Cine-cebolla

Sesión de cine-cebolla: “Her”

Sesión de cine-cebolla: “Her”

Querido primo Teo:

Si en las últimas entregas de sesión de cine-cebolla nos remontamos a los años 40 y 50 con “Casablanca” y “Senderos de gloria”, en esta ocasión nos vamos a fijar en una película mucho más reciente. Aunque se estrenara hace tan sólo dos años, “Her” ha tenido el impacto suficiente como para poder ser considerada ya como un nuevo clásico del cine. El autor de la obra no era otro que Spike Jonze, uno de los cineastas más singulares de Hollywood. Su anterior largo había sido la decepcionante “Donde viven los monstruos”, y para esta ocasión decidió trabajar por primera vez en su carrera con un guión escrito por él mismo. “Her” fue un enorme éxito de crítica y se convirtió en la primer film de Jonze que logró la nominación al Oscar a la mejor película. El realizador fue ignorado en la categoría de mejor dirección, pero fue recompensado con la estatuilla en la categoría de mejor guión original (en una dura pugna con “La gran estafa americana”).

Sesión de cine-cebolla: “Senderos de gloria”

Sesión de cine-cebolla: “Senderos de gloria”

Querido primo Teo:

Ha pasado a la Historia como un director subversivo y provocador, pero en el cine de Stanley Kubrick también había lugar para la emoción. “Senderos de gloria”, uno de los mayores alegatos antibelicistas que se han visto en el cine, es probablemente la película con más corazón del director británico. Pero eso no significa que Kubrick dejara pasar la oportunidad de meter el dedo en la yaga, lo que hizo que la cinta no estuviera exenta de polémica (en Francia estuvo prohibida durante dos décadas). Aunque Kubrick ya había demostrado su talento en “Atraco perfecto” (1956), “Senderos de gloria” (dirigida con tan sólo 28 años) marcó un antes y un después en su carrera. Kubrick rodó de una forma tan moderna que vista hoy cuesta creer que sea una película de los años 50, metiendo la cámara en las trincheras de un modo que nunca antes se había visto. Como no podía ser de otra manera, Hollywood puso sus ojos en él, y su siguiente proyecto sería una producción tan ambiciosa como “Espartaco”.

Sesión de cine-cebolla: “La decisión de Sophie”

Sesión de cine-cebolla: “La decisión de Sophie”

Querido primo Teo:

Siempre es un placer recibir en estas líneas a una de las grandes musas del “cine-cebolla”. Después de “Los puentes de Madison” y “Kramer contra Kramer”, Meryl Streep vuelve a protagonizar nuestra sección con otro de los puntos álgidos de su carrera: “La decisión de Sophie” (1982). Aunque la película dirigida por Alan J. Pakula tiene varios elementos a destacar (la fotografía del español Néstor Almendros o la música de Marvin Hamlisch), el principal motivo por el que “La decisión de Sophie” ha pasado a la Historia es el impresionante trabajo de la actriz más laureada de todos los tiempos. Por este papel, Streep barrió en la temporada de premios. Su interpretación era tan incontestable que la Academia no tuvo otra alternativa que premiarle con el Oscar a la mejor actriz, a pesar de que sólo hacía tres años que había ganado su primera estatuilla (para su tercer premio tuvo que esperar mucho más). Streep estaba bien flanqueada por Peter MacNicol, un actor eminentemente televisivo (“Ally McBeal”, “Numbers”), y por Kevin Kline, que debutaba en el cine con este papel.

Sesión de cine-cebolla: “Casablanca”

Sesión de cine-cebolla: “Casablanca”

Querido primo Teo:

Para hablar de “Casablanca” hay que ponerse de pie. Considerada una de las mejores películas de la Historia, “Casablanca” destaca prácticamente por todos sus elementos (dirección, guión, fotografía, música, etc…) que la convierten en una incontestable obra maestra del cine. La historia de amor imposible entre Rick Blaine (Humphrey Bogart) e Ilsa Lund (Ingrid Bergman) fue un éxito instantáneo, y su fama no ha hecho sino acrecentarse con el paso del tiempo conquistando a una generación tras otra. “Casablanca” estaba muy lejos de ser un proyecto ambicioso; Michael Curtiz sólo era un buen artesano contratado por la Warner para hacer películas como churros, Bogart no tenía nada que ver con el estereotipo de galán romántico (el papel de Rick iba a ser para Ronald Reagan), Bergman aún estaba lejos de convertirse en una de las mejores actrices de la Historia, el rodaje fue rápido y caótico, y el guión no dejaba de reescribirse. A pesar de todos los impedimentos, el resultado final fue una película redonda que no tardó en ser reconocida. En la ceremonia de los Oscar de 1943 ganó los 3 premios principales, película, director y guión.

Sesión de cine-cebolla: “El diario de Noa”

Sesión de cine-cebolla: “El diario de Noa”

Querido primo Teo:

En Sesión de cine-cebolla estamos de luto. La reciente muerte de James Garner ha hecho que los cinéfilos echen la vista atrás y recuerden los papeles más destacados de la filmografía de este mítico actor. Los aficionados más veteranos recordarán la serie “Maverick” o sus personajes en “La gran evasión” y “¿Víctor o Victoria?”, pero para los más jóvenes es inevitable asociar la figura de James Garner a su personaje de “El diario de Noa” (2004). En la película dirigida por Nick Cassavetes, Garner formó junto a Gena Rowlands (madre del director) una pareja inolvidable que entró de forma automática en la Historia del cine romántico. Por este personaje, Garner obtuvo una nominación al SAG y, ese mismo año, el Gremio de Actores le homenajeó con un premio honorífico. Fue su última aparición memorable en la gran pantalla.

Sesión de cine-cebolla: “Mar adentro”

Sesión de cine-cebolla: “Mar adentro”

Querido primo Teo:

Aunque parezca increíble, ya han pasado casi diez años del último Oscar del cine español. La película que ostenta ese honor es “Mar adentro”, la esperadísma cuarta película de Alejandro Amenábar tres años después del pelotazo de “Los otros”. Aunque no acanzó las cifras en taquilla de la cinta protagonizada por Nicole Kidman, Amenábar volvió a convencer a crítica y público. A día de hoy, “Mar adentro” sigue estando entre las diez películas nacionales más taquilleras y se la puede considerar como el título español más premiado de la Historia. Al Oscar hay que sumar 14 Goyas (incluyendo todas las categorías interpretativas), los dos premios cosechados en el Festival de Venecia, el Globo de Oro, el Independent Spirit… Amenábar logró tocar la fibra sensible de los espectadores de todo el mundo, tratando un asunto tan delicado como la eutanasia. Y la casualidad quiso que la película se estrenara el mismo año que otra exitosa película que también incidía en ese asunto: “Million dollar baby”.

Sesión de cine-cebolla: “Ladrón de bicicletas”

Sesión de cine-cebolla: “Ladrón de bicicletas”

Querido primo Teo:

Era cuestión de tiempo que el neorrealismo italiano hiciera acto de aparición en sesión de cine-cebolla. El movimiento nacido después de la Segunda Guerra Mundial fue extraordinariamente prolífico en escenas dignas de ocupar estas líneas. Encontramos varias muestras de ello en las filmografías de los dos grandes exponentes de esta corriente: Roberto Rossellini (autor de películas tan desgarradoras como “Alemania, año cero” o “Roma, ciudad abierta”) y, sobre todo, Vittorio De Sica, director de “El limpiabotas”, “Umberto D.” o de la película que nos ocupa, “Ladrón de bicicletas” (1948). Estos dos cineastas son considerados los padrinos de un cine muy reconocible (estilo documental, rodaje en exteriores, actores no profesionales…) nacido como consecuencia no sólo de cuestiones logísticas (los estudios Cinecittà estuvieron cerrados varios años por culpa de la guerra), sino también de la necesidad de realizar un cine comprometido socialmente que se acercara a los problemas de la clase más humilde.

Sesión de cine-cebolla: “La fuerza del cariño”

Sesión de cine-cebolla: “La fuerza del cariño”

Querido primo Teo:

La Academia de Hollywood siempre ha sentido una especial predilección por las películas que apuntan de forma descarada al corazón del espectador. En estas mismas líneas, ya tuvimos un ejemplo con “Kramer contra Kramer” (1979). El triunfo de la película de Robert Benton anticipó lo que vendría después en los años ochenta. Durante esa década, los Oscar atravesaron una de sus épocas más “cinecebolleras”. Arrancó con “Gente corriente”, se cerró con “Paseando a Miss Daisy” y, entre medias, encontramos películas como “Memorias de África”, “Rain Man” o el título que nos ocupa: “La fuerza del cariño” (1983).

Sesión de cine-cebolla: “Love actually”

Sesión de cine-cebolla: “Love actually”

Querido primo Teo:

Sesión de cine-cebolla se viste de Navidad para recibir a una película que ya se ha convertido en todo un clásico de estas fechas: “Love actually”. La ópera prima de Richard Curtis, guionista de comedias románticas como “Notting Hill” o “Cuatro bodas y un funeral”, contó con un reparto de auténtico de lujo encabezado por Emma Thompson, Hugh Grant, Laura Linney o Liam Neeson. La película, que se vendió como la comedia romántica definitiva, no tuvo una acogida especialmente cálida, pero con el paso del tiempo ha ido ganando adeptos hasta convertirse en un auténtico referente dentro de su género.

Sesión de cine-cebolla: “Toy Story 3”

Sesión de cine-cebolla: “Toy Story 3”

Querido primo Teo:

Como hemos podido comprobar en estas mismas líneas, las películas de animación de la Disney son un auténtico filón de escenas lacrimógenas. “Up” y “El rey león” ya pasaron por esta sección, y ahora le toca el turno a la última gran película de Pixar: “Toy Story 3”. La tercera entrega de la franquicia protagonizada por el sheriff Woody y el astronauta Buzz llegó a los cines 11 años después de la secuela, precedida por una enorme de expectación. Aunque el listón estaba muy alto, la película no defraudó a nadie, recibió el aplauso unánime de la crítica y se acabó convirtiendo en la cinta de animación más taquillera de todos los tiempos. Además, consiguió ser el tercer film nominado al Oscar a la mejor película. Un honor del que sólo pueden presumir “La bella y la bestia” y “Up”.