"Hasta los huesos: Bones and all"

"Hasta los huesos: Bones and all"

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 3,00 de 5)
Cargando...

Deja tu comentario >>

La web oficial.

El argumento: Cuenta la historia del primer amor entre Maren, una joven que está aprendiendo a sobrevivir al margen de la sociedad, y Lee, un vagabundo con ideas muy intensas que vive marginado. Cuando se conocen, se unen en un viaje de mil millas que les lleva por carreteras, pasajes ocultos y caminos alternos en los Estados Unidos de Ronald Reagan. Pero a pesar de sus esfuerzos, todos los caminos conducen a sus aterradores pasados y a una última parada que determinará si su amor puede sobrevivir a su forma de ser.

Conviene ver: “Hasta los huesos: Bones and all” es una road movie caníbal que se rinde al cuerpo y a la pasión juvenil de dos inadaptados a la deriva tanto a la hora de encauzar sus pulsiones como mirar al futuro. Timothée Chalamet vuelve a ser dirigido por Luca Guadagnino, que le lanzó a la fama con “Call me by your name” (2017), y junto a Taylor Russell protagoniza la adaptación de la novela de Camille DeAngelis que sigue a una joven que emprende un viaje por todo Estados Unidos en la década de los 80 para buscar al padre que no conoce y tratar de comprender por qué siente la necesidad de matar y devorar a quienes la aman, como es el caso de un chico que encontrará en la ruta y con el que verá brotar un sentimiento puro que tendrá que hacer cohabitar con sus impulsos. Una cinta que bebe del espíritu de “Malas tierras” (1973) y que deriva en baño de sangre tanto como recurso estilístico como símbolo de esa singular relación. Guadagnino no deja indiferente con esta retorcida historia de amor, deseo y sacrificio, pretendidamente seductora y magnética tanto por su envoltorio como por las interpretaciones de Chalamet y Russell, pero que deriva en un publirreportaje hueco, aburrido e impostado por el Medio Oeste usaméricano de la época de Ronald Reagan. Una narrativa superficial para unos personajes que no evolucionan en un viaje mucho menos interesante de lo que se pretende siendo Taylor Russell la que mantiene el tipo como corazón de la historia frente a un Timothée Chalamet que explota sus maniqueísmos y caídas de ojos y unos Mark Rylance y Michael Stuhlbarg que termina cayendo en la sobreactuación a pesar de que sus apariciones son de lo más destacable de la cinta. No ayuda una puesta en escena sobria con subrayados formalismos para embellecer la violencia, más sutiles que explícitos en la fotografía de Arseni Khachaturan, y una machacona música de Trent Reznor y Atticus Ross. Vista por algunos como una especie de "Crepúsculo" gore y caníbal la película no es más que una historia de amor entre dos personas que se encuentran y se dan cuenta que una de las cosas que tienen en común es la necesidad de comer carne humana, una excusa para hablar de la soledad, la identidad, el inconformismo juvenil y la necesidad de sentirse unido a algo para poder encajar en el mundo. Un viaje que combina el terror psicológico y la filosofía introspectiva de un manual de autoayuda hacia el descubrimiento propio y de las relaciones con terceros con una estética muy bien cuidada pero que no aporta mucho más de lo que presenta sobre el papel.

Conviene saber: Mejor dirección e interpretación revelación en el Festival de Venecia 2022, presentada en el Festival de Sitges 2022, 2 nominaciones en los premios Gotham y 3 nominaciones en los Independent Spirit Awards.

La crítica le da un CINCO

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

Suscríbete
Notificar
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
2
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x