Conexión Oscar 2022: ¿Juegan algún papel los Globos de Oro en esta temporada?

Conexión Oscar 2022: ¿Juegan algún papel los Globos de Oro en esta temporada?

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (Sin votaciones)
Cargando...

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Los Globos de Oro se enfrentan a una 79ª edición muy difícil, no por una pandemia que está volviendo a poner patas arriba la temporada de premios (y sobre todo la vida en general) sino por sus propios errores, los cuales han sido arraigados en el tiempo por la hipocresía de un Hollywood que ahora se sorprende pero que ha participado en los desmanes de una HFPA de la que se alababa lo divertidos que eran garantizando la noche más desinhibida y etílica del año mientras, por otro lado, eran reyes del chanchullo, sobornando con regalos y obsequios participando de las campañas más rastreras y manteniendo en el seno de la organización graves problemas de compromiso y de diversidad (llamativo que no hubiera ni un solo negro entre los votantes lo cual piensa subsanarse en el futuro) que influía también entre sus nominados y ganadores.

A pesar de todo los Globos de Oro han querido mantener su minuto de gloria aunque sea a costa de tener que hacer una entrega de premios sin asistentes y a puerta cerrada, sólo con miembros de la organización, en un acto de 90 minutos (que comenzará a las 03:00h de la madrugada del domingo al lunes hora española) en el que se hablará de la labor filantrópica de la HFPA y sus nuevas medidas para erradicar su habitual oscurantismo a la hora de saber quién pertenece a la organización y promover la diversidad entre sus votantes estando acorde con los nuevos tiempos.

Un Hollywood que da la espalda a estos premios (al menos este año) y que habrá que ver si son capaces de reinventarse y de superar el golpe. El reclamo mediático lo siguen teniendo, siendo una marca muy instaurada dentro de la industria por encima de cualquier asociación de críticos random, pero también ostentan un un prestigio dañado (lo sorprendente es que todavía se pensara que hasta ahora lo tenían) que les ha llevado a una situación inédita una vez que la NBC (la cadena que se encargaba de su transmisión) tuviera claro que no sólo hay que ser honesto sino parecerlo arrojándolos al abismo como ocurrió en la huelga de guionistas de 2008 que llevó a que esa edición quedara resumida en una rueda de prensa de media hora anunciando los ganadores.

¿Qué le queda a los Globos de Oro sin alcohol, alfombra roja, estrellas y cadena de televisión? Poco teniendo en cuenta que hasta buena parte de los que fueron nominados mostraron sobre la noticia alegría pero con la boca pequeña ya que ahora no está bien visto arrimarse a los Globos de Oro tras bailarles el agua durante tantos años. Ninguna cadena (ni siquiera por internet) ha querido retransmitirlo aunque, en verdad, cuando no hay nada que emitir mejor cumplir el expediente como van a hacer este año; anunciándolo a través de sus redes sociales y en una nota de prensa.

En lo referente a los premiados este año es menos importante que nunca lo que vaya a pasar aquí, más cuando algunos piensan que recibir el Globo de Oro puede provocar una inercia tipo “beso de Judas” que provoque que los galardones que vengan después quieran separarse lo máximo posible de lo dictaminado por estos premios. En todo caso veremos como se resuelve el presumible duelo en drama entre "Belfast" (que tendría que empezar a coger inercia si quiere seguir siendo favorita) y "El poder del perro" (la preferida de la crítica). Quizá pueda haber reparto salomónico dándole a Branagh el premio a mejor película y a Campion el de mejor dirección, el reconocimiento más factible (e intachable) que puede tener la película.

Todo al no ser que los votantes (y su tradicional querencia por el musical cuando han podido reconocerlo) se rindan a "West Side Story" (que debería hacerse con el Globo de Oro a mejor comedia o musical en el mejor quinteto en años en esta categoría) y eso se extienda a un premio a mejor dirección para Steven Spielberg que las otras veces que lo ganó supuso el preludio del Oscar (“La lista de Schindler” en 1994 y “Salvar al soldado Ryan” en 1999). No será la única película musical que salga con premio ya que apostamos por que Andrew Garfield se impondrá por “Tick, tick… Boom!” en la categoría de mejor actor o musical a nombres como Peter Dinklage (“Cyrano”) y Leonardo DiCaprio (“No mires arriba”).

Más igualada llega la competición en las categorías protagonistas de drama donde los teóricos favoritos desde hace meses, Will Smith (“El método Williams”) y Kristen Stewart (“Spencer”), tienen un primer test importante para calibrar sus verdaderas opciones. Sobre todo en el caso de la segunda que, a pesar de dominar en la crítica, bien podría ser batida por Lady Gaga (“La casa Gucci”) o Jessica Chastain (“Los ojos de Tammy Faye”) al presentar trabajos mucho más vistosos y expresivos de cara a unos Globos de Oro que nunca han estado muy por la labor de la sutilidad.

Veremos también si "Madres paralelas" llega a tener espacio en la lista de ganadores aprovechándose de que la HFPA pueda haberse dormido a lo largo de las tres horas de “Drive my car” aunque para ello también tienen que resistir la tentación de premiar a dos consagrados como Asghar Farhadi (“A hero”) y Paolo Sorrentino (“Fue la mano de Dios”). Todo sin olvidar la candidatura de Alberto Iglesias aunque aquí la sorpresa sería que no cayera premio a la mejor música para Hans Zimmer (“Dune”) o Jonny Greenwood (“El poder del perro”).

En lo referente a los ganadores no dejará de ser más que una curiosidad saber quién se lleva el premio a casa ya que si la llamada “antesala de los Oscar” hace tiempo que no juega esa función (para eso están los Gremios o los Bafta) este año todavía menos con toda la polémica que les ha llevado a esta situación.

En definitiva una ceremonia que se la llevara el viento como tantas cosas en los últimos tiempos aunque la crisis de los Globos de Oro aún tiene tiempo de penitencia, e incluso cuando pase la pandemia, tendrá que seguir enfrentándose a sus fantasmas y a este golpe en la línea de la flotación en un momento en el que cuando uno queda cancelado por la sociedad tiene complicado volver a resurgir. Veremos si Hollywood y, sobre todo, una cadena como la NBC le ha dado un aviso para navegantes a la HFPA para que escarmiente este año o si, por el contrario, la postura es definitiva e irá dejando morir a los Globos hasta morir de inanición. El mundo está cambiando y desde luego los Globos de Oro, o por convicción o por necesidad, van a tener que hacerlo también ya que no parece que vayan a volver a ser los que conocimos en su día.

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x