Las cinco secuencias de… los hermanos Marx

Las cinco secuencias de… los hermanos Marx

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 3,67 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Se cumplen 50 años de la muerte de Leonard “Chico” Marx, el mayor de los geniales cómicos que tanto hicieron reír en la época de la depresión americana, con un humor que sigue resultando hoy en día de lo más divertido.

Los orígenes de estos hermanos artistas se encuentran en la Alemania del XIX, donde sus abuelos maternos tenían un espectáculo ambulante: se dice que el actuaba de mago y ventrílocuo y ella tocaba el arpa. Después emigraron a los Estados Unidos, estableciéndose en Nueva York cuando Minnie, la futura madre de los cómicos, tenía 15 años. Siete años más tarde, en 1884, se casaría con Sam Marx, otro emigrante que provenía de la Alsacia francesa. La pareja vivía en un barrio pobre de Nueva York, y pronto tendrían su primer hijo, Manfred. Sin embargo, a los pocos meses de vida falleció. Leonard nació en 1887, poco después de este triste suceso, por lo que estaba muy unido a su madre. Ya de niño aprendió a ganar dinero en apuestas y pronto se volvió un jugador empedernido. Así que tuvo que valérselas para sobrevivir y de ahí nació el personaje astuto y timador que vemos en las películas.

Todas las semanas recibía 50 centavos para sus clases de piano, pero muchas veces se las perdía porque se había jugado el dinero. Aunque después de verlo en las películas, está claro que supo aprovechar muy bien las clases que si recibió, con un estilo inconfundible y genial. Además, siempre andaba detrás de las chicas, por lo que recibió el mote de Chico. En 1888 nació el segundo hermano, Adolph, que después se cambiaría el nombre a Alfred y todos conocemos como Harpo (mote que le viene de su pasión por el arpa que todos hemos comprobado en sus películas). Según cuenta su hijo en el documental “El mundo insólito de los hermanos Marx”, de niño siempre veía por la ventana a un hombre con una graciosa mueca mientras liaba un puro, y la cara le gustó tanto que empezó a imitarla. Y lo siguió haciendo en escena provocando grandes risas. El tercero y probablemente más famoso de todos, Julius Henry, nació en 1890. Fue el primero en subirse a un escenario con solo 15 años y su famoso mote, Groucho no está muy claro de donde viene pues los hermanos contaban distintas historias sobre la creación del mismo, aunque todos coincidían en señalar que resultaba muy apropiado por su carácter gruñón. En 1892 nació el cuarto hermano, Milton, que es el menos conocido al no haber actuado en ninguna película. Le llamaban Gummo por su calzado de goma. Y unos años después, en 1901, nacería el quinto hermano, Herbert, al que apodaron Zeppo. Tampoco está claro el origen de su nombre pues de nuevo los hermanos se contradicen.

Excepto Groucho, todos los hermanos Marx fracasaban en la escuela y hacían novillos, así que Minnie decidió introducirlos en el mundo del espectáculo, que ella había conocido de niña, para que pudieran destacar en algo y para que estuvieran todos juntos. Groucho y Gummo empezaron a cantar en un espectáculo de vodevil y después se uniría Harpo. En una de las actuaciones, el espectáculo se vio interrumpido por una mula, y en la reanudación Groucho empezó a hacer comentarios sarcásticos contra su audiencia, pero esta, en lugar de enfadarse no paraba de reír. Así que se dieron cuenta de su potencial cómico y trasformaron sus actuaciones musicales en actuaciones cómicas con números musicales intercalados. Chico se unió a sus hermanos y empezaron a triunfar como los cuatro hermanos Marx. En una de sus actuaciones, un crítico de un periódico local alabó la labor interpretativa de Harpo, diciendo que era perfecta… hasta que la arruinó cuando empezó a hablar. Así que Harpo decidió interpretar a un personaje mudo con una bocina, y así seguiría en todos sus éxitos. Durante la guerra mundial, Gummo se fue al ejército y fue sustituido por Zeppo. Y a comienzos de los años 20, por fin tuvieron éxito con la comedia “I’ll say she is”. En una de las interpretaciones, Groucho llegaba tarde y en lugar de pegarse el bigote, se lo pintó para acabar antes. Y como le fue muy bien siguió haciéndolo. La comedia se estrenó en Broadway. Se sabe que por esa época también rodaron una película “Humor risk”, que nunca llegó a estrenarse, así que siguieron centrados en el teatro volviendo a triunfar en Broadway con “Los cuatro cocos” y “El conflicto de los Marx”. Y en una película de 1925 se produjo la primera aparición de Harpo en la gran pantalla. Parece ser que fue a visitar a unos amigos al plató y terminó actuando en un pequeño papel. Sería la única vez que hablaría en la gran pantalla, pero la tecnología no estaba preparada para capturar dicho sonido.

Con la llegada del cine sonoro, se produjo una revolución en Hollywood. Muchas estrellas del cine mudo fracasaron por no tener la voz adecuada o no saber pronunciar correctamente mientras se movían en la escena. Así que los estudios buscaban nuevas estrellas que no tuvieran estos problemas y se fijaron en actores consagrados de Broadway, donde estaban acostumbrados a los diálogos. Así fue como la Paramount contrató a los hermanos Marx. En 1929, por la mañana rodaban la versión cinematográfica de “Los cuatro cocos” y por la noche representaban en el teatro “El conflicto de los Marx” con gran éxito. Un sorprendente logro que llegaba cuando, excepto Zeppo, todos rondaban ya los 40 años.

El conflicto de los Marx (1930)

En su segunda película, de nuevo, adaptaban una obra teatral. Como era habitual en esta época, contaba con un guión alocado que servía de excusa para introducir numerosos gags, con diálogos ingeniosos que criticaban el estilo de vida y la sofisticación de la alta sociedad. En este caso Groucho es un explorador del África que es invitado a una fiesta donde se expone un valioso cuadro y, junto con Harpo y Chico, se verán envueltos en su desaparición. De entre sus muchas divertidas secuencias, destaca la del loco juego de cartas que se puede ver a continuación.

El Conflicto de los hermanos Marx from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Sopa de ganso (1933)

La tercera película fue “Pistoleros de agua dulce”, donde son polizones en un barco y terminan enredados con varios gangsters. La cuarta se tituló “Plumas de caballo”, una disparatada historia en la universidad, con el fútbol americano de por medio. Un gran éxito que llegó a la portada de la revista Time. Su siguiente película con la Paramount fue “Sopa de ganso”, una anárquica pero brillante sátira de los gobiernos dictatoriales, fascistas o autoritarios. Fue la última película con la Paramount y también la última en la que apareció Zeppo pues, aunque hoy en día se considera la mejor de este periodo con reconocimientos como el 5º puesto de la lista de las películas más divertidas de la historia según el American Film Institute, en su día no tuvo una gran recepción ni de público ni de crítica. A pesar de la falta de éxito inicial, si que tuvo su repercusión. Así, a Mussolini le pareció un insulto hacia su persona y la prohibió en Italia y varios críticos encuentran influencias en películas como “El gran dictador” de Chaplin y “¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú” de Kubrick. También entusiasmó a Woody Allen, que incluyó una secuencia en la trama de “Hanna y sus hermanas”. La película cuenta con varios momentos inolvidables, pero el más famoso de todos es el del espejo. Una pantomima heredera del cine mudo (de hecho, la idea no era original pues ya la utilizaran Chaplin y Max Linder en sendos filmes mudos) que volvería a ser utilizada muchas veces, especialmente en dibujos animados (Bugs Bunny, Mickey Mouse) pero también en películas como “La pantera rosa” de Blake Edwards.

Sopa de Ganso from Las 5 secuencias on Vimeo.

Una noche en la ópera (1935)

Tras dejar la Paramount, Zeppo dejó de actuar y se convirtió en agente junto a Gummo. Mientras, Groucho y Chico trabajaron en la radio y en Broadway. Gracias a Irving Thalberg volvieron a reunirse para hacer cine, aunque los cuatro hermanos Marx pasaron a ser simplemente “Los hermanos Marx” (sin Zeppo) y firmaron por la Metro-Goldwyn-Mayer. Por consejo de Thalberg, las historias pasaron a ser más elaboradas, con personajes más empáticos e incluyendo historias de amor. Y siguiendo otra idea de Thalberg, antes de rodar las películas, probaban su material en los escenarios, lo que les permitía obtener una valiosa información para mejorar los chistes llegando incluso a medir cuanto duraban las risas para dejar el mismo espacio en la película. El método funcionó a la perfección, creando una película con diálogos inolvidables (“La parte contratante de la primera parte…”) y escenas que forman parte de la historia del cine. Una de esas películas que hay que ver antes de morir. Además fue un gran éxito en taquilla y los hermanos Marx volvían a ser grandes estrellas. Curiosamente, durante las primeras pruebas, la inolvidable escena del camarote no funcionaba demasiado bien, hasta que una noche se olvidaron el guión y volvió a surgir la anarquía que les caracterizaba en las primeras películas. El resultado fue genial y sirvió para transformar una secuencia floja en una de las más recordadas.

Una Noche en la Opera from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Un día en las carreras (1937)

Para la siguiente película, repitieron el método con una nueva película que sufrió multitud de reescrituras de guión. Esta vez la película se sitúa entre un hospital y las carreras de caballos, con un Groucho interpretando a un veterinario que se hace pasar por médico, el Dr. Hackenbush (al principio su nombre iba a ser Quackenbush, pero descubrieron que existía un médico con dicho nombre y cambiaron el del personaje para evitar problemas). Por desgracia, a las dos semanas de empezar el rodaje, falleció Thalberg, por lo que los hermanos perdieron su estupenda visión creativa, y a partir de ahí empezaría el declive. Aún así, “Un día en las carreras” resultó una gran película, con secuencias inolvidables como la de los libros de códigos y el helado de tutifruti. Fue la única película de los Marx que recibió una nominación al Oscar. Y en honor a los Marx, Freddie Mercury tituló dos de sus discos con Queen como esta película y la anterior.

Un dia en las carreras from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Una noche en Casablanca (1946)

Tras quedarse sin su mejor contacto con la MGM, tuvieron una breve experiencia con la RKO (con la que rodaron “El hotel de los líos”). Después volvieron a la MGM para rodar tres películas más y en la última, estrenada en 1941, anunciaron que se retiraban. Pero las deudas del juego de Chico le dejaron en una situación financiera complicada que sólo se podía solucionar volviendo a actuar en la gran pantalla así que firmaron con United Artist para otra película que se tituló “Una noche en Casablanca”. Una leyenda urbana cuenta que la Warner amenazó con demandarlos por el uso de la palabra “Casablanca” en el título, un mito que el propio Groucho se encargó de difundir. En realidad WB sólo preguntaron por el argumento de la película, pero Groucho aprovechó la situación para escribir una divertida carta publicitaria donde argumentaba desconocer que el nombre de la ciudad fuera de su propiedad. Además comentaba que de reponerse la película el espectador medio no distinguiría entre Ingrid Bergman y Harpo y avisaba que de seguir adelante demandaría a su vez a los hermanos Warner por el uso del “hermanos” que ellos habían utilizado antes. En realidad, más que una parodia de la película de Michael Curtiz, lo era las películas del estilo de esta, aunque si tiene algunos guiños al film de 1942. La secuencia más divertida es el momento de hacer y deshacer maletas que puedes ver a continuación.

Una noche en Casablanca from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Tras rodar la que muchas veces se considera su última película, volvieron a coincidir un par de veces más. En 1949 rodaron “Amor en conserva”, película que tiene a Harpo de principal protagonista (y escritor de la historia) y en la que únicamente terminó participando Groucho, en unas pocas escenas, para conseguir financiación más fácilmente. Hoy en día se recuerda más por quienes salen en ella (incluyendo una de las primeras apariciones de Marilyn Monroe) que por la obra en si, de poca calidad. Después siguieron su carrera por separado, destacando principalmente Groucho con actuaciones en cine, radio y, sobre todo, televisión, medio en el que se hizo famoso para una nueva generación. Tanto el como Harpo escribieron además unas divertidas autobiografías. El 11 de Octubre de 1961 fallecía Chico Marx, el hermano mayor y el primero en fallecer. Muchos periódicos, al dar la noticia, decían que tenía 70 años en lugar de 74. Harpo falleció en 1964, Groucho y Gummo en 1977 y el más joven de los hermanos nos dejó en 1979.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

julian - 19.10.2011 a las 18:08

Me sorprende que no se incluya la famosa escena del Camarote. Y un inciso,.. la segunda escena ¿No es de “Una Noche en Casablanca?

Rudolf - 20.10.2011 a las 03:18

La escena del camarote está incluída, es el tercer vídeo. Y la segunda escena es, tal y como está puesto, de “Sopa de ganso”.

Jama - 20.10.2011 a las 14:38

¡Qué geniales las películas de los Marx! Ojalá fueran restauradas, en cuanto a imagen y sonido (en todos los idiomas), y fueran re-editadas, porque las versiones que hay están un poco estropeadas.

Jose Manuel - 25.10.2011 a las 12:03

Gracias chicos, me he reido y me seguiré riendo con estas peliculas; por mucho que las veas siempre encuentras algo nuevo

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario