“X-Men: Días del futuro pasado”

“X-Men: Días del futuro pasado”

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 3,40 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

La web oficial con todos los detalles de la franquicia.

El argumento: La última formación de X-Men disputa una guerra para la supervivencia de la especie en dos periodos de tiempo diferentes. En “X-Men: Días del futuro pasado”, los personajes originales de la trilogía “X-Men” unen sus fuerzas con ellos mismos años atrás (“X-Men: Primera generación”), en una batalla épica que deberá cambiar el pasado para salvar el futuro.

Conviene ver: Para muchos, uno de los estrenos no solo del verano, sino del año, este X-Men es la reunión de la “cuadrilla” al completo, para disfrute del espectador, que ve como el futuro se reúne con el pasado en los rostros de James McAvoy/ Patrick Stewart y Michael Fassbender/Ian McKellen, estando ambas parejas perfectamente compenetradas y que nos creamos que efectivamente son la evolución de un mismo personaje, algo a lo que ayuda que los actores estén muy comprometidos con sus personajes. Con una primera parte en la que la acción está por encima de consideraciones filosóficas y explicaciones superfluas, y que avanza con brío hasta una segunda mitad quizás algo más irregular y tendente al aburrimiento, pero siempre con las dosis de carisma que los protagonistas van aportando, especialmente un Hugh Jackman que funciona tanto en su registro cómico como en el mejor enlace de las dos generaciones, algo que a lo que también contribuye el nuevo personaje de Mercurio encarnado por Evan Peters. Entre los fichajes Peter Dinklage está bien y Omar Sy tiene una presencia puramente anecdótica. Y aunque la película indudablemente funcione, quizás el contraste brusco entre ambas mitades dejará descontento a más de un espectador ya que la anterior era más compacta, luminosa y madura y esta descuida su desarrollo y algunas premisas interesantes en pro del entretenimiento aquí basado en ver juntos al plantel de estrellas del que también forma parte una Jennifer Lawrence que ha ganado peso respecto la de hace tres años, todo lo contrario que la Tormenta de Halle Berry y la Kitty Pryde de Ellen Page que de protagonista en el cómic aquí queda convertida en mera acompañante. También demuestra que “X-Men: La decisión final” es como si no hubiera existido ya que se obvia la desaparición que tuvo un personaje en aquella. Sin embargo, el resultado final es una obra robusta, con buenas escenas de acción (destacando el prólogo postapocalíptico o el asalto a la prisión) y un magnífico reparto, pero a la que le falta carga y conexión dramática aunque hay que agradecerle sus necesarios golpes de humor y esa acción ambientada en los 70 que destaca tanto en su conseguida ambientación como en las referencias políticas y sociales de la época. Un homenaje de Singer a sus personajes (la mayoría tienen sus momentos para lucirse) sintiéndose amo y señor de los mismos y eso hace que se produzca alguna incongruencia respecto a las dos películas que no dirigió él, aunque es una pena que se quede en eso y la conjunción de estrellas se coma a toda lógica y a una propuesta narrativa que debería lucir más y ser más ambiciosa e imaginativa y no parecer una película como las de Singer hace 15 años en un momento en el que tanto la entretenida acción Marvel como la solemnidad del Batman de Nolan abrieron una nueva época que contribuye a que esta película (y la franquicia en general) no pueda evitar quedar un escalón por debajo con estos, en definitiva, marginados por sus poderes (representación mutante de sectores discriminados que se han sentido identificados como mujeres, negros, judíos o gays) con los que no se termina de enganchar por su innecesaria oscuridad a pesar del elogiable argumento de que es una saga que se ha reinventado película a película.

Conviene saber: Tras ceder la dirección de “X-Men 3: La decisión final” (2006) a Brett Ratner y “X-Men: Primera generación” (2011) a Matthew Vaughn, Bryan Singer vuelve a ponerse a los mandos de este gran homenaje a la saga mutante.

La crítica le da un SIETE

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Mike - 12.06.2014 a las 02:12

Como seguidor de los X-Men decir que esta cinta es sólo superior a X-Men 3 (y me la tengo que ver de nuevo)

Sr Singer: no se puede hacer una película con tales altibajos y agujeros de guión, hace buena a Prometheus. Una cinta de este estilo necesita antagonistas y no que estos se conviertan en protagonistas.

María Sanz - 14.06.2014 a las 23:19

Estaba deseando de que llegara el momento de ver la nueva entrega de X-Men y por fin llegó.Ver a Hugh Jackman siendo uno de los puntos centrales de la trama, juega en momentos de humor y serios con gran destreza y no es de extrañar que sea uno de los fundamentales de la saga. La relación entre Magneto y Charles Xavier sigue funcionando.Se centra en Mística al principio bien pero conforme pasa el tiempo va desinflándose como un globo.Visualmente muy buena.Nota 7.5

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario