Conexión Oscar 2016: El “annus horribilis” de Weinstein

Conexión Oscar 2016: El “annus horribilis” de Weinstein

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

La cara de Harvey Weinstein en la pasada ceremonia de los Globos de Oro era un poema, no podía ocultar su decepción, acumulaba 8 nominaciones, 5 por “Carol” de Todd Haynes y 3 por “Los odiosos ocho” de Quentin Tarantino, y solamente por la última pudo materializar un galardón, el de mejor banda sonora para Ennio Morricone. Pero el desastre ha sido aún mayor cuando se anunciaron las candidaturas a los Oscar y, aunque entre ambas acumulen 9, ninguna de las dos ha logrado colarse en la categoría de mejor película. Esto ha coronado uno de los peores años vividos por la compañía TWC desde que fuese fundada en el 2005 después de que los hermanos Harvey y Bob Weinstein rompiesen su relación con Disney, que había comprado Miramax en 1993.

El pasado mes de Noviembre The Weinstein Co. redujo una quinta parte de su personal, y despidió a aproximadamente 50 empleados, las áreas más afectadas fueron las de publicidad y distribución de su unidad de cine, eso no afectó a su división de televisión, que por ejemplo está detrás de la miniserie “Guerra y paz”. Antes de eso varios ejecutivos de alto nivel abandonaron la compañía, entre ellos su jefe de marketing, Stephen Bruno, que se fue a Netflix, y estuvieron a punto de perder a su director de operaciones, David Glasser, algo que habría sido muy difícil de reparar para los hermanos Weinstein, pero semanas después de que presentase su dimisión lograron atarle hasta dentro de dos años. Estas deserciones arruinaron el acuerdo entre la compañía para vender por una cifra cercana a los 950 millones de dólares su departamento de televisión a ITV. Y los inversores están alarmados.

attends the 73rd Annual Golden Globe Awards held at the Beverly Hilton Hotel on January 10, 2016 in Beverly Hills, California.

The Hollywood Reporter publicó a finales de Noviembre que se estaba considerando vender parte o la totalidad de The Weinstein Co., entre sus posibles novios figuran el multimillonario Ronald Burkle, o la agencia británica Independent Talent Group, que en su lista de representados tienen a Ian McKellen, Patrick Stewart, Rachel Weisz, Maggie Smith o Sam Mendes.

El mayor éxito que ha tenido The Weinstein Co. en los Estados Unidos durante el 2015 ha sido la familiar “Paddington” de Paul King, estrenada en el mes de Enero, y que tuvo una recaudación aproximada a los 75 millones de dólares y que a nivel mundial amasó cerca de 260 millones de dólares, unas cifras más que respetables para una producción que costó 55 millones y que ya tiene una segunda parte garantizada. Tampoco le fue mal “La dama de oro” de Simon Curtis, una película modesta que costó 11 millones de dólares, que recaudó el triple en los Estados Unidos, y con la que su protagonista Helen Mirren está presente en los SAG. En el lado opuesto tenemos a “Burnt” de John Wells, con la que Harvey Weinstein quería aprovecharse del buen momento que está viviendo Bradley Cooper, y que fue un desastre en la taquilla, tan sólo hizo 13 millones en los Estados Unidos, y sus críticas fueron espantosas.

Lisa Taback

Otro golpe duro para Harvey Weinstein ha sido su ruptura en el 2014 con la agente Lisa Taback, que era su principal estratega en las campañas de los Oscars. Su colaboración se inició hace 20 años y su trabajo fue fundamental para conseguir las victorias con “Shakespeare enamorado”, “Chicago”, “El discurso del rey” y “The artist”. Taback no trabajaba exclusivamente para The Weinstein Co., ya que se encargó de dirigir las campañas de “Precious” (Lionsgate)  o “Winter’s bone” (Roadside Attractions), y ambas fueron toleradas ya que no eran vistas como amenazantes, pero cuando la mujer fue contratada por Disney para promover “Al encuentro de Mr. Banks”, que era una aspirante a todo hasta que la vieron, Harvey Weinstein no se lo perdonó. Taback siguió vinculada a la compañía durante la temporada de premios, se logró colocar a “Philomena” en la categoría de mejor película y “Al encuentro de Mr. Banks” fue un absoluto desastre que solo consiguió una nominación para Thomas Newman, y la relación entre la agente y Weinstein se rompió definitivamente en el verano del 2014.

A partir de ese momento el departamento de publicidad de la compañía ha ido dando tumbos. Está presidido desde el 2012 por Dani Weinstein (no son familia) que es una de las ejecutivas de confianza de los hermanos, y durante las últimas temporadas han ido probando a nuevos consultores. “The imitation game” de Morten Tyldum, no fue un fracaso comercial, pero para una película que fue concebida para ganar Oscar, y que se alzó con el triunfo en el Festival de Toronto, es un desastre que materializase in extremis la estatuilla de mejor guión adaptado, y que solamente el señor Gonzalo fuese el que la viese como vencedora.

NEW YORK, NY - NOVEMBER 16: Rooney Mara (L) and Cate Blanchett attends The Academy Of Motion Picture Arts And Sciences Hosts An Official Academy Screening Of CAROL on November 16, 2015 in New York City. (Photo by Robin Marchant/Getty Images for Academy of Motion Picture Arts and Sciences)

“Carol” de Todd Haynes es una película demasiado artística y muy poco emocional, y la mayoría de los académicos no tienen la necesidad de sentirse buenas personas votando por la historia de una lesbiana armarizada en la alta sociedad neoyorquina, si fuese una ama de casa del Bronx la que sufriese la amenaza de perder custodia de su hija por su orientación sexual probablemente su campaña habría sido más ruidosa y más efectiva. Y “Los odiosos ocho” de Quentin Tarantino, una producción en la que se han invertido 70 millones de dólares sin contar con los gastos derivados del marketing, ha estado más presente en la conversación por motivos extracinematográficos que por méritos artísticos, por lo que tampoco es una sorpresa que no esté en las categorías mayores.

Pero el mayor fracaso de The Weinstein Co. de esta temporada ha sido la campaña de “Southpaw”. Fue una apuesta personal de Harvey Weinstein convertir a Jake Gyllenhaal en un nominado al Oscar por su interpretación de boxeador en el film de Antoine Fuqua. Y no valieron de nada una campaña que costó más de 20 millones de dólares, en donde Jake Gyllehnaal lo dio absolutamente todo durante el verano y seguía aferrado a la causa en pleno mes de Diciembre cuando el centro de atención ya estaba a kilómetros de distancia, ni en el reestreno del film en Octubre, cuando no ha sido un éxito incontestable en la taquilla, apenas sobrepasó la cifra de 50 millones de dólares en los Estados Unidos, cubriendo por la mínima la inversión, y aunque se destacase la esforzada interpretación de Gyllenhaal la película no gozó de excelentes críticas.

{date) {special instructions) {city}, NY - New York Premiere of The Weinstein Company's "SOUTHPAW" Presented by Chase Sapphire Preferred - After Party at 40/40 Club -PICTURED: Harvey Weinstein, Maggie Gyllenhaal, Jake Gyllenhaal -PHOTO by: Marion Curtis/Starpix -FILENAME: MC_15_01018168.JPG -LOCATION: 40/40 Club Editorial - Rights Managed Image - Please contact www.startraksphoto.com for licensing fee Startraks Photo New York, NY Image may not be published in any way that is or might be deemed defamatory, libelous, pornographic, or obscene. Please consult our sales department for any clarification or question you may have. Startraks Photo reserves the right to pursue unauthorized users of this image. If you violate our intellectual property you may be liable for actual damages, loss of income, and profits you derive from the use of this image, and where appropriate, the cost of collection and/or statutory damages.

Y no podemos dejar atrás el fracaso que está cosechando con la versión musical que se ha empeñado en hacer de “Finding Neverland”, que difiere de la que se estrenó originalmente en Londres en el año 2012. No sólo no optó a ningún premio Tony, sino que su recaudación, cada vez más pobre, no va a poder ayudar a un inversión que ha costado 20 millones de dólares.

No es la primera vez que los hermanos Weinstein se ven con el agua al cuello, tienen demasiados frentes abiertos desde hace más de 25 años. Meses después de ganar el Oscar a la mejor película con “Shakespeare enamorado”, Harvey Weinstein tuvo un problema de salud que estuvo a punto de llevarle a la tumba, su vida excesiva y sus pésimos hábitos alimenticios le pasaron factura, mientras Miramax iba a la deriva tras una serie de fracasos. Ni eso, ni su ruptura con Disney en el año 2004, acabaron con Harvey y Bob Weinstein. Queda por ver cuál es el nuevo episodio en la vida de uno de los personajes más odiados y a la vez más fascinantes que nos ha dado la industria de Hollywood en las últimas décadas, alguien que dice de sí mismo que de no existir tendrían que inventarle.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Isra - 28.01.2016 a las 16:48

Biopic que seguramente será llevado a la pantalla grande dentro de unos años

Interesante artículo, gracias!

Mary Carmen Rodríguez - 28.01.2016 a las 19:51

A ti por leerlo.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario