Sitges 2018: Corrupciones policiales y revueltas anarquistas, el apóstol de Netflix, matrimonio científico y juicio de reencarnaciones

Sitges 2018: Corrupciones policiales y revueltas anarquistas, el apóstol de Netflix, matrimonio científico y juicio de reencarnaciones

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (1 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Segundo día de Festival con buen sabor de boca.

Lo primero del día ha sido el nuevo thriller de Dani de la Torre “La sombra de la ley”, producido entre otros por Atresmedia, lo que asegura un bombardeo publicitario en la televisión y recaudación en taquilla ya que, además, es buena. Ambientada en la Barcelona del año 1921, trata sobre las corrupciones policiacas y las revueltas anarquistas del momento. Luis Tosar es Anibal Uriarte, policía enviado desde Madrid a la Brigada de Información de la ciudad condal para que ayude en todo lo que pueda. Quitando que es un poco larga y grandilocuente ya que quieren hacerlo todo muy épico (incluida la banda sonora que a mí me ha gustado pero igual no le pega demasiado al film), la película está muy bien, cuidada, con una recreación visual de la época que me ha gustado mucho exceptuando los excesivos planos de dron y todos los generales con CGI, quedan un poco mal. Tienes algunos planos dignos de recordar, como la entrada y presentación del cabaret. Tosar está como siempre, impecable, pero yo me quedo con Ernesto Alterio.

Y la segunda del día era la que tenía señalada en mi agenda como la imprescindible del festival, “El apóstol” de Gareth Evans, director galés que ha hecho la que para mí es la mejor película de acción y artes marciales que he visto “The Raid 2”. Es una producción de Netflix y la semana que viene estará ya disponible (antes que termine el Festival) pero siempre es mejor ver una película en un cine que en casa, siempre. En la rueda de prensa posterior Ángel Sala (director del Festival) ha agradecido a la plataforma digital que permitiera llevar el film a Sitges. Me había abstenido de ver el trailer y leer el argumento, sabía que no iba de artes marciales así que me he dejado sorprender, y lo ha hecho. A simple trata de intentar recuperar a una hermana que ha sido secuestrada por una secta que vive en una remota isla inglesa a principios del siglo XX. El protagonista consigue infiltrase como uno de ellos y es cuando descubre que las cosas no son como parecen. A partir de ese punto, el film nos guía hacía un punto entre el fantástico y el terror con momentos que hacen aplaudir (estamos en Sitges) y otros de apartar la mirada del sufrimiento que tienen, y no sólo físico. La ambientación sonora de todo el film está muy trabajada con puntos de necesitar que pare por la tensión que se te acumula. Y parecía una peli sobre sectas.

Al salir he tenido tiempo de pasar por la rueda de prensa y conocer al artífice de esta.
Lamentablemente apenas he podido estar unos minutos ya que mi siguiente película empezaba en nada, ésta era “Elizabeth Harvest” del director venezolano Sebastián Gutiérrez. Es complicado definirla pero podemos resumirla como peli de “no entres ahí que pasarán cosas malas”, y evidentemente entra. No es un film de terror, es de ciencia ficción con mucha ciencia y mucha ficción, aparte de dilemas morales sobre la vida y la muerte. Parte de una buena idea y diferente a lo habitual, una vez se ha abierto la puerta y se ha entrado dentro, pero la hacen durar demasiado y termina aburriendo un poco. Comienza, lo poco que puedo contar, con un matrimonio recién casado que llega a la mansión de él y que ella aún desconoce. Él es un científico brillante (tiene un Nobel) y ella es una chica simple y muy joven, a medida que transcurre la trama se va enredando más y más y al final nada. Acortándola un poco y un poco más de ritmo hubiera estado muy bien. Por cierto, el actor es Ciarán Hinds, que hace de Mance Ryder en “Juego de tronos”, y ella es la supermodelo Abbey Lee. Él tiene 65 y ella 31, eso te hace pensar unas cosas al principio de la película que luego ves que igual no era así… ¿o sí?

Y para finalizar el día he ido a ver las dos partes de “Along with the Gods” del coreano Kim Yong-hwa. Se proyectaban en una sesión conjunta y ese ha sido mi aliciente y mi perdición. De por sí solas son un poco largas cada una, la segunda más, y juntas son demasiado. La historia de las dos (la segunda empieza donde termina la primera) se basa en hecho/creencia que cuando mueres tienes que pasar por siete juicios durante 49 días y si quedas absuelto de todos te reencarnas. La primera parte, “The two worlds”, se centra más en las relaciones personales y sentimentales del fallecido de cara a sus familiares, mientras que la segunda, “The last 49 days”, intenta ser más épica y cómica, pero falla en su excesivo metraje y en un acto final demasiado largo y repetitivo. En las dos películas se juntan la parte de los infiernos donde está el muerto junto a unos guías que lo van defendiendo en los juicios y la parte del mundo real donde siguen pasando cosas que afectan a los del infierno. A veces te descoloca un poco, y en la segunda parte abusan de lo flashbacks para contarte la historia de los tres guardianes y te saca de contexto. Hay partes con mucha carga emocional, seguidas de una batalla, seguidas de una parte cómica, demasiada mezcla junta. Y para el colmo del todo, en la escena post-creditos de la segunda (sí, los coreanos también tienen escenas post-creditos) que dura unos 4 minutos, te cambia la visión de muchas cosas.

Y mañana “Mandy” con Nicolas Cage.

Tu primo.
Spooky

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario