Conexión Oscar 2018: A24, protagonistas de la regeneración de Hollywood

Conexión Oscar 2018: A24, protagonistas de la regeneración de Hollywood

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Como bien te conté cuando te hablé de la caída de Harvey Weinstein tras destaparse la primera parte de su larguísimo historial de abusos sexuales, su derrocamiento ha sido posible porque el magnate ya no se encontraba en su mejor momento. Pero afortunadamente el que está siendo uno de los mayores escándalos de la Historia de Hollywood está dando voz a las denuncias hacia un sistema dominado por los hombres que tienen como modo de vida ejercer su poder sobre las mujeres de esta manera y digo hacia un “sistema” porque no es solamente aplicable a la industria audiovisual (independientemente de su procedencia), ya que si nos ponemos a escarbar en cualquier estrato nos encontraremos con relatos similares.

En el 2017 Harvey Weinstein era un producto del pasado que no pintaba nada en un Hollywood que ha visto nacer a Megan Ellison (responsable de Annapurna Pictures) y a la compañía A24 que apuestan por las propuestas más autorales y que, a diferencia de Weinstein, no llevan por el camino de la amargura a sus responsables.

Voy a centrarme en A24 que en los últimos años ha tenido un ascenso espectacular en la industria. La llamada “nueva esperanza del cine independiente” fue fundada en el 2012 por Daniel Katz, David Fenkel y John Hodges. Los tres ya tenían experiencia en otras pequeñas compañías: Guggenheim Partners, Big Beach y Oscilloscope, respectivamente, y crecieron amando el cine independiente de los 90 (ese que Miramax no llegó a tocar) y sentían que había un vacío para las producciones de autor que se realizan al margen de los Estudios. La compañía inicialmente de distribución se estrenó con “A glimpse inside the mind of Charles Swan III” pero fue con “Spring breakers” de Harmony Korine cuando dio su primer gran golpe en la mesa. La película superó los 30 millones mundiales en la taquilla, estuvo muy presente en los medios de comunicación y la interpretación de James Franco fue especialmente valorada, eso fue suficiente para que se iniciase una de las campañas más divertidas que se recuerdan en los últimos años bajo el lema “Considera esta mierda”.

Campaña Spring Breakers

“Spring breakers” no llegó a los Oscar al igual que “El año más violento” de J.C. Chandor. La situación cambió en el año 2015 con el éxito cosechado en los Festivales de Telluride y Toronto (Premio del Público incluido) por “La habitación” de Lenny Abrahamson. Ese fue su “ahora o nunca” para meterse de lleno a los académicos en el bolsillo y reclutaron los servicios de la mayor experta de la industria, Lisa Taback, antigua consultora de cabecera de Harvey Weinstein. En la noche del 29 de Febrero del 2016, Taback logró materializar las estatuillas de mejor actriz para Brie Larson por “La habitación”, mejor documental para “Amy” y mejores efectos visuales para “Ex machina”. Además, “La habitación” habiá conseguido otras tres candidaturas: mejor película, dirección y guión adaptado.

La habitación primer triunfo de A24 en los Oscars

Algunos de los títulos distribuidos en los Estados Unidos por A24 a lo largo de estos cuatro años han sido “Under the skin” de Jonathan Glazer, “Enemy” de Denis Villeneuve, “Locke” de Steven Knight, “Mientras seamos jóvenes” de Noah Baumbach, “La bruja” de Robert Eggers, “Langosta” de Yorgos Lanthimos, “Swiss army man” de Daniel Kwan y Daniel Scheinert, “American Honey” de Andrea Arnold y “Mujeres del siglo XX” de Mike Mills. Todas son propuestas autorales y arriesgadas y, ante la mayoría de ellas, cualquier compañía dependiente de un gran Estudio, o incluso de las que siguen estando fuera, consideraría como suicidio encargarse de su distribución. Sin ir más lejos A24 rescató “The sea of trees” de Gus Van Sant después de que Roadside Attractions decidiese meter la película en un cajón tras la pésima acogida en Cannes 2015.

En 2016 A24 debutó en la producción ni más ni menos que con “Moonlight” de Barry Jenkins y asociándose a Plan B de Brad Pitt, Dede Gardner y Jeremy Kleiner que el pasado 27 de Febrero hizo Historia en los Oscar; primero por ser la primera ganadora del Oscar que habla abiertamente sobre la homosexualidad, y encima en una sociedad tan cerrada a ella como afroamericana, y segundo por el shock que vivimos durante la retransmisión por un error de uno de los empleados de la firma PwC.

Moolight

Cuatro son las apuestas de A24 para esta temporada: “The killing of a sacred deer” de Yorgos Lanthimos, “The Florida project” de Sean Baker, “Lady Bird” de Greta Gerwig y la recientemente galardonada en San Sebastián “The disaster artist” de James Franco. Seamos honestos ninguna parte con ventaja, ni siquiera en esta carrera en la que sólo hay aproximaciones, por muy buenas que hayan sido las críticas cosechadas por las cuatro, o por muy mediáticas que sean las campañas dirigidas por la agencia de Lisa Taback. Pero sería una inmensa alegría ver que cualquiera de ellas llegase a la final porque eso significaría que ese proceso de renovación que nos ha vendido la Academia en los últimos tiempos se está llevando realmente a cabo.

The Florida Project

Ninguna de sus películas ha alcanzado los 100 millones de dólares de recaudación en los Estados Unidos, su título más taquillero es “Moonlight” que llegó a 65 millones en todo el mundo después de triunfar en los premios de la Academia. Pero esta compañía ha logrado en cuatro años el respeto que otras empresas no han obtenido en décadas tanto de la prensa como de la comunidad fílmica, así que no es difícil imaginar que el recorrido de A24 será largo.

Mary Carmen Rodríguez

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario