Las cinco secuencias de… Denzel Washington

Las cinco secuencias de… Denzel Washington

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

En la pasada edición del Festival de San Sebastián, Denzel Washington fue reconocido con el premio Donostia, festival en el que también se presentaba su nueva película, “The equalizer (El protector)”, como film inaugural. Aprovechando que esta película llega ahora a nuestras carteleras, parece un buen momento para repasar su carrera a través de sus 5 secuencias más destacadas.

Denzel Washington cumplirá en breve 60 años, pues nació el 28 de Diciembre de 1954 en Mount Vernon, Nueva York. Allí vivió y estudió hasta los 14 años, fecha en la que sus padres se separaron y él y su hermana mayor fueron enviados a un internado. Años más tarde, Denzel recordaría este momento como una gran mejora de su vida, pues mientras él estaba triunfando en Hollywood, de sus tres mejores amigos de antes de los 14, uno había sido asesinado, otro murió de sida y el tercero cumplía una larga condena en la cárcel. Estudió periodismo en la Universidad de Fordham, donde participó también en el equipo universitario de baloncesto. En 1977 obtuvo el título, pero sus intereses habían cambiado. Mientras estudiaba descubrió que la actuación era su verdadera pasión. Ya en 1974 hizo su primera breve aparición, no acreditada, en la gran pantalla y dos años después actuó en una obra teatral de verano. En su último año de carrera incluyó el teatro entre sus estudios y, al año siguiente, ganó una beca para estudiar arte dramático en San Francisco. Durante esa época filmó varios anuncios y una película para televisión. Tras una película estrenada directamente en vídeo y otra para televisión, en 1981 hizo su debut en Hollywood con “Llámame Mr. Charly”. Una película sin más interés que la presencia del actor el cual, pudo pronto mejorar su carrera con su exitosa actuación teatral en Off-Broadway en “Historia de un soldado” (que después se convertiría en su siguiente película) y con su exitosa participación en la serie de televisión “St. Elsewhere”. Tras varias películas y telefilms poco destacables, su siguiente paso hacia la fama llegó con “Grita libertad” del recientemente fallecido Richard Attenborough. Su interpretación del activista negro antiapartheid Stephen Biko fue reconocida con sendas nominaciones al Oscar y al Globo de Oro. Pero este solo era el comienzo de una gran carrera.

Tiempos de gloria (1989)

“Tiempos de gloria” cuenta la historia del regimiento 54 de Massachusetts, el primero y más valeroso batallón formado por personas de raza negra en la guerra de secesión americana, bajo las órdenes del coronel Robert Gould Shaw (interpretado por Matthew Broderick en una de sus mejores actuaciones). La historia se le ocurrió al guionista tras ver el monumento a este coronel y a su regimiento que hay en Boston, tras el cual se informó mejor de la historia real leyendo las cartas del coronel y un par de libros que narraban lo ocurrido. El elegido para dirigir la película fue Edward Zwick, en el que era su segundo film. Un gran acierto del director fue el saber evitar que la historia se convirtiese en un relato sobre afroamericanos entre los que destacaba un héroe blanco en la figura del coronel, sinó que supo mostrar la gran valía de los hombres que formaron el regimiento. Algo para lo que ayudó en gran medida las acertadas interpretaciones de Morgan Freeman y, sobre todo, del protagonista de este artículo. Denzel interpreta al soldado Trip, un ex esclavo orgulloso y desafiante que resulta clave para el desarrollo de la narración. Especialmente emotiva es la secuencia de los latigazos, que puedes ver a continuación, motivados por el intento de deserción de Trip para intentar conseguir unas botas en condiciones. Esa expresión desafiante y esa solitaria lágrima le valieron al actor para lograr sus primeros Oscar y Globo de Oro al mejor actor de reparto, aunque tiene otros grandes momentos, como la confrontación por el espacio en la tienda, la protesta por cobrar un sueldo inferior a los soldados blancos o el monólogo previo a la batalla final. La película resultó ser un éxito de crítica y público, destacando especialmente Denzel Washington que varios premios además de los mencionados, pero también premiada o mencionada por su fotografía, banda sonora, guión y dirección.

Vídeo

Ver en Versión Original

Malcolm X (1992)

Con el Oscar de mejor actor de reparto conseguido, faltaba el premio como protagonista, y Spike Lee le iba a dar una gran oportunidad para lograrlo. Pero antes de dirigirle en uno de los papeles más recordados del actor, lo contrató para protagonizar junto a él mismo “Cuanto más, mejor”, donde Denzel interpretaba a un trompetista de jazz. El productor de “Malcolm X” había comprado los derechos de su autobiografía más de 20 años antes del rodaje, pues había conocido al propio Malcolm y su amistad con él sirvió de ayuda para adquirir los derechos, pero cuestiones no resueltas sobre su asesinato dificultaron la producción. A comienzos de los 70, el productor contrató a Arnold Perl para rodar un documental sobre el activista afroamericano que fue nominado al Oscar. El propio Perl junto a James Baldwin se encargaron de una versión inicial del guion de la película, pero Perl falleció antes de terminar la obra (su nominación en el citado documental fue póstuma), y la producción no paraba de encontrarse con problemas, debidos principalmente a las controvertidas palabras de denuncia contra la raza blanca de Malcolm X. Antes de contratar al director definitivo, uno de los que se interesaron en el film fue Oliver Stone, que tenía precisamente a Washington como su primera elección para el papel protagonista. Después, parecía decidido que el director iba a ser el canadiense Norman Jewison, que ya había demostrado saber tratar el racismo en películas como “En el calor de la noche” y que ya había trabajado con Denzel en “Historia de un soldado”, pero las protestas porque el director de un biopic como éste no estuviera dirigido por alguien de raza negra convencieron a los productores de cambiar de responsable de la película y contratar a Spike Lee. Fue mientras estaba Jewison de director cuando Denzel Washington aceptó el papel, pero Spike Lee declaró que no se imaginaba a ningún otro actor para interpretar a Malcolm. Durante todo ese tiempo, se habían realizado numerosas versiones del guion, pero Lee se interesó por la primera versión, adaptándola a sus intereses y su visión del personaje histórico. Baldwin había fallecido varios años antes del rodaje y la familia pidió que se retirara su nombre de los créditos cuando se dieron cuenta que Lee estaba cambiando partes sustanciales del mismo, por lo que el director aparece como guionista junto a Perl. Junto a muchas otras quejas, los puristas protestaron por el poco parecido entre la figura histórica y el actor, mucho más bajo y de piel mucho más oscura que el verdadero Malcolm X. Otro de los problemas a los que se tuvo que enfrentar el director fue el escaso presupuesto para una película de más de 3 horas. El director decía que necesitaba algo más de 30 millones de dólares, pero el Estudio sólo le ofreció 28, así que Lee lo solucionó utilizando un recurso que le sugirió su amigo Francis Ford Coppola; empezó a hacer la película con el presupuesto reducido pero, con una buena parte del mismo ya gastada, empezó a quejarse de que no iba a ser suficiente como para poder terminar la película. Con ello logró aumentar en 5 millones de dólares la cantidad inicialmente presupuestada, aunque el propio Lee tuvo que invertir 2 de los 3 millones que en un principio iba a cobrar. Pero el rodaje seguía sufriendo complicaciones, con gente protestando en las calles porque pensaban que la visión de Spike Lee de Malcolm X desvirtuaría el personaje preocupados de que éste se centrase más en la vida del lider antes de convertirse al islam, aunque esta parte de su vida se muestra perfectamente retratada. La película fue la primera americana y la primera que no era un documental que logró el permiso para rodar en la Meca aunque, eso si, todo el trabajo lo tuvo que hacer una segunda unidad contratada especialmente para la ocasión dado que los no musulmanes, como el propio Spike Lee, no tienen permitido el acceso a la ciudad natal de Mahoma. Con el rodaje terminado, los problemas siguieron apareciendo cuando el Estudio se negó a aceptar un montaje de más de 2 horas y cuarto, llegando a estar el proyecto totalmente paralizado. La intervención financiera de varias personalidades afroamericanas pudo permitir en última instancia que el film se terminara de montar bajo la visión del director. Entre los donantes se encuentran personalidades tan conocidas como Bill Cosby, Oprah Winfrey, Michael Jordan, Magic Johnson, Janet Jackson o Prince. Pero el esfuerzo valió la pena pues la película fue aclamada por la crítica y no tuvo problemas de taquilla. Y la actuación de Washington fue lo más destacado de entre los muchos premios que logró la película. En el Festival de Berlín, el actor se llevó el Oso de Plata por su interpretación, pero en los Globos y los Oscar no pudo con el Al Pacino de “Esencia de mujer”, algo que Lee no dudó en descalificar indicando que no era el único al que le parecía un robo.

Malcolm X from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Huracán Carter (1999)

Tras no lograr el Oscar estando tan cerca, su siguiente oportunidad iba a llegar con una película dirigida precisamente por el director que se quedó fuera a última hora del biopic sobre el líder afroamericano, Norman Jewison. Eso si, antes de protagonizar esta película, debemos señalar otros interesantes trabajos de Washington. Así, al año siguiente del estreno de “Malcolm X” pudimos verlo en tres películas destacables: “Mucho ruido y pocas nueces”, adaptación de la obra de Shakespeare a cargo de Kenneth Branagh; “El informe pelícano”, thriller judicial que protagonizaba junto a Julia Roberts, y “Philadelphia”, en la que su acertada interpretación del abogado que defiende a un Tom Hanks enfermo de sida quedó algo eclipsada ante la oscarizada actuación de su compañero. Estas dos últimas fueron además grandes éxitos de taquilla (en torno a 200 millones de dólares) que suponen los mayores éxitos del actor en recaudación si tenemos en cuenta la inflacción. De 1995 hay que destacar “Marea roja”, pues es la primera de las cinco exitosas películas rodadas con el fallecido Tony Scott que convirtió a Denzel en su actor fetiche. Otras películas de esta época fueron “En honor a la verdad” y “Estado de sitio”, ambas del director con el que ganó su primer Oscar, y “Una mala jugada” del director con el que logró su primera nominación como protagonista. Mitificada por una canción de Bob Dylan, la historia de “Huracán Carter” empezó a resultar atractiva para los Estudios cinematográficos tras la publicación en 1991 de un libro que contaba la relación entre éste y el joven Lesra Martin, y los esfuerzos de este último por liberar al antiguo boxeador de la cárcel. Los Estudios se pelearon por los derechos de este libro y de la autobiografía escrita por el boxeador en prisión. Armyan Bernstein, que sería también el guionista de la película, fue el que se quedó finalmente con los derechos de una historia que le interesaba desde que escuchara la canción de Dylan. Denzel también estaba interesado en el personaje, y así se lo hizo saber al productor y guionista, muchos años antes de comenzar el rodaje. Washington había leído la autobiografía de Carter y le resultó muy inspiradora. Con el actor contratado, comenzó la búsqueda del director y el elegido resultó ser Norman Jewison, con una película que completaría su trilogía sobre injusticias raciales junto a las citadas “En el calor de la noche” e “Historia de un soldado”. Curiosamente, ya en la década de los 80 se había acercado el director a la historia, llegando a proponer a otro productor la adaptación de la autobiografía de Carter. Algunos comentaristas criticarían con dureza las inexactitudes y licencias dramáticas del film con respecto a la historia original, así como el poco parecido entre Carter y Washington, siendo este último bastante más alto y pesado, a pesar de prepararse para el papel a conciencia, estudiando durante cerca de un año con un entrenador de boxeo y perdiendo unos 25 kilos de peso. El entrenador de Washington terminaría colaborando no sólo en la coreografía de las peleas sino como actor que interpretaba a uno de los rivales de Carter, dando lugar a unas magníficas secuencias de peleas, resaltadas con la acertada fotografía de Roger Deakins. Para que la actuación fuera aún más acertada, el propio Rubin Carter colaboró estrechamente con Washington en la preparación y realización de un papel que parecía que por fin le iba a dar el Oscar como protagonista. De hecho, ganó el Oso de Plata en Berlín y el Globo de Oro, pero en la noche de los Oscar saltó la sorpresa y fue Kevin Spacey quien se llevó a casa la estatuilla dorada, para decepción de la comunidad afroamericana que tuvo que esperar un poco más para ver al segundo actor de raza negra en ganar el Oscar como protagonista tras Sidney Poitier.

Vídeo

Ver en Versión Original

Día de entrenamiento (2001)

Muy pronto iba a lograr una nueva oportunidad de Oscar que no desaprovecharía, pero antes de ella rodaría “Titanes: Hicieron Historia”, basada en la historia real de un entrenador que logró unir a un equipo racialmente dividido. “Día de entrenamiento” nació a partir de la colaboración del, por entonces joven y prometedor, guionista David Ayer y el director Antoine Fuqua, el primero criado cerca del barrio de Los Ángeles donde se desarrolla la acción y el segundo en una zona marginal de Pittsburgh, por lo que ambos estaban familiarizados con los roces entre policía y criminales. Ayer comenzó a trabajar en el guion en 1995 y, unos años después, estalló un escándalo por la corrupción del Departamento de Policía de Los Ángeles, demostrando lo profético de sus ideas. Tras crear al personaje del policía corrupto Alonzo Harris, interpretado por Denzel Washington, y de su joven e inexperto compañero al que da vida Ethan Hawke, se le ocurrió la idea de centrar toda la acción en un único día, ese primer día del personaje de Hawke que desconocía hasta entonces el día a día en las calles. Fuqua completó todas estas ideas logrando dotarlas de gran realismo. Uno de los aciertos fue el de conseguir rodar en los propios barrios que se retratan en la película, incluyendo en la cinta a las propias bandas callejeras. Fuqua aprovechó el rodaje para intentar mejorar la vida del barrio, poniéndose a sí mismo como ejemplo de alguien que logró prosperar gracias al cine. Miembros de bandas callejeras y repartidores de droga se unieron a un par de policías en la tarea de asesoramiento técnico para que los actores pudieran interpretar mejor sus papeles. Pero, sin duda, la película no había funcionado con tanto acierto de no ser por el grandioso personaje al que da vida Washington, seductor y encantador, aunque vayas descubriendo poco a poco su lado oscuro hasta llegar a la secuencia final que puedes ver a continuación. Washington decidió presentar el mismo aspecto que uno de los oficiales de policía caídos en desgracia tras el escándalo de un par de años antes para dar mayor realismo a su interpretación. La crítica valoró positivamente la película alabando sobre todo la actuación de Denzel. La película funcionó bien en taquilla, logrando el número uno de recaudación durante sus dos primeras semanas. La carrera de premios reconoció la interpretación del actor como una de las mejores del año, con varios premios en distintas asociaciones de críticos. En el Gremio de Actores y en los Globos de Oro no pudo con Russell Crowe y su actuación en “Una mente maravillosa”, pero sí pudo derrotarle en los Oscar, probablemente ayudado porque Crowe ya había ganado el año anterior y, sobre todo, por la fuerza del “black power” ese año. Y es que Denzel Washington se convertía en el segundo actor de raza negra en ganar el Oscar tras un Sidney Poitier que sonreía contento con el Oscar honorífico que había recogido minutos antes. Además, Will Smith también estaba nominado y Halle Berry se convertía en la primera actriz negra en lograr el Oscar en categoría protagonista en una gala conducida por Whoopi Goldberg.

Día de entrenamiento from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

American gangster (2007)

Precisamente junto a Russell Crowe y dirigido por Ridley Scott iba a interpretar otro de sus grandes papeles, el del gangster Frank Lucas. Pero antes de esta película hay que destacar otras grandes actuaciones como la de “John Q”, “Antwone Fisher”, donde además debutaba en la dirección, su segunda y tercera películas con Tony Scott, “El fuego de la venganza” y “Déjà vu”; y su reencuentro con Spike Lee en la recomendable “Plan oculto”. “American gangster” está basada en la carrera criminal de Frank Lucas y el detective que le dio caza, Richie Roberts. El desarrollo de la película comenzó en 2000, cuando los productores compraron los derechos de adaptación de una historia real sobre el ascenso y caída de Lucas. Un par de años más tarde, el guionista Steven Zaillian tenía listo un guion que mostró a Ridley Scott, pero éste tenía otros proyectos en mente. Tras varias negociaciones, parecía que la producción se iba a llevar a cabo con la dirección de Antoine Fuqua y Denzel Washington de protagonista, en lo que había significado el reencuentro de ambos tras “Día de entrenamiento”, pero finalmente Fuqua fue despedido por diferencias creativas con el Estudio (y sobre todo por discusiones sobre el elevado presupuesto, algo que salió caro al Estudio que, entre otros gastos, tuvo que abonar 20 millones de dólares al actor). Tras muchos más rumores y posibles equipos, el director británico comenzó a interesarse por él, comentándolo con Russell Crowe, junto al que estaba trabajando en Francia en la película “Un buen año”. Una vez decididos a hacer la película, el director se reunió con Denzel para convencerlo de que se uniera al proyecto. Al principio éste dudó tras la anterior experiencia fallida, pero pronto el hermano de Tony Scott logró convencerlo. El propio hermano del director ayudó en su contratación, aprovechando su buena relación de tres películas en común. Aunque los verdaderos Frank Lucas y Richie Roberts estuvieron en el set de rodaje como consultores, la película se toma muchas licencias para lograr un mayor dramatismo en la historia. Una de las secuencias inolvidables de la película es el asesinato de Tango, que puedes ver a continuación. Según cuenta el guionista en los comentarios del DVD, cuando le relataron este asesinato también le dijeron que el tarro con unos pocos dólares que deja Lucas junto al cadáver se quedó así sin moverse varias horas hasta que llegó una ambulancia a mover el cuerpo junto con la policía. Esto demuestra el respeto que tenían por Frank, o tal vez el miedo que le tenían. El estreno en taquilla de la película logró el mejor resultado en la carrera del actor y la crítica también la valoró de forma bastante positiva. Sin embargo la película tuvo menor presencia de la merecida en la carrera de premios. Washington estuvo nominado en los Globos de Oro pero no en los Oscar.

Vídeo

Ver en Versión Original

En estos últimos años, Denzel ha seguido teniendo una importante presencia en el mundo del cine. El mismo año que “American gangster” también estrenó su segunda película como director, “The great debaters”; actuó dos veces más para Tony Scott en “Asalto al tren Pelham 123” e “Imparable”, produjo y protagonizó “El libro de Eli” y hace un par de años volvió a estar nominado al Oscar por “El vuelo”, donde da vida al heroico piloto Whip Whitaker, o al menos eso es lo que piensa todo el mundo de él tras realizar un aterrizaje de emergencia que salva la vida de cientos de personas, pero la posterior investigación sobre el accidente saca a la luz los problemas con el alcohol del personaje interpretado por Washington. Ahora lo tenemos en cartelera con “The equalizer (El protector)”, su reencuentro con Fuqua tras la película con la que ganó su segundo Oscar, y entre sus futuros proyectos se rumorea que va a trabajar junto a Tom Cruise en lo nuevo de David Cronenberg, si finalmente sale adelante la adaptación de la novela de Robert Ludlum “The matarese circle”, que ya sufrió varios retrasos.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario