Las cinco secuencias de… Christian Bale

Las cinco secuencias de… Christian Bale

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (10 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Christian Bale está en el centro de todos los focos ahora que se va a estrenar la película que cierra la trilogía de Christopher Nolan sobre Batman. Tras haber conseguido por fin el Oscar el año pasado, parece un momento perfecto para repasar su carrera a través de sus cinco secuencias más destacadas.

Christian Charles Philip Bale nació en Gales el 30 de enero de 1974, siendo el pequeño de tres hermanos más una hermana del primer matrimonio de su padre, que era por aquel entonces piloto, aunque pronto vio terminada su carrera por enfermedad haciéndose emprendedor y más tarde activista medioambiental y por los derechos de los animales. Su madre era artista de circo y durante la infancia de Christian la familia llevó una vida nómada y a los 15 años ya habían vivido en quince emplazamientos diferentes, incluyendo varios lugares de Inglaterra, Portugal y Estados Unidos. El mundo del espectáculo le llegó a nuestro protagonista no sólo por parte de madre con sus espectáculos circenses, si no que su abuelo paterno llegó a ser el doble de John Wayne en “Hatari!”.

A los 9 años, Bale se unió a un grupo de teatro y apareció en un anuncio de cereales en televisión; y al año siguiente debutó en la escena teatral en una obra en la que también aparecía Rowan Atkinson. Y pronto dio un nuevo paso adelante al ser contratado para la TV-movie “Anastasia: El misterio de Ana” donde pudo aparecer en los créditos junto a leyendas del cine como Olivia de Havilland y Omar Sharif. Su actuación tal vez no era lo suficientemente importante como para llamar la atención de los directores de casting, pero si para impresionar a la protagonista Amy Irving, por aquel entonces casada con Steven Spielberg.

El imperio del sol (1987)

Christian Bale sólo tenía 12 años cuando llegó su gran oportunidad. Por recomendación de su mujer, Spielberg hizo una audición al joven actor y se quedó impresionado del resultado, dando por concluida la búsqueda del protagonista para su película tras siete meses de casting y más de 4.000 aspirantes. Bale interpretaba a Jim, un niño inglés de clase alta que se ve separado de sus padres cuando los japoneses invaden Shanghai durante la Segunda Guerra Mundial y debe aprender a sobrevivir. La película se rodó en el Reino Unido y España, además del propio Shanghai. Los productores tuvieron que negociar durante un año con el gobierno chino para lograr el permiso, siendo la primera película americana rodada allí desde los años 40. Spielberg intentó mantener un acertado rigor histórico usando vehículos y aviones de la época, incluyendo réplicas a escala real y tres aviones P51 restaurados, como el que podemos ver en la secuencia. Entre el rodaje y el estreno, Christian participó en una miniserie y una película con Christopher Lee, pero estos pequeños papeles no le sirvieron para prepararse para lo que vendría después. La fama que le reportó no le sentó nada bien a sus 13 años. El tour promocional se le hizo eterno e incluso llegó a escaparse de su hotel en París, y de vuelta en casa, los celos de sus compañeros tampoco ayudaron, metiéndose a menudo en discusiones y peleas. Y aunque tuvo momentos muy agradables como el premio al mejor actor juvenil de la National Board of Review (categoría inventada ese mismo año para premiarle a él), prometió a sus padres que no volvería a actuar.

Vídeo

Ver en Versión Original

American psycho (2000)

Bale cumplió su promesa de abandonar la actuación durante poco más de un año, hasta que Kenneth Branagh le convenció para que actuara en “Enrique V”. Y poco a poco va apareciendo en más películas que le sirvan para ser algo más que el chico de “El imperio del sol”. En 1994 Winona Ryder lo recomienda para que protagonice junto a ella “Mujercitas”, que empieza a darle algo de fama. En 1998 actúa en “Velvet Goldmine” y al año siguiente en “El sueño de una noche de verano”, pero todavía le faltaba un papel que le sirviese para despegar definitivamente. Fue entonces cuando surgió una oportunidad para destacar. Le ofrecieron protagonizar la adaptación de “American psycho”, una novela muy controvertida por su brutal violencia. El protagonista de la misma es Patrick Bateman, un hombre obsesionado con su cuerpo, su apariencia, los restaurantes de lujo y, también, su tarjeta de empresa, como podemos ver en la secuencia. Pero sus obsesiones le llevan a convertirse en asesino en serie, mientras mantiene sus apariencias. Christian Bale fue la primera elección de la que terminaría siendo la directora, además de coguionista, Mary Harron. Y el actor británico estaba entusiasmado con la producción y se entrenó durante meses para asemejarse mejor al personaje. Actores como Edward Norton, Brad Pitt y Johnny Depp renunciaron a este papel por lo controvertido del mismo y el propio agente de Bale intentó convencer a Bale de que renunciara a él, pues pensaba que sería catastrófico para su carrera, pero no consiguió convencerlo. El que si consiguió sacar de la producción a Christian fue Leonardo DiCaprio, que llegó a estar anunciado como protagonista de esta película, y además convenció a Oliver Stone para que se hiciera cargo de la dirección. Por suerte para el protagonista de este artículo, por un lado las protestas de Harron que llegó a dejar la escritura del guion y abandonar la película porque DiCaprio y Stone querían hacer de Bateman un personaje más humano y con menos sangre fría, y sobre todo los consejos a DiCaprio sobre el curso de su carrera tras el éxito de “Titanic”, devolvieron a Bale la responsabilidad de representar al asesino en la película. La película se estrenó en Sundance con clara división de opiniones entre el desprecio y la admiración. Pero todos coincidieron en señalar la gran actuación del protagonista que empezó a tener un mayor reconocimiento a partir de esta película.

Vídeo

Ver en Versión Original

El maquinista (2004)

Tras “American psycho”, el actor evitó encasillarse y participó en un drama romántico, “La mandolina del capitán Corelli” protagonizada por Penélope Cruz; un drama de personajes y relaciones, “La calle de las tentaciones”; una de acción, “El imperio del fuego” y una de ciencia ficción, “Equilibrium”. La productora de James Bond llegó a contactar con Bale para proponerle sustituir a Pierce Brosnan pero éste, según cuenta su publicista, rechazó la oferta diciendo que “ya había interpretado a un asesino en serie”. Por desgracia, las películas de esta época no funcionaron demasiado bien y el actor pasó una etapa de depresión y se tomó un año de descanso. Pero su ánimo cambió cuando fue contratado para protagonizar el thriller psicológico “El maquinista”. Su personaje es un empleado de una fábrica que padece un severo problema de insomnio que le causa un grave deterioro hasta parecer un esqueleto andante. Y como se puede apreciar en la secuencia, ese era el aspecto que lucía Bale en el film. Para lograr esa apariencia, se pasó varios meses alimentándose únicamente de café negro sin azúcar y una manzana o una lata de atún al día. También limitó drásticamente sus horas de sueño para dar aún mayor realismo al personaje. Incluso dejó de tener vida social cuando se dio cuenta de que había ganado tres kilos de peso en una noche tras un par de copas. Desde que empezó a prepararse para la película hasta que la terminó, pasó de pesar 82 kg. a 54 kg. y pretendía seguir bajando hasta los 45 kg. pero se lo prohibieron porque temían que pudiese causarle graves trastornos de salud. La película, a pesar de estar rodada en inglés con director y guionista americanos, se trata de una producción española rodada en Barcelona y alrededores.

Vídeo

Ver en Versión Original

Batman begins (2005)

Tras su anterior película, Bale ya era un actor muy respetado, pero con esta se convertiría definitivamente en una estrella. La Warner encargó al por entonces prometedor director Christopher Nolan que se encargara del reinicio de la saga de Batman, tras la desastrosa “Batman y Robin” de Joel Schumacher. Para resultar elegido como el actor que encarnara a Bruce Wayne y Batman, Bale tuvo que superar a otros candidatos, como Jake Gyllenhaal, Billy Crudup, Joshua Jackson, Hugh Dancy, Eion Bailey y Cillian Murphy. Gyllenhaal era el favorito, pero en la audición Christian fue tan convincente que todo el equipo tuvo claro que era la elección correcta. Uno de los problemas que surgieron era que Bale estaba extremadamente delgado por aquel entonces, pues estaba a punto de empezar a rodar “El maquinista”. Nolan estaba preocupado, y le dejó claro que para interpretar a Batman debía ponerse tan grande como pudiera. Dicho y hecho, nada más terminar de rodar la película, empezó a ganar peso y masa muscular. Se pasaba el día poniéndose morado y levantando pesas y contrató a un entrenador personal para que le ayudara. No sólo recuperó en pocos meses los 28 lg. que había perdido para la anterior película sino que ganó bastantes más llegando a sobrepasar los 100 kg. Se había tomado tan en serio lo de ponerse tan grande como pudiera que se pasó, y la gente del Estudio empezó a llamarlo “Fatman”. Por suerte, lo de perder peso no era un problema y pronto pudo alcanzar el peso adecuado junto con la masa muscular que se supone al personaje. En la secuencia que podemos ver a continuación del entrenamiento del héroe, podemos ver como efectivamente lo consiguió. Bale también se implicó mucho en aprender las técnicas de lucha para resultar más convincente. Según cuentan en los extras de la edición en DVD, utilizaron un nuevo método de lucha llamado keysi que resultó ajustarse muy bien a lo que estaban buscando. Y para la lucha en el hielo que vemos en la secuencia, se entrenaron en una pista de hockey. Bale supo, además, adaptarse perfectamente a las distintas personalidades del personaje, mostrándose mucho más brutal cuando llevaba puesta la máscara y alterando su voz. La película obtuvo buenas críticas y fue un gran éxito de taquilla.

Vídeo

Ver en Versión Original

The figher (2010)

Tras Batman, Bale participó en la nueva visión de la historia de Pocahontas, “El nuevo mundo”, dirigida por Terrence Malick. Era la segunda vez que se acercaba a la historia tras poner la voz a un personaje en la versión animada de Disney. Al año siguiente volvió a trabajar para Nolan en “El truco final (El prestigio)” junto a Hugh Jackman, después actuó en la nueva versión del western “El tren de las 3:10” y en el peculiar retrato de Bob Dylan “I´m not there”. 2008 fue el año del estreno de la segunda parte de Batman, “El caballero oscuro”. Si la anterior entrega del héroe enmascarado había ya funcionado muy bien, esta vez fue un rotundo éxito de taquilla que batió varios records convirtiéndose en la tercera película que lograba superar los 1.000 millones de dólares de recaudación. Además tuvo un buen reconocimiento por parte de la crítica que empezaba a superar sus prejuicios hacia una película de superhéroes. La película se hizo con 2 Oscar de 8 nominaciones, aunque se quedó sin nominación en la categoría de mejor película. La actuación de Bale estuvo bien valorada por la crítica, pero se quedó eclipsada ante la impresionante interpretación de Heath Ledger como el Joker. El actor australiano falleció un mes después de terminar el rodaje elevando su excelente papel a la categoría de mito, ganando multitud de premios póstumos. Al año siguiente, Christian Bale actuó en “Enemigos públicos” y “Terminator Salvation”. En el rodaje de esta última, comprobamos la mala leche que puede tener el actor a veces. Así que el actor lo tenía todo para estar considerado un miembro de pleno derecho en el star-system de Hollywood, pero aún le faltaba el reconocimiento de la crítica en forma de premio Oscar. Y este llegó por fin con “The fighter”. En ella interpreta a Dicky Eklund, un ex boxeador que había llegado a enfrentarse al mítico Sugar Ray y que ahora, totalmente enganchado al crack, sobrevive mientras intenta adiestrar a su hermano. Para meterse en este papel, Bale volvió a perder unos cuantos kilos aunque sin llegar a los excesos de “El maquinista”. El actor logró el papel después de que tanto Brad Pitt como Matt Damon se quedaran fuera por problemas de agenda. Fue el protagonista, Mark Wahlberg, el que propuso a Bale para el papel tras conocerlo en la escuela a la que van las hijas de ambos. Y para interpretar mejor al personaje, Christian estudió los gestos, las conversaciones y el acento de Boston del verdadero Eklund. Es impresionante descubrir el gran parecido que logra con el personaje real cuando vemos imágenes de este en los títulos de crédito del final de la película. Sin duda es un más que merecido Oscar al mejor actor de reparto.

Vídeo

Ver en Versión Original

Tras su Oscar, rodó una película sobre la masacre de Nanjing a las órdenes del gran Zhang Yimou, y se puso de nuevo el traje enmascarado para rodar la nueva película de Batman, “El caballero oscuro: La leyenda renace”. Ya ha terminado de rodar un thriller junto a Zoe Saldana y Casey Affleck, y también se espera que lo veamos el año que viene en la nueva película de Terrence Malick.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario