Conexión Oscar 2014: Actor

Conexión Oscar 2014: Actor

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (3 votos, media: 2,33 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido Teo:

Sólo por los que han quedado fuera este año de la categoría de mejor actor (Tom Hanks, Robert Redford, Joaquin Phoenix, Oscar Isaac, Hugh Jackman) se demuestra que estamos ante una categoría interpretativa protagonista realmente de nivel ya que el quinteto que ha quedado a las puertas no desmerece en nada al que realmente se disputara este próximo domingo el Oscar. Aunque el Oscar parece cantado desde hace meses para Matthew McConaughey, los apoyos a los trabajos de Leonardo DiCaprio y Bruce Dern no tienen que ser minusvalorados frente a un Chiwetel Ejiofor que, a pesar del Bafta, ha llegado desinflado en sus opciones de cara al momento de la verdad. Sólo Christian Bale parece no tener ninguna opción.

Christian Bale (La gran estafa americana)

Tiene 40 años y es su segunda candidatura al Oscar. Ganó el premio por “The fighter” en 2011 en la categoría de actor de reparto. Aunque Bale siempre ha sido un actor de los de raza, y que no ha temido poner en peligro su salud a la hora de encarar algún papel llegando a condiciones realmente extremas, las dos nominaciones al Oscar que ha conseguido se las debe a David O. Russell en las que, evidentemente, ha vuelto a dar muestra de su camaleonismo. Si por el papel por el que ganó el Oscar se quedó en 66 kilos como un ex boxeador drogadicto (aunque no dejaban de ser 11 más que su grandísimo reto en “El maquinista”) ahora ha llegado hasta los 94 echando tripa fachosa y luciendo peluquín a la hora de dar vida a un personaje acomplejado con su físico pero que no deja de estar rodeado de pivones. Christian Bale lleva a cabo, como siempre, un digno trabajo demostrando su polivalencia y que es uno de esos actores que nunca decepciona, pero quizás en esta ocasión le pilla algo grande la nominación, aunque perfectamente comprensible teniendo en cuenta que si se postula a los actores de las películas de O. Russell en pack no iban a dejarlo fuera. Uno de esos actores que, cuando la Academia empieza a nominar, se meten en una inercia que puede continuar en el caso de Bale si sigue llevando su carrera con inteligencia y siempre con trabajos que supongan todo un reto y que se alejen de todo convencionalismo.

Bruce Dern (Nebraska)

Tiene 77 años y es su segunda nominación al Oscar. Fue candidato como actor de reparto por “El regreso” en 1979. Uno de esos actores que siempre ha estado ahí y que ahora ha encontrado el papel de su vida de la mano de Alexander Payne, un director que demuestra su buena mano con los intérpretes habiendo cosechado nominaciones para siete de ellos, aunque hasta ahora sin tocar premio. Dern, siempre tendente en su carrera a la sobreactuación y a los tics, ofrece un trabajo limpio, sólido y sobrio dando vida a un anciano senil y ex alcohólico, con un pasado tormentoso del que su familia ha sido testigo, y que decide emprender (de manera ilusoria y con la motivación de un adolescente) su última gran aventura acompañado de su hijo a raiz de una carta que le hace acreedor de un premio. Un personaje que busca romper su rutina decadente en su particular fábula mental y empeño vital, en cuyas espaldas pesan con amargura no sólo el paso del tiempo, sino también las derrotas que la vida ha puesto a su paso en un entorno rural en declive y en una aceptación de la vejez difícil propia de una personalidad que se intuye complicada y problemática años atrás para los que le rodearon y fueron testigos de unos sueños vitales que nunca se cumplieron. “Nebraska” es otra estupenda película a añadir a la filmografía de Alexander Payne, quien captura las virtudes y defectos de personas corrientes y les obliga a mirar hacia dentro, a conocerse, mientras los utiliza como espejo para el espectador. Con sencillez, sin necesidad de recargar innecesariamente la cinta, y con mucha frescura, algo que además de las interpretaciones se debe al fino guión, la sencillez y elegancia en la dirección y el remate al que contribuyen la fotografía y la música. Aunque al principio de la campaña se habló de que Dern optaría a actor de reparto (siempre más propensa a la hora de premiar a veteranos en este tipo de papeles) y Forte a protagonista, se intercambiaron las tornas ante el reconocimiento unánime de la crítica y de los principales premios, ganando Dern en el Festival de Cannes y estando desde el principio en las tempraneras apuestas al Oscar. Es el quinto actor desde 1991 en ser candidato al Oscar tras ganar en Cannes. Los anteriores fueron Gérard Depardieu por “Cyrano de Bergerac”, Christoph Waltz por “Malditos bastardos”, Javier Bardem por “Biutiful” y Jean Dujardin por “The artist”. También se convertiría en el actor más veterano en ganar en esta categoría batiendo el registro de Henry Fonda por “En el estanque dorado”.

Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)

Tiene 39 años y es su quinta nominación gracias a ser candidato como actor y productor de “El lobo de Wall Street”. Ha sido nominado como actor de reparto por “¿A quién ama Gilbert Grape?” en 1994 y como actor protagonista por “El aviador” en 2005 y “Diamante de sangre” en 2007. El gran premio de DiCaprio es haber vuelto a la arena de los Oscar tras las omisiones de “Revolutionary Road”, “J. Edgar” y “Django desencadenado”. La Academia no podía negarse en aplaudir el trabajo de DiCaprio por uno de sus trabajos más completos, complejos y, sobre todo, desatados para un actor siempre tendente al acartonamiento y con miedo al desmelene. Haciendo de Jordan Belfort para Scorsese la verdad es que lo da todo y esta nominación es pura recompensa para la obra de madurez de una colaboración entre director y actor que se ha extendido a lo largo de cinco películas. Pero, ¿realmente tiene opciones? Ya hemos comentado muchas veces que en España el talifanismo en favor de DiCaprio es muy alto, aunque eso no nos tiene que hacer perder la perspectiva. El premio para DiCaprio ha sido la nominación, teniendo en cuenta lo cara que estaba este año y los desengaños continuos del actor con la Academia, más cuando el favorito real en la categoría aparece también en la película de Scorsese y le eclipsa en un par de escenas. Por otro lado, y aunque ganó su segundo Globo de Oro aprovechándose de la división entre drama y comedia, no llegó a tiempo (parece) para competir en el Gremio de Actores y los Bafta no lo encumbraron a él como alternativa para McConaughey aprovechándose de la ausencia de éste. Por algún motivo, la película (aunque ha conseguido 5 nominaciones importantes) no está en un año en el que haya sensación de que pueda dar la sorpresa final. Primero porque a Scorsese ya le premiaron con “Infiltrados” y ya no tienen esa sensación de deuda y segundo, porque, evidentemente (a pesar de los elogios) la película pide una participación en la juerga capitalista de Scorsese que los académicos más tradicionales pueden no ver con buenos ojos. En todo caso, DiCaprio tendrá que seguir esperando ya que éste tampoco se antoja como su año.

Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud)

Tiene 36 años y es su primera nominación al Oscar. Aunque comenzó arrasando ante la crítica, las opciones de este británico han ido desinflándose día a día. Al igual que una película que, si al menos sigue siendo favorita al Oscar, no ha desatado la pasión necesaria para triunfar en las diferentes ceremonias de premios de manera incontestable. Lo ha hecho siempre por la mínima mientras la frente de Steve McQueen se llenaba de sudor. Chiwetel es el alma de la película como Solomon Northup pero, por algún motivo, tanto él como la cinta se quedan cortos de emoción (a pesar de todos los avatares que sufre y de momentos realmente potentes como las palizas que sufre y su Roll Jordan Roll) y eso ha lastrado todas sus opciones inclinando la balanza a favor de otro candidato. Al menos, esta carrera ha servido para que más de uno aprendiera el nombre (y la pronunciación los que ya lo conocían) de uno de los actores más interesantes y polifacéticos del panorama actual. Ahora queda ver si da el salto a papeles de enjundia como éste, o sigue relegado a secundario de lujo (efectivo pero de poca profundidad) en un buen número de producciones.

Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club)

Tiene 44 años y es su primera nominación al Oscar. Matthew McConaughey está a escasos días de conseguir (salvo gran novedad) un Oscar gracias a “Dallas Buyers Club” que rubricará una progresión artística de la que muchos todavía se frotan por los ojos y por la que nadie hubiera apostado. La demostración de que todo el mundo puede al final conseguir una candidatura por muy lamentable que esté su carrera. Y es que en el hoyo más profundo estaba el estatus interpretativo de McConaughey hace relativamente poco, allá por 2009 cuando culminó con “Los fantasmas de mis ex novias” una década para olvidar (con “Sahara” como demostración de todo ello) en la que sólo enseñó abdominales y encadenó fiasco tras fiasco en el género de insustanciales comedias románticas. Ahora, sea porque de repente le ha brotado el talento actoral, o en verdad porque ha cambiado de tercio totalmente sabiendo elegir mejor imponiéndose retos como actor, está más cerca de esa etiqueta que le acuñaron en los 90 (más por su físico que por sus actuaciones, hay que decirlo) de “el nuevo Paul Newman”. Si ya el año pasado se quedó cerca de la candidatura con “Magic Mike” en la categoría de actor de reparto, este año tiene vía libre hacía el Oscar aupado por premios tan importantes como el Globo de Oro, el Critics´Choice y el Gremio de Actores. A McConaughey sin duda le favorecerá indirectamente su crecimiento como actor en los últimos tiempos. Seis títulos en sólo dos años, 2011 y 2012, han obrado el milagro de manera consecutiva y en progresión (“El inocente”, el papel de un abogado le puso en órbita y otro le resucitó actoralmente, “Bernie”, “Killer Joe”, “El chico del periódico”, “Magic Mike” y “Mud”), títulos independientes y de calidad en personajes valientes y complejos que han supuesto retos para él rodando con directores (la mayoría más que notables) como Brad Furman, Richard Linklater, William Friedkin, Lee Daniels, Steven Soderbergh o Jeff Nichols. Todo sin olvidar que en 2013 también ha rodado con Scorsese pudiéndose ver como primer jefe del personaje de DiCaprio en “El lobo de Wall Street”, una breve intervención pero que es de las más recordadas de la cinta aunque sólo sea por sus golpes en el pecho. ¿Un Oscar que en realidad lo que acabe reconociendo sea el esfuerzo e indudable progresión del actor? Hasta los que fueron más detractores del intérprete encontrarían pocas objeciones. Sólo sufre un hándicap estadístico… ¿cuántas estrellas masculinas y atractivas de Hollywood han ganado el Oscar protagonista con menos de 50 años? Ninguna de su perfil, pero su éxito tanto cinematográfico como televisivo (“True detective” está siendo toda una campaña a su favor) hace que ésta sea una de esas historia de superación que tanto gustan a la cultura popular USA. Este texano ya puede prepararse, por si había dudas no hay que olvidar que “Dallas Buyers Club” salió más beneficiada de lo que se pensaba en las nominaciones, a la hora de dejar hueco en la estantería para una estatuilla de la que creo que prácticamente nadie podrá objetar nada.

El dictamen

La apuesta: Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club)
La alternativa: Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud)
Quiero que gane: Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club)
Echo de menos: Joaquin Phoenix (Her)

Vota y comenta en el foro quién quieres que gane este Oscar

Nacho Gonzalo

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

valentina - 25.02.2014 a las 02:00

Ahi falta Joaquim Phoenix sin duda alguna.

Fiano - 25.02.2014 a las 18:15

Deje de leer en cuanto me tope con el ataque de cada entrada a la pelicula o al reparto de American Hustle.

andres - 26.02.2014 a las 18:43

No descartemos a Leonardo, que aunque el papel sea repetitivo,
es muy potente

Juan - 27.02.2014 a las 01:21

Qué manía tienes con DiCaprio…McConaughey no lo eclipsa en ninguna escena, sus escenas están escritas con este propósito, ya que ecplisar sería lo que hacía Jennifer Lawrence en Silver Linnigs con Robert De Niro, pero como estabas obsesionado desde el trailer que sería otro de los fracasos de Leo en los Oscar y que Matthew lo iba a ecplipsar parece que no has entendido las escenas.

Lalo - 28.02.2014 a las 22:25

Sin duda yo también echo de menos a Joaquin Phoenix, para mí la mejor interpretación masculina del año y el que debería llevarse el Oscar, pero como no está nominado (como tampoco lo estuvo la mejor de hace 2 años, que fue la de Fassbender), yo se lo daría a McConaughey.

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario