La cazatalentos: Jennifer Lawrence

La cazatalentos: Jennifer Lawrence

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (9 votos, media: 4,56 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Sincera, accesible, bromista, natural, espontanea, genuina… Una de sus marcas personales que la convierte en rara avis es decir lo que piensa, así es como ha cautivado al personal. Es muy vehemente, enfatiza sus comentarios con muecas y ademanes nerviosos. Y a pesar de su capacidad para meterse en jardines por su locuacidad, y salir de ellos con igual naturalidad, la descubrimos ruborizarse como una niña ingenua cuando en una entrevista se descubre traicionada por su desparpajo. Nunca ha dado clases de interpretación, su éxito se debe a un compendio de carisma, cualidades naturales y fotogenia.

Alejada del arquetipo de estrella fría y distante, Jennifer Shrader Lawrence ni olvida, ni puede esconder su origen, su acento le delata. Nació en Louisville, Kentucky. Su madre Karen organiza campamentos infantiles en el rancho familiar, y su padre Gary dirige un negocio de construcción. Siempre tuvo muy claro que sería famosa, así que firmo un pacto con sus progenitores. Acabaría la secundaria y le dejarían probar suerte en el mundo del espectáculo. Cumplió su parte y se graduó dos años antes con excelentes notas. Sus hermanos la defendieron en todo momento, los mismos que le acompañarían por todo el país como si fuera unas estrella deportiva. En el colegio sus compañeros, ya apuntaba maneras, le otorgaron el apodo de “Nitro” debido a su hiperactividad y el título de la más locuaz. Practicó varios deportes, fue animadora, y aún sacaba tiempo para participar en las obras de teatro. Siempre le recuerdan que uno de sus primeros papeles fue el de prostituta en una obra basada en el libro de Jonás, tenía nueve años.

Como si de un cuento de hadas se tratase, un fotógrafo le descubrió mientras paseaba con su familia por las calles de Nueva York. No tardaría mucho en recibir la llamada de un agente, había conseguido sus primeras pruebas y sus primeros trabajos. Antes de iniciar su carrera como actriz probó fortuna como modelo. Sus promociones para la firma Abercrombie & Fitch, para Burger King, y como pija engreída para el programa de la cadena MTV “Felices dieciséis” así lo atestiguan.

Después vendrían sus apariciones ocasionales en varias series de televisión. En “Medium”, en donde apareció en diferentes roles; en “Monk”, metiéndose en la piel, en sentido literal y figurado, de la mascota del equipo estudiantil, y la hija de una víctima en “Caso cerrado”. Durante tres temporadas fue la hija mayor de la familia en la sitcom “El show de Bill Engvall”, padeciendo los mismos problemas reflejados en las comedias al uso. Con sólo 15 años tiene una breve aparición en “Devil you know”, en la que interpreta la versión más joven del personaje interpretado por Rosamund Pike. Coincidiendo con el ascenso meteórico de la joven, la cinta ha sido rescatada del olvido tras conseguir un distribuidor. No, no es una casualidad. Y cuando aún era una desconocida, es elegida por la banda Parachute para protagonizar el vídeo de su tema musical The mess I made. Pero también ha recibido calabazas, optó sin éxito al papel de Bella Swan en la serie “Crepúsculo”, al de la hacker Lisbeth Salander de la trilogía “Millennium”, o al de Jules en “Supersalidos”, que finalmente recaería en Emma Stone.

No se ha decantado por papeles sencillos. Ha encadenado varios dramas oscuros, historias de supervivencia, en los que da vida a adolescentes en el núcleo de familias disfuncionales, obligadas a madurar antes de tiempo, y superar las situaciones adversas que la rodean. Así, en “The Poker House” Jennifer es Agnes, la hermana mayor protectora de Bee (Sophie Cebada) y Cammie (Chloë Grace Moretz). Su madre (Selma Blair) es una prostituta, toxicómana, y alcohólica. Su familia vive en una casa frecuentada por marginados y maleantes en un pueblo de Iowa a mediados de los años setenta. Agnes, contra todo pronóstico, es inteligente, la estrella del equipo de baloncesto, y una apasionada de la poesía. Un relato agridulce que deja espacio a la esperanza. La demoledora historia está inspirada en la juventud de su directora Lori Petty. Los críticos ya señalaban a Jennifer como lo mejor de la cinta, y aconsejaban no perderla de vista. Este papel le supuso el premio a la mejor interpretación en el Festival de Los Angeles. En “Lejos de la tierra quemada”, protagoniza una de las historias cruzadas que lleva el sello del director y guionista mexicano Guillermo Arriaga, junto a Charlize Theron y Kim Basinger. Jennifer es aquí el personaje de Charlize en su adolescencia, incapaz de empatizar y comprender ni los sentimientos ni los comportamientos de sus padres.

El papel que la coloco en el punto de mira fue el de la joven orgullosa y sin recursos Ree Dolly en la aclamada cinta independiente “Winter´s bone”. Basada en la novela de Daniel Woodrell, y dirigida por Debra Granik, se rodó en apenas 25 días, contando con habitantes del condado de Ozark (Missouri), sin experiencia alguna para los papeles secundarios y extras. Tras triunfar en el circuito indie, recibió 4 nominaciones a los Oscar entre ellas mejor película y mejor actriz. A punto de perder su casa, con una madre enferma y dos hermanos pequeños de los que hacerse cargo, se ve obligada a emprender un viaje peligroso en búsqueda de su padre fugitivo. Sus personajes, al igual que los personajes de Elmore Leonard, pero desprovistos de cualquier rastro de ironía o acidez, están sacados de la América profunda, deprimida y golpeada por las metanfetaminas. Es un relato frio, melancólico y sin ninguna concesión; de diálogos contados, y tomas largas, sostenido por su interpretación. Lawrence se preparó a conciencia para este papel para familiarizarse con las armas y que nadie notara que no había tocado una en su vida, se paseó por su casa durante días con una escopeta, aprendió a montarla y desmontarla, a disparar, a despellejar ardillas, a cortar leña y a luchar.

En 2010 hace su primera incursión en el género del terror en “La casa al final de la calle”, una historia manida que contiene algunos sustos y varias vueltas de tuercas. Ha trabajado bajo las ordenes de Jodie Foster en “El castor”. Walter (Mel Gibson), el que un día fuera un exitoso ejecutivo de una juguetería y un feliz hombre de familia, atraviesa una profunda depresión. Encontrará en una vieja marioneta de peluche el modo y la fuerza de volver a relacionarse con el mundo. Jennifer interpreta aquí al interés amoroso del hijo mayor de Gibson. La actriz de “Taxi driver” ha alabado la constancia y el entusiasmo que Lawrence emplea en todos sus trabajos, y la inteligencia con la que ha sabido conducir su carrera. En 2011 interpreta a la otra mujer en el drama romántico “Like crazy”, la devastadora representación del primer amor y su ruptura.

Antes de aceptar el papel de Katniss Everdeen se tomó tres días para valorar sus consecuencias, sabía que su vida no volvería a ser igual. Más de 50 actrices hicieron audiciones para este rol. Pero sólo ella consiguió emocionar a su director y a los productores representando la dramática escena en la que se despide de su hermana Prim antes de partir a la arena. Suzanne Collins, la autora del best-seller mundial “Los juegos del hambre”, después de ver sus pruebas declaro: “Era la única que tenía la fuerza, el desafío, la inteligencia necesaria para inspirar una revolución”. Jennifer construye un personaje con la justa proporción de fuerza, vulnerabilidad y compasión. Se ha convertido en una heroína, a su pesar, y su imagen en un icono. Su chaqueta de cuero, sus botas militares, su trenza ladeada, su arco y su obstinación. Sus dos primeras partes han batido todos los records de taquilla, su primera parte recaudó alrededor de 670 millones de dólares en todo el mundo y la segunda más de 800. Gracias a la elección inteligente de sus proyectos ha conseguido librarse de la etiqueta asociada irremediablemente a un personaje de tal magnitud y calado.

Katniss no es el único héroe que ha interpretado. En “X-Men: Primera generación” es Raven, la cambiaformas que es capaz de tomar la imagen de cualquier persona que elija. Este papel era encarnado por Rebecca Romijn en la trilogía original. Su transformación en Mística requería siete largas horas de maquillaje, mezcla de látex, pegamento, pintura azul y escamas. Como el resto de mutantes de la Marvel asistimos a su evolución desde sus inicios. Ella es una chica insegura, fascinada por la personalidad de Eric, que le enseñará que su poder es una bendición de la que sentirse orgulloso y no avergonzarse: “Mutante y a mucha honra”. Y finalmente deberá elegir a quien seguir, si a su hermano Xavier (James McAvoy) o a Magneto (Michael Fassdender). Difícil disyuntiva…

Después de impresionar en el drama y encarnar a dos heroínas del siglo XXI, ha demostrado sus sobradas dotes naturales para la comedia. Al verla da la impresión de que para ella la interpretación es sólo un juego de niños. En “El lado bueno de las cosas” es Tiffany Maxwell, una joven viuda enérgica, insegura, obstinada y apasionada, que ayuda a Pat (Bradley Cooper), que sufre un trastorno bipolar, a ponerse en marcha y recuperar su vida. Siguiendo lecciones básicas de la autoayuda moderna, como usar toda la negatividad para captar el lado bueno, estas dos personas golpeadas encontrarán en el baile la cura que necesitan. Su coreografía final pasa a endosar la lista de bailes de cine junto al de “Pulp fiction” o “Dirty dancing”, entre otros. Puede presumir de haber compartido escenas y recitado un monologo frente al mismísimo Robert De Niro sin tartamudear. El periodista Peter Travers la definio asi para Rolling Stone: “Ella es grosera, sucia, divertida, malhablada, descuidada, sexy, vibrante, y vulnerable, a veces en la misma escena, incluso en el mismo aliento. Ilumina la pantalla”. Este jugoso papel le otorgó el Globo de Oro, el SAG y su primer Oscar. Seguro que recuerdas la escena. Era su gran día, y en el Dolby resonó su nombre como la ganadora a la mejor interpretación femenina, como una princesa, sin poder esconder su asombro, ni su emoción, se dirigió hacia el escenario, su fabuloso vestido de Dior (firma de la que es imagen) y los nervios le jugaron una mala pasada. Un traspiés del que se recuperó (salvo su orgullo) y salió indemne con su habitual naturalidad: “Sólo os habéis puesto en pie porque os sentís mal debido a mi caída y eso fue realmente vergonzoso, pero gracias”.

El éxito y la química de la pareja protagonista en “El lado bueno de las cosas” ha garantizado su presencia en el reparto de “La gran estafa americana”, la visión de David O. Russell de una operación encubierta del FBI conocida como Abscam en la que da vida a la esposa celosa, alcohólica, depresiva, e impredecible del estafador interpretado por Christian Bale. Desquiciada y manipuladora, era el papel perfecto para ella. La película ha ido escalando posiciones en la temporada de premios y cuenta con 10 nominaciones a la preciada estatuilla.

Va a protagonizar dos de los estrenos más esperados de este año. La colosal reunión de mutantes de la trilogía original con sus versiones más jóvenes en “X-Men: Días del futuro pasado”, en la que encontraremos una Raven independiente, reconvertida en asesina a sueldo, y distanciada de Charles y Eric. Y la primera parte de “Los juegos del hambre: Sinsajo” donde veremos cómo se propaga la revolución por los distritos, y comienzan los primeros movimientos militares para derrocar al Capitolio. Además, protagonizará un drama ambientado en la época de la depresión, “Serena”, bajo las ordenes de Susanne Bier, de nuevo junto a su inseparable Bradley Cooper, que adapta a la gran pantalla una obra de Ron Rash. George y Serena son un matrimonio de recién casados que viajan a Carolina del Norte para iniciar un negocio maderero. Su relación idílica comienza a resquebrajarse tras un aborto. Se ha confirmado su aparición en la nueva adaptación de “Al este del Edén” que ya dirigiera Elia Kazán en 1955. Gary Ross (“Los juegos del hambre”, “Pleasantville”) estará detrás de las cámaras, y Lawrence será Cathy Ames, uno de los personajes más interesantes de la obra universal de Steinbeck. Cathy es una mujer manipuladora, mentirosa, una cara bonita que oculta un alma deforme. Es la esposa del protagonista y la madre fría y cruel de los niños. Y además de participar, por primera vez va a producir la adaptación de las memorias de Jeannette Walls en “El castillo de cristal”, sus aventuras y desventuras criada por una excéntrica madre artista y un padre alcohólico. Y como todo actor en la cresta de la ola, su nombre también ha sonado para la secuela de “La guerra de las galaxias”.

Con sus 23 añitos y su espontaneidad se ha ganado el título de “la nueva novia de América”. Los Estudios pugnan cual obra de arte en una subasta por atraerla a sus proyectos (al menos aquellos que pueden permitírselo). Su cara es sinónimo de éxito en taquilla y su nombre se encuentra en los lugares preminentes de la lista de elegidos que consiguen que una obra se venda antes de rodarla. Sería incierto e injusto adjudicar su fama única y exclusivamente a su papel de Katniss Everdeen en el fenómeno “Los juegos del hambre”. Ha hecho Historia al convertirse en la actriz más joven en recibir 3 nominaciones al Oscar, sin duda una marca que será difícil de batir. Y si de algo estamos seguros es de que aún no ha tocado techo. El siguiente capítulo se escribirá el próximo 2 Marzo, estaremos atentos.

Tu prima.
Terry McKay

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

izzas - 30.01.2014 a las 23:15

Precioso, no ha faltado detalle. Como fan de Lawrence. Muchas gracias

valeria - 31.01.2014 a las 09:45

En mi humilde opinion no se que le ven a esta actriz

Rodri - 03.02.2014 a las 13:31

Considero que “Lejos de la tierra quemada” me encantó, una peli a reivindicar. Aunque también es verdad que la reina de la función es Charlize Theron, que está magnífica.

El nuevo Hollywood: de Audrey Hepburn a Jennifer Lawrence | CINERCIA - 06.10.2014 a las 19:18

[…] FOTOS: Tabernaculo Biblico Bautista Hollywood, IFNM, Bio., The Huffington Post y Lo que yo te diga […]

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario