joven Jane Austen (2007)

El siguiente proyecto de Anne fue esta historia biográfica que narra un amor de juventud de la que luego sería la famosa escritora Jane Austen. Está basada en parte en un libro que defiende que su vida personal fue la principal inspiración para escribir “Orgullo y prejuicio”. Lo cierto es que antes de lo relatado en la película, sólo había escrito novelas infantiles y entonces fue cuando comenzó sus obras más famosas. Cuando el director eligió a la actriz americana para el papel, esta sintió una gran responsabilidad. Fan de la escritora desde los 14 años, no dudó en releer todas sus novelas, así como leer toda biografía que encontró de la autora de “Sentido y sensibilidad”, aprendió a tocar el piano, estudió los bailes y las costumbres de la época y trabajó a fondo en el acento británico, mudándose a las islas un mes antes de comenzar la producción. La mayor parte de los críticos admiraron el trabajo de Hathaway, aunque algunos no dudaron en criticar su falso acento británico. La actriz fue nominada a los premios del cine independiente británico.

Vídeo

Ver en Versión Original

La boda de Rachel (2008)

Mientras esperaba el estreno de su película sobre la famosa escritora, fue seleccionada para protagonizar “Lío embarazoso”, pero después fue sustituida por Katherine Heigl, supuestamente porque no quiso aceptar el uso de grabaciones reales de una mujer dando a luz para recrear su parto ficticio. También estuvo cerca de participar en el musical de Tim Burton “Sweeney Todd” pero, una vez más, terminó quedándose fuera. En 2008 estrenó tres películas. La primera fue “Superagente 86”, comedia de espionaje basada en la serie de los 60 de mismo nombre, y que protagonizó junto a Steve Carell. La segunda fue “Passengers”, un thriller dirigido por Rodrigo García que resultó un fracaso de crítica y público. Pero fue la tercera película, “La boda de Rachel”, la que supuso la verdadera consagración de la actriz. Con un guion de Jenny Lumet (hija de Sidney Lumet) y la dirección de Jonathan Demme (director de “El silencio de los corderos”), la película tuvo el honor de inaugurar los prestigiosos festivales de Venecia y Toronto. Demme llevaba varios años deseando dirigir a Hathaway, así que desde un primer momento la consideró como la más adecuada para el papel protagonista. La conexión entre ambos fue perfecta, y la actriz se sintió más inspirada que nunca en su papel de hermana de la novia. Se trata de una mujer celosa, desequilibrada y que trata de superar sus problemas con las drogas. El esfuerzo dio sus frutos y la crítica se rindió a sus pies. Tras una situación difícil en lo personal, al ser detenido su ex novio por un asunto de estafas haciéndose pasar por un inversor delegado del Vaticano, la actriz supo sobreponerse a la crisis e incluso bromeó sobre ello en el Saturday Night Live. Mientras tanto, siempre estuvo presente en la carrera de premios por este papel, logrando nominaciones a premios tan importantes como el del Gremio de Actores, los Globos de Oro y el Oscar.

Vídeo

El caballero oscuro: La leyenda renace (2012)

Ya consagrada como una gran actriz, su siguiente película fue la olvidable “Guerra de novias” y, antes de repetir con Garry Marshall en “Historias de San Valentín”, puso su voz en varios capítulos de “Los Simpson”, por la que ganó un Emmy, y “Padre de familia”. Ese mismo año también hizo de reina blanca en “Alicia en el país de las maravillas” de Tim Burton y de joven con Parkinson en “Amor y otras drogas”, actuación por la que logró una nominación en los Globos de Oro. Terminó el año 2010 con el anuncio de que sería la encargada, junto a James Franco, de presentar la siguiente gala de los Oscar. Y es que un par de años antes había gustado mucho su actuación en la gala presentada por Hugh Jackman. Sin embargo, el resultado final fue bastante decepcionante, si bien es cierto que la mayor parte de los palos los recibió el actor que además estaba nominado por su interpretación en “127 horas”. Uno de los momentos de la gala fue una interpretación paródica de la actriz del On my own que canta el personaje de Éponine en “Los miserables”. En este caso era una broma a Hugh Jackman que permitía recordar el número de ambos. En 2011, dio voz a uno de los personajes de “Rio” y protagonizó el drama romántico “One day”. Pero sin duda, 2012 fue su gran año. Y una de las razones para ello fue su participación en la tercera parte del Batman de Christopher Nolan, que se pudo ver el pasado verano, aunque realmente el rodaje fue en 2011 y, según la actriz, resultó el más duro desde un punto de vista físico al que se tuvo que enfrentar por lo que tuvo que aplicarse a fondo en el gimnasio. Curiosamente, llegó a la audición para el papel sin saber a qué personaje en concreto aspiraba. Finalmente, el duro trabajo que también incluyó entrenamiento de artes marciales dio sus frutos logrando dar vida a una Selina Kyle/Catwoman superior a la que habíamos visto con Michelle Pfeiffer y Halle Berry, y uno de los mejores personajes femeninos de una película de Nolan. La película fue un nuevo éxito de crítica y público, aunque sin llegar al nivel de su antecesora. Por desgracia, la película también será recordada por los asesinatos de Aurora, producidos en un cine el día del estreno de la película. Por temas de derechos, no podemos poner una escena completa de la película, pero la actriz es la protagonista del trailer que realizaron para la MTV y que puedes ver a continuación.

Vídeo

Los miserables (2012)

En Octubre de 2011 se anunció que Anne Hathaway era la actriz elegida para interpretar a Fantine en la película basada en el musical de “Los miserables”. Y desde ese mismo momento, se empezó a pensar en ella como una candidata a ganar el Oscar, pues parecía una película dispuesta a arrasar en los premios y Fantine es uno de los personajes más queridos. No fue fácil lograr el papel. La actriz realizó una prueba de tres horas para poder participar en la película y tuvo que esperar cerca de un mes para obtener la respuesta. En una entrevista explicaría que las dudas sobre su participación en la película se debían a que no parecía lo suficientemente madura como para representar a Fantine, pero se le había pasado el punto en el que resultaría creíble como Cosette. Una vez logrado el papel, se entregó a él en cuerpo y alma. No sólo se cortó realmente el pelo en la escena en la que vende sus trenzas, sino que también perdió 11 kilos de peso que extremaron su delgadez haciendo más creíble la tisis que representaba. Anne declaró: “Fue muy intenso y bastante extremo. Sinceramente, si lo hubiera pensado, me habría parecido imposible, pero sabía que acababa en una escena culminante. Me bastó con concentrarme en eso. No soy una actriz de método, pero encarnaba a una mártir. Cualquier padecimiento no era tal, era una transformación”. Su interpretación desgarradora del I dreamed a dream fue el momento culminante de su actuación, y uno de los protagonistas del primer trailer. La escena completa no está disponible por temas de derechos, pero puedes escuchar la música con subtítulos en castellano. El musical es totalmente cantado y además las actuaciones se grabaron en directo y no en playback, con lo que la actuación es mucho más espontánea y permite transmitir mejor la emoción. Los actores trabajaron con directores vocales para calentar la voz y tenían un imperceptible pinganillo donde podían escuchar la música de un piano con la melodía. La tarea de grabar en directo las voces fue recompensada con un merecido Oscar de mejor sonido. Pero el Oscar que todos sabían que iba a ganar la película fue el de la protagonista de este artículo, que también ganó todos los premios importantes antes de la gala de la Academia de Hollywood.

Vídeo

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario