Conexión Oscar 2014: Película

Conexión Oscar 2014: Película

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Una carrera que comenzó como un duelo entre “12 años de esclavitud” y “Gravity” ha terminado confluyendo en el mismo punto a la hora de la verdad. “La gran estafa americana” y “Nebraska” no han llegado con la fuerza necesaria para ser una tercera vía real y el resto de películas candidatas parecen condenadas a quedarse con las migajas que dejen las películas de McQueen y Cuarón, así como “Dallas Buyers Club” que, contra cualquier pronóstico de hace unos meses, parece tener seguro salir del Dolby con 3 Oscar en el bolsillo.

Las candidatas

“Gravity” 10 nominaciones

La película de Alfonso Cuarón ha sido el acontecimiento cinematográfico del año a nivel de experiencia, calidad y taquilla, pero los Oscar han demostrado que siempre van varios pasos por detrás del sentir de la gente y de los avances del cine a la hora de premiar. Y es que no hay más que ver que películas como “Metrópolis”, “2001: Una odisea del espacio”, “La guerra de las galaxias”, “E.T., el extraterrestre”, “Blade Runner”, “Apolo 13”, “Matrix” o “Avatar” fueran entre ninguneadas e incomprendidas por la Academia o, en el mejor de los casos, llevándose los parabienes técnicos pero no los premios más importantes. Pero los tiempos han cambiado y el voto preferencial a la hora de elegir la mejor película puede favorecer a “Gravity” como se demostró ante el empate del PGA. Además, con Alfonso Cuarón en mejor director parece lógico pensar que la película también aparecerá en los primeros puestos de la mayoría de las papeletas. Y es que el consenso más que nunca puede beneficiarla, a pesar de que no le favorece que los actores puedan estar más del lado de una película como “La gran estafa americana” y que la cinta se quedara fuera de la categoría de mejor guión, siendo “Titanic” la última cinta que ganó sin estar en ese apartado. Aun así, “Gravity” no necesita ningún Oscar, son más estos premios los que precisan de una ganadora de este nivel e influencia presente y futura.

“La gran estafa americana” 10 nominaciones

David O. Russell lo ha vuelto a hacer y ha colado entre las candidatas por tercera vez consecutiva a una de sus películas. Si “The fighter” no llegó a ser ni tercera vía, y “El lado bueno de las cosas” no pudo aprovecharse de la increíble carrera del año pasado, “La gran estafa americana” sí que llega dispuesta a dar la sorpresa. Con el premio del SAG como su mejor aval, y la sorprendente buena acogida en las asociaciones de críticos, la cinta es una candidata acordeón que puede desde triunfar a irse estrepitosamente de vacío siguiendo los pasos de “Gangs of New York” y “Valor de ley” que no materializaron ninguna de sus 10 candidaturas. Más cerca de lo segundo que de lo primero, quizás esa devoción que demuestran las nominaciones al cine de O. Russell tenga que fructificar algún día pero, de momento, lo que se ha demostrado es que lo que se valora realmente de sus películas es el trabajo actoral y no cualquier otro aspecto. Por tanto, lo más probable es que se haya ido diluyendo tras el subidón de tantas nominaciones y tenga que conformarse con los premios de guión original o actriz secundaria, reconocimientos que ni mucho menos tiene asegurados.

“12 años de esclavitud” 9 nominaciones

Un caballo ganador desde el principio que ha ido ganando en todas las carreras de las que ha formado parte pero sin el brío y la fuerza que se esperaba. No se puede dudar del triunfo (en teoría) de una película que ha ganado en Toronto, Globos de Oro, Critics´Choice, Gremio de Productores y Bafta, pero la verdad es que muchos pensábamos que lo haría con algo más de lucimiento. La película no ha terminado de generar la emoción y pasión necesaria a su favor y ha tenido que conformarse con victorias raquíticas. Además, de poder ser la más nominada en los Oscar, pasó a ser la tercera al no conseguir las nominaciones de fotografía y música que todos daban por seguras para la película de McQueen. Aunque ya hemos visto que si “Titanic” ganó a pesar de no tener el guión nominado, y “Argo” sin Affleck como director, estas ausencias pueden ser meramente anecdóticas de cara al triunfo, pero lo que sí evidencian es esa falta de convencimiento y pasión hacia ella que provoca que gane por una cuestión de compromiso y de puro postureo para intentar reconciliarse con la Historia y, al menos cinematográficamente, expiar sus culpas como sociedad. A pesar de todo, si los triunfos de “Crash” y “Argo” fueron con 3 Oscar, todo parece indicar que la película de McQueen repetiría esa cifra, al no ser que se cumpla su mejor panorama posible que sería ganar en película, actriz de reparto, guión adaptado y vestuario. Ese es el techo de una indudable favorita que, no obstante, tiene los pies de barro.

“Nebraska” 6 nominaciones

Curiosamente en Cannes salió muy fortalecida “A propósito de Llewyn Davis” de los Coen y algo debilitada “Nebraska” (a pesar de ganar el premio al mejor actor). Las tornas han cambiado y, si bien “A propósito de Llewyn Davis” recibió un duro golpe en las nominaciones (para muchos es la gran ausencia de este año en las candidaturas), “Nebraska” ha ido creciendo poco a poco confirmando que Alexander Payne también tiene mucho predicamento en la Academia gracias a sus propuestas familiares con sensibilidad, profundidad y humanismo. Al igual que David O. Russell, Alexander Payne lleva tres nominaciones consecutivas por sus tres últimos trabajos tanto en película como director, pero Payne sí que ha podido rascar Oscar como guionista tanto por “Entre copas” como por “Los descendientes”. Aunque a muchos les sorprendería para bien un triunfo inesperado de “Nebraska”, la verdad es que todavía no parece soplar el viento que de alas a una gran noche de Alexander Payne en los Oscar, un cine de autor, pequeño y tan sencillo que cala pero sin llegar a dar el golpe en la mesa en las carreras de premios. Volviendo otra vez a referenciar a O. Russell, sus mayores opciones también pasan por guión original y actriz de reparto, donde una estupenda June Squibb podría ser la primera intérprete en ganar el Oscar por una película de Payne aprovechándose de los puntos flacos que pueden tener las candidaturas de Jennifer Lawrence y Lupita Nyong´o. De todas formas, las nominaciones ya reconocen a una de las películas que más ha encandilado a la crítica este año y que demuestra la consolidación de Payne como maestro y autor de la corriente más indie y “europea” de Hollywood.

“Dallas Buyers Club” 6 nominaciones

Una película que hubiera sido carne de telefilm pero que es elevada gracias al oficio de Jean-Marc Vallée y a las interpretaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto que lo dan todo por sus personajes. Aunque es carne de biopic de los 90, tanto por la historia real que cuenta, como por el sacrificio físico y psicológico al que se someten los actores, la cinta tiene un toque especial que le permite sacar mucho partido a sus escasos ingredientes. Una historia de amistad, superación personal y lucha contra el sistema que fue aupada por los Gremios y después confirmada en las nominaciones al Oscar. Con los premios de McConaughey y Leto en el bolsillo (sería la quinta vez que dos actores de la misma película ganan en las categorías masculinas interpretativas) el premio al maquillaje y peluquería servirá para redondear una buena noche para la película más notoria del director de “C.R.A.Z.Y.” y “La reina Victoria”.

“Capitán Phillips” 6 nominaciones

La película de Paul Greengrass nació como producto veraniego pero la productora decidió llevarla a la temporada de premios confiando en sus posibilidades. No iban desencaminados, ya que la cinta siempre ha estado presente desde las más tempranas apuestas. Aun así, y ser una sólida y constante opción desde el principio, en el momento de la verdad ha quedado fuera de categorías tan importantes como las de director y actor. Quizás su problema haya sido esa sobriedad formal que, si bien luce espectacular en los momentos adrenalíticos de máxima tensión, también sufre varios bajones destacados que, a pesar del buen final, no dejan de recordarse impidiendo que la experiencia llegue a ser totalmente satisfactoria. Aun así, la cinta llega a esta cifra de nominaciones gracias a estar en categorías como montaje y las dos de sonido, siendo precisamente por la primera en la que tiene su mayor (y única opción) de llevarse algún premio.

“El lobo de Wall Street” 5 nominaciones

A pesar de los comentarios que hablaban sobre el hecho de que la película había dividido y, en algunos casos, escandalizado en sus pases académicos, la cinta irrumpió con fuerza en las nominaciones copando cinco de las categorías más importantes. Un nuevo triunfo de Martin Scorsese que se ha sobrepuesto a sus 71 años a una complicada postproducción que hizo que al final Paramount diera el brazo a torcer permitiendo las tres horas de montaje definitivo del director. En la película encontramos el brío, la energía desinhibida y el humor negro y amargo tan propio del Scorsese de sus trabajos más reconocidos, lo que provoca que muchos hubieran visto mejor que se reconociera a Scorsese con esta película en lugar de con “Infiltrados”. Ahora la Academia siente que la deuda está saldada, aunque llegando este año a las 12 nominaciones sólo una estatuilla para el director se antoja como un resultado. pobre. Aunque sea la favorita para muchos, parece muy improbable que se lleve alguno de los premios a los que opta.

“Her” 5 nominaciones

Dos trailers nos dejaron a todos anonadados este verano. Uno el de “La vida secreta de Walter Mitty” y otro el de “Her”. Es la segunda la que ha superado las expectativas y se ha convertido en una de las películas más destacadas de esta carrera de premios. El retrato de la soledad y la incomunicación en un mundo visionario (pero que se antoja como real y auténtico) en esa tierna relación que se establece entre un inocente escritor y la voz de un sistema operativo informático. Y es que la cinta es una metáfora, humanista y muy reflexiva, de esa dependencia tecnológica en la que hemos basado todas nuestras relaciones para cubrir las carencias emocionales que podemos tener en una sociedad llena de gente frustrada y desnortada. Aunque la película ha salido bien parada de las nominaciones (fija desde hace meses tanto en película como en guión original), la verdad es que la película podría haber aspirado a más y, exceptuando la remota posibilidad de nominar a Scarlett Johansson por su voz, perfectamente Spike Jonze como director o Joaquin Phoenix como actor podrían haber amarrado dos nominaciones importantes para la película que la hubieran colocado todavía mejor de cara a los Oscar. Aun así, y por mucho que su rival sea un David O. Russell en la cresta de la ola, todo parece indicar que el trabajo de Jonze como guionista (e indirectamente como hombre orquesta ofreciendo una mirada original y distinta en el cine contemporáneo) sí que será recompensado siendo la mayor opción de premio de una película que también destaca en el apartado musical (¿Arcade Fire tras los pasos de Trent Reznor y Atticus Ross por “La red social”?) y en su impecable diseño de producción.

“Philomena” 4 nominaciones

Finalmente la opción de los Weinstein fue “Philomena” y, en vez de apostar por ella desde que salió bien parada de los Festivales de Venecia y Toronto, los amos de las campañas promocionales al Oscar no supieron mover muy bien sus cartas y esperaron a que la carrera les diera alguna señal de si debían apostar por “El mayordomo”, “Agosto”, “Fruitvale Station” o “Mandela, del mito al hombre” a la hora de poner los huevo en la misma cesta. Finalmente, la tierna y entretenida “Philomena” ha logrado entrar (a pesar de una campaña muy discreta y desganada) sabiendo jugar muy bien con sus ingredientes sacando el máximo rendimiento a los mismos. Y es que el hecho de que una película sea comparada con un telefilm no tiene que tener connotaciones negativas si se hace con la elegancia, el oficio y el empaque que tiene esta producción de Stephen Frears con unos estupendos Judi Dench y Steve Coogan. Se le puede achacar que trate con cierta superficialidad un tema tan duro y doloroso como es el de las adopciones forzadas en la Irlanda católica, pero es difícil no quedarse tocado ante la maestría de Judi Dench en una de sus grandes interpretaciones, el fino equilibrio del guión de Coogan y Pope, y la música de Alexandre Desplat que es utilizada de manera sobresaliente en la cinta haciendo mejorar al conjunto y dotándole de gran emoción. Una de esas pequeñas sorpresas que deja la carrera y que, con una mejor campaña, hubiera tenido una presencia más destacada en las nominaciones. Aun así, y tras la minusvaloración que sufrió a lo largo de toda la carrera, no descartemos que la propuesta más emocional y crowd pleaser en una carrera llena de dramas sobre la supervivencia termine no marchándose de vacío.

El dictamen

La apuesta: 12 años de esclavitud
La alternativa: Gravity
Quiero que gane: Gravity
Echo de menos: Antes del anochecer

Vota y comenta en el foro quién quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Lalo - 28.02.2014 a las 22:39

Yo también echo de menos Before Midnight, pero estaba claro que los Oscar iban a pasar de ella (salvo una raquítica nominación por el guión).

Si fuera académico, mi voto sería para Her, que realmente me encandiló desde el principio hasta el final.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario