Las cinco secuencias de… Leonardo DiCaprio

Las cinco secuencias de… Leonardo DiCaprio

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading...

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Hace unos días llegó a la cartelera española la nueva película de Leonardo DiCaprio, “El gran Gatsby”. Este año lo volveremos a ver en “The wolf of Wall Street”, bajo las órdenes de uno de sus directores fetiche, Martin Scorsese, y ya se habla de su posible participación en una película de David O. Russell. La película que tiene en estos momentos en cartelera iba a estrenarse el invierno pasado, pero finalmente se retrasó hasta ahora. Se decía que era para evitar que el actor compitiese contra sí mismo por este papel y el de “Django desencadenado”, pero ni logró la nominación por aquella ni la lograría por ésta teniendo en cuenta las críticas. En todo caso, el momento parece propicio para repasar la carrera del actor a través de las cinco secuencias más destacadas.

Leonardo Wilhelm DiCaprio nació en Los Angeles en 1974. Su madre le puso Leonardo porque el día que sintió la primera patada del futuro bebé estaba viendo un cuadro de Da Vinci en un museo italiano. Sus padres se divorciaron cuando él sólo tenía un año y pasó su infancia en un barrio marginal de Los Angeles. Desde que recuerda, siempre le gustó la actuación y, al ver que su hermanastro ganaba 50$ rodando un anuncio, quiso seguir sus pasos. Tras participar en varios anuncios y series de televisión, su primera participación en una película fue en “Critters 3”, una olvidable secuela de una saga de terror que se estrenó directamente en vídeo; y poco después obtuvo un papel importante en la última temporada de la serie “Los problemas crecen”. Su primera película destacada fue “Vida de este chico”, que protagonizó junto a Robert de Niro. La película supuso el debut de Tobey Maguire en un pequeño papel, aunque la audición la hizo para el papel protagonista que finalmente representó Leonardo. El actor del “Spider-Man” de Sam Raimi se había hecho un gran amigo de DiCaprio, tras coincidir ambos en los castings televisivos, por lo que éste convenció al equipo de que le dieran una oportunidad. Fue la primera vez que coincidieron en la gran pantalla ambos actores, que ahora comparten cartel en “El gran Gatsby”. Y al año siguiente le llegó a Leo el primer gran papel de su vida en “¿A quién ama Gilbert Grape?” junto a Johnny Depp. En esta película interpretaba a un joven con una leve discapacidad intelectual de una manera tan convincente que le valió su primera nominación al Oscar, demostrando su gran acierto al elegir hacer esta película frente a otra oferta de una comedia donde habría cobrado cerca del triple pero sin tener la oportunidad de destacar y lanzar su carrera como efectivamente logró. Su siguiente película destacada fue “Diario de un rebelde”, y en 1996 trabajó a las órdenes de Baz Luhrmann en “Romeo + Julieta de William Shakespeare”. Junto a Claire Danes (la actriz que ahora triunfa en la serie “Homeland”), protagonizó una versión de la famosa obra teatral que modernizaba la historia pero manteniendo los diálogos originales. DiCaprio tenía muchísimas ganas de interpretar a Romeo, así que cuando se enteró del proyecto no dudó en comprarse un billete de avión a Australia para conocer y convencer al director. Y sin duda fue un gran acierto. La película fue número uno de taquilla y Leo se había situado en el estrellato y era admirado con locura entre el público adolescente.

Titanic (1997)

Pero su gran oportunidad llegaría al año siguiente de la mano de James Cameron. Los productores querían a Matthew McConaughey y también se consideró para el papel a Chris O’Donnell, Billy Crudup y Stephen Dorff, pero Cameron pensaba que eran demasiado mayores para el papel y buscaba a alguien que pudiera conectar mejor con el público adolescente. La interpretación de Leo en “Romeo + Julieta” terminó de convencer al director de que éste era el perfecto y lo convenció para que aceptara el papel. En un principio, DiCaprio no quería el papel, pero Cameron hizo todo lo posible para que cambiara de opinión. Uno de los planos que le preocupaba al actor era el que mostraba sus manos dibujando, pues tiene cierto complejo con ellas, por lo que finalmente utilizó un “doble de manos”, el propio James Cameron. Al aceptar el papel, tuvo que renunciar a participar en “Boogie nights” bajo las órdenes de Paul Thomas Anderson, aunque le encantaba el guión y él mismo sugirió a Mark Wahlberg para que lo reemplazara. El éxito de “Titanic” fue tremendo, pues fue la película más taquillera de la Historia (hito que mantuvo hasta 2010 cuando fue superada por “Avatar”), y DiCaprio se convirtió en una superestrella mundial hasta el punto de que, en 2001, 28 peluqueros afganos fueron arrestados por los talibanes por haber cortado el pelo a chavales con el mismo estilo que el actor. La película logró multitud de premios, incluyendo la nominación de DiCaprio a los Globos de Oro, pero no, sorprendentemente, la nominación al Oscar en una película que igualó los records de nominaciones y Oscar ganados. Pero ésta era sólo la primera de muchas ausencias en los premios de la Academia.

Vídeo

Gangs of New York (2002)

Tras “Titanic”, las siguientes películas de Leo fueron un gran éxito de taquilla. De hecho, su siguiente película, “El hombre de la máscara de hierro”, a punto estuvo de arrebatar el número 1 de la taquilla a “Titanic”, pero la película del naufragio logró mantenerse aún un par de semanas más en lo más alto, hasta la increíble cifra de 15 semanas. También “La playa” funcionó muy bien en taquilla, pero recibió muchas críticas negativas incluyendo una nominación a los Razzie. 2002 iba a ser el año en el que cambiara la percepción como actor que empezaba a tener el público de él. La primera película que estrenó ese año fue “Gangs of New York”, cinta con la que inició una fructífera relación con Martin Scorsese, con el que de momento ha rodado cuatro películas más (la última pendiente de estreno). Un proyecto muy personal del director que llevaba cerca de 30 años detrás de él. El rodaje se prolongó desde Septiembre de 2000 hasta Mayo de 2001 (terminando con 8 semanas de retraso) con la intención de estrenarla en Navidades de ese año para competir en los Oscar. Sin embargo, varios incidentes retrasaron la postproducción, incluyendo los ataques del 11-S. Además la versión inicial era demasiado larga (de más de 3 horas) y Scorsese tuvo que recortarla tras la amenaza de Weinstein de no estrenar la película de no hacerlo. DiCaprio interpreta a Amsterdam, un joven inmigrante irlandés que busca venganza. Fue el único de los protagonistas cuyo casting estuvo claro desde el principio. Así, el papel de Daniel Day-Lewis iba a ser para Robert De Niro, pero éste terminó renunciando por lo que se eligió a Day-Lewis que eclipsaría a Leo con una memorable actuación que le valió múltiples premios. Leo estuvo siempre muy comprometido con el film, aceptando bajarse el sueldo para poder llevar adelante la película. La intención final era estrenar la película en las Navidades de 2002, pero tuvieron que adelantar un poco el estreno para no coincidir con la siguiente película de DiCaprio. La película sufrió el injusto castigo de quedarse sin una sola estatuilla, a pesar de que optaba a 10 premios pero es una de esas películas que hay que ver antes de morir.

Vídeo

Atrápame si puedes (2002)

“Atrápame si puedes” fue el siguiente film de Leo. Interpreta a un joven y escurridizo estafador, capaz de transformarse en diferentes identidades. El protagonista real de la historia vendió los derechos de su autobiografía en 1980, pero no fue hasta finales de la siguiente década que los derechos llegaron a Dreamworks. Durante un tiempo, el proyecto estuvo asociado a David Fincher, que renunció para rodar “La habitación del pánico”. A mediados de 2000 fue DiCaprio quien entró a formar parte del proyecto, quedando las labores de dirección para Gore Verbinski. El actor fue clave para que se rodase la película pues quedó entusiasmado con el guion e insistió en hacer la película. Verbinski renunció por los compromisos de Leo con el film de Scorsese y el productor Steven Spielberg siguió buscando un director, incluyendo entre los candidatos a Lasse Hallström, Milos Forman y Cameron Crowe, hasta que él mismo decidió hacerse cargo de la dirección, renunciando a otros proyectos como “Big fish” y “Memorias de una geisha”. Fue un rodaje tan frenético como la vida del personaje real que interpreta DiCaprio, pues incluyó 147 localizaciones distintas filmadas en sólo 52 días. Leonardo comentó que muchas escenas que deberían rodarse en tres días se hicieron en sólo una tarde. La película se estrenó en las Navidades de 2002 y fue un gran éxito de taquilla, logrando la mejor recaudación de una película estrenada en ese año. La buena actuación del protagonista de este artículo fue recompensada con una nominación a los Globos de Oro.

Vídeo

El aviador (2004)

El siguiente proyecto de DiCaprio fue un biopic sobre el excéntrico millonario Howard Hughes. Productor, director y diseñador de aviones fueron algunas de las ocupaciones del personaje que encarnó Leo en “El aviador”. La película prefirió centrarse más en el ascenso que en el declive de Hughes, que terminó sus días encerrado en la habitación de un hotel obsesionado con la higiene y los gérmenes, pero el film sólo insinúa esto, con un trastorno obsesivo-compulsivo similar al que padeciera de pequeño DiCaprio. En un primer momento, la película iba a estar dirigida por Michael Mann, pero éste decidió quedarse sólo con labores de producción tras haber rodado poco antes otros dos biopics. La búsqueda de un nuevo director término cuando el actor le enseñó el guion a su amigo Martin Scorsese, que no tuvo problemas en ocupar el cargo de director a pesar de que no le gusta nada volar. Conociendo este problema, Leonardo le preguntó si no le importaba que fuese sobre aviación, y Martin le tranquilizó indicando que tampoco sabía nada de boxeo cuando hizo “Toro salvaje”. Era la segunda película en la que colaboraban y resultó tan exitosa como la primera, pues esta vez sí logró 5 estatuillas (de 11 nominaciones). Además, por fin DiCaprio logró su segunda nominación al Oscar y ganó su primer (y de momento único) Globo de Oro.

Vídeo

Infiltrados (2006)

Tras no estrenar ninguna película en 2005, el año siguiente fue muy fructífero en la carrera del actor, estrenando dos películas, “Diamante de sangre” e “Infiltrados”, que fueron aclamadas por la crítica consiguiendo doble nominación por ambas en los Globos de Oro y el Gremio de Actores y la tercera nominación al Oscar por la primera. Sin embargo, vamos a centrarnos en la segunda. Otra colaboración más con Scorsese, en la que DiCaprio interpreta a Billy Costigan, un policía que se infiltra en la mafia irlandesa que dirige Frank Costello, magistralmente interpretado por Jack Nicholson, con un papel que parece hecho a su medida pero que en principio estaba pensado para Robert De Niro. El actor de “Malas calles”, “Toro salvaje” y “Taxi driver”, tuvo que renunciar al papel por coincidir con “El buen pastor”, película que además de protagonizar también dirigió. Curiosamente, DiCaprio tuvo que renunciar a participar en “El buen pastor”, por hacer esta película. En un primer momento, Leo se sintió abrumado e incluso asustado de compartir escena con el prestigioso actor ganador de 3 Oscar (sobre 12 nominaciones), pero ésto no perjudicó su interpretación. Al contrario, como explicaba el propio intérprete, supo trasladar este miedo al personaje haciéndolo más creíble. Para complicar más la interpretación, muchas de las secuencias con ambos actores fueron improvisadas, pues Scorsese permitió a Nicholson que añadiera lo que considerase oportuno a su personaje para hacerlo más impredecible. El complejo guion, que está lleno de giros y sorpresas, es un remake de una película de Hong Kong de gran éxito en su país. La trama se complica con la presencia de un infiltrado de la mafia en la policía. El éxito en taquilla vino acompañado del reconocimiento de la Academia que le dio 4 Oscar, incluyendo los de mejor película y director, terminando con la injusticia de que un director tan importante nunca hubiera ganado la estatuilla.

Vídeo

El siguiente proyecto de Leonardo fue la producción de un documental, “La hora 11”, en el que descubrimos su papel solidario y de activista medioambiental, algo que ya apuntaba en “Diamante de sangre”, donde mostraba algunas de las miserias del continente africano. Después trabajó bajo las órdenes de Ridley Scott en “Red de mentiras” y las de Sam Mendes en “Revolutionary Road”. Esta última le valió otra nominación a los Globos y mereció estar entre los seleccionados para el Oscar pero, una vez más, la Academia se olvidaba de él. En 2010 llegaron “Shutter Island”, de nuevo con Scorsese, y “Origen”, de Christopher Nolan, y al año siguiente “J. Edgar”, de Clint Eastwood. Por esta película parecía que por fin podría ganar el premio más famoso de Hollywood, pero finalmente se quedó sin siquiera la nominación, lastrado por las malas críticas de la película. Y con “Django desencadenado”, de Quentin Tarantino, veía como su compañero de reparto Christoph Waltz ganaba el Oscar (el segundo en tres años), mientras el ni siquiera lograba la nominación y tenía que conformarse con el reconocimiento de los Globos, que lo nominaban por novena vez. Ahora lo podemos ver en “El gran Gatsby”, pero tras leer las críticas tampoco será esta la película que por fin le de el Oscar. Tal vez tenga más suerte en alguna de sus futuras películas.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario