ComiCine: Llamadme Lobezno

ComiCine: Llamadme Lobezno

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Llevamos un tiempo hablando de varios temas sobre el cine y los cómics pero no sé si me he presentado debidamente. Mi nombre es Howlett. James Howlett. A muchos les pasaría desapercibido a menos que tengan buena memoria comiquera y cinéfila, puesto que James Howlett es el nombre con el que nació el personaje mutante favorito del mundo, el que se autoconsidera “el mejor en su trabajo, aunque no sea agradable”, el que todos llaman Logan, el enano canadiense de las garras de adamantium. En una palabra, Wolverine o Lobezno.

Haciendo un poco de historia, Lobezno apareció por primera vez en la última viñeta del clásico “The incredible Hulk” nº 180. Allí conocíamos a un pequeñin con garras y lycra amarilla que se enfrentaba a Hulk y a Wendigo enviado por el servicio secreto canadiense. Ese personaje acabaría formando parte del grupo X-Men cuando el profesor Xavier pidió ayuda porque la formación original se encontraba en problemas. Allí reclutó a Lobezno ya que éste era un mutante cuyo poder era un factor de curación que le permitía sanar sus heridas (sus garras de adamantium no formaban parte de su poder, ellas eran de hueso que formaban parte de su esqueleto al que se le inoculó dicha aleación metálica años antes como una operación secreta militar llamada Proyecto Arma-X). Poco a poco aprenderíamos algo más de sus orígenes (muy recomendable leer la serie “Lobezno: Origen”), como que él nació en una familia de bien siendo un niño enfermo y poca cosa que tras la muerte de su padre desataría su poder interior. Huyó un tiempo y fue poco a poco forjándose un nombre en diversos conflictos y guerras, luchando junto al Capitán América en la Segunda Guerra Mundial inclusive (su factor curativo hace que envejezca muy poco a poco). De ahí, su paso por Arma-X, su lavado de cerebro, su inclusión en el servicio canadiense conocido como Departamento H y el grupo Alpha Flight hasta llegar a los X-Men (sí, es un repaso muy rápido, pero su biografía completa necesitaría de fascículos).

Su historia cinematográfica es conocida por todos, desde gente como Jack Nicholson hasta Dougray Scott que han estado cerca (o muy cerca, como el segundo) a ser Lobezno en el cine, fue un australiano llamado Hugh Jackman el que nos dio la que a día de hoy nadie niega que es la mejor caracterización de Logan. Aun siendo un señor de metro ochenta y pico (Logan estaría en realidad en unos 1´65 cms de altura, y de allí que muchos lo llamen enano) su porte malhumorado nos reflejó perfectamente el personaje. Tanto que el mayor acierto de Bryan Singer cuando rodó “X-Men” fue darle el protagonismo a él y que la historia girara a su alrededor en gran parte. A partir de ahí ya nadie se imaginaba una película de los mutantes de Marvel sin él. Luego llegaría “X-Men 2”, de nuevo con Singer (la denominada por muchos como la mejor película de superhéroes hecha por el perfecto equilibrio entre personajes, tramas y acción) y “X-Men: La decisión final” con Brett Ratner. Después de ésta, considerada un fracaso por los fans, nadie veía posible seguir con ese filón. Fox había comprado los derechos a Marvel de explotación de personajes mutantes siempre y cuando hubieran proyectos previstos; si no, los derechos volverían a Marvel (lo mismo pasó con “Los 4 fantásticos” y “Spider-Man” para Sony). Así surgió la idea de los orígenes: Fox quería hacer una saga que se llamara “X-Men Orígenes” donde daría protagonismo a determinados personajes contando su historia individual. Y los tres primeros eran claros: Magneto, Lobezno y Tormenta. Pero del único que tenían claro el éxito era de Lobezno, así que fueron a por él (el proyecto de Tormenta nunca más se supo y el de Magneto evolucionó prácticamente a la excelente “X-Men: Primera generación”). Dirigida por Gavin Hood plasmó bastante bien la historia de sus orígenes, aunque acabara pecando de suave y de querer forzar demasiado los personajes secundarios, siendo un pequeño muestrario de mutantes más que una historia basada en Logan. Por eso se decidió dar un tono más personal al personaje y así apareció la que ahora conocemos como “Lobezno inmortal”, película que en un principio le echó el guante Darren Aronofsky pero que luego dejó (malas lenguas dicen que el éxito de “Cisne negro” se le subió a la cabeza y el proyecto ya no era digno de él) en el olvido. Tiempo después sería James Mangold el que tomaría las riendas del proyecto, prometiendo no sólo que Jackman seguiria siendo Logan (que ya se había hecho un nombre en Hollywood y estaba a punto de rozar el Oscar gracias a “Los miserables”) sino que la historia se centraría más en el personaje.

Si algo ha caracterizado a Logan es su sentido del honor. Aun siendo un asesino implacable, rudo, malhablado, fumador de puros, bebedor de cervezas (recordad que gracias a su poder nunca llega a emborracharse) su sentido del bien y el mal, aunque le guste ir por el filo es intachable. Gran parte de ese sentido del honor proviene por sus aventuras en Japón con el clan Yashida, donde conoció además al que sería su gran amor Mariko (no, no fue Jean Grey; lo de ella era pura atracción sexual). Uno de los cómics que mejor retrató esa época de la vida de Logan fue “Honor”, el arco argumental de su primera miniserie en solitario creado ni más ni menos que por Chris Claremont y Frank Miller en el dibujo. Y es dicho cómic el que ha servido de inspiración a James Mangold para la película “Lobezno inmortal”, donde veremos a un Logan más vulnerable que nunca enfrentarse al Samurái de Plata y a Viper. Dicha película se estrena hoy mismo. Además se ha confirmado la participación de Hugh Jackman en “X-Men: Días del futuro-pasado” repitiendo el personaje en una trama de viajes temporales y realidades alternativas que pretenderá fusionar las dos cronologías (la de Singer y la creada con “Primera generación”) de una forma que seguro nos recordará a lo hecho por J.J. Abrams con “Star Trek”.

Así que, en pocas palabras, tenemos mutante de garras para rato. Y que así sea.

Tu primo (hoy más que nunca).
Howlett

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Profesor Falken - 27.07.2013 a las 16:11

Lobezno es también uno de mis personajes Marvel favoritos, pero excepto las películas de X-men lo cierto es que en el cine no le están haciendo muchos favores.

David - 27.07.2013 a las 21:55

Tú artículo, fantástico.

La peli me ha gustado. Oigo/leo críticas que parecen echar de menos acción en el 90% del metraje. A mi me gusta que la cosa se ralentice (un poco) a ratos para desarrollar historia y personajes.

Pistols - 19.09.2013 a las 20:35

Que artículo mas completo! La verdad es que no e habia sentado seriamente a ver una pelicula de los “mutantes” hasta Lobezo Orígenes, y el personaje de “Jimmy” como lo llama su hermano Victor me ha encantado . Mataría por leer el comic donde aparece junto a Captain America luchando en la 2ª Guerra, si existe

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario