ComiCine: Rumbo a “Infinity War” (III): Los héroes

ComiCine: Rumbo a “Infinity War” (III): Los héroes

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (2 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

A pocos días del estreno de “Los vengadores: Infinity War” ya he repasado contigo quién es Thanos y las Gemas del Infinito. Pero ahora vamos a cerrar esta serie de artículos con un contexto más amplio, a modo de resumen, de lo que ha ocurrido durante la Fase 2 y 3 del Universo Cinematográfico Marvel con nuestros héroes. No olvides que Thanos se dio a conocer en la escena post-créditos de “Los vengadores” y desde ese momento en la Tierra y fuera de ella nuestros héroes no han estado quietos. Además, cuando Thanos y su Orden Negra lleguen a la Tierra se encontraran con varios frentes abiertos entre los héroes que conviene recordar. En algunos casos Thanos puede que no tenga que hacer nada para derrotarles.

Empecemos con los dos héroes que más han dado que hablar durante estos años y que han llevado sobre sus hombros la responsabilidad de sus actos: Iron Man y Capitán América. Al acabar “Los vengadores” nuestro Tony Stark en “Iron Man 3” se quedó con un flagrante síndrome de estrés post-traumático al haber cruzado aquel túnel en el espacio. De hecho, aún es hoy que no sabemos qué vio al cruzar el agujero de gusano y ojalá en “Infinity War” recuperemos esa idea y cómo Tony se siente responsable de liderar la defensa contra Thanos al ser el que lo vio en primera fila. Además, en dicha película, Tony aprendió que sus actos afectan a la gente que le importa (con Pepper en cabeza) y que sus acciones siempre conllevan consecuencias, incluso hasta la más simple como ignorar a un pirado en Nochevieja. Pero no sería hasta la siguiente vez que vimos a Tony cuando este hecho quedó más constatado, en “Los vengadores: La era de Ultrón”. Allí, Tony (a raíz de cierta visión que destapa la Bruja Escarlata que en cierta manera suponemos que enlaza con lo que vio en el espacio) se obsesiona por proteger la Tierra ante los peligros del exterior que, combinado con la inteligencia dentro del cetro de Loki (en realidad, de Thanos), provoca indirectamente la creación de Ultrón, una inteligencia artificial que con su afán de proteger la Tierra decide que lo único que puede salvar la Tierra es erradicar la humanidad. Allí empezaron los problemas para Tony con su nueva familia de héroes, en especial con el Capitán, donde aparecieron los primeros roces sobre sus distintas visiones de cómo proteger el mundo ente amenazas desconocidas. Aunque lo peor aún estaría por llegar.

Saltemos ahora a Steve Rogers, el Capitán América. Después de la batalla de Nueva York, Steve se encuentra más perdido que nunca en un mundo que poco a poco intenta comprender. Su primer contacto no pudo ser más dramático: descubrir que S.H.I.E.L.D. estaba infestada de traidores de HYDRA hasta sus más altas cotas, de manera que provoca a Steve una desconfianza natural en el sistema y le convence que de lo único que se puede fiar es de su instinto y sus valores. Además, reaparece en su vida un elemento que creía perdido, Bucky Barnes, convertido en el soldado de invierno. Todo esto ocurrió en la excelente “Capitán América: El soldado de invierno” dirigida por los hermanos Russo en su debut en Marvel Studios. Tras los sucesos ocurridos su vida se cruza, igual que Tony, con sus compañeros en la ya citada “La era de Ultrón”, donde acaba liderando un nuevo equipo de héroes bajo su tutela.

Pero un equipo poco entrenado, y aquí llegamos al punto de inflexión que fue “Civil War”. En dicha película tanto Tony como Steve se enfrentan a sus demonios y a su pasado, pero sobre todo a su visión de entender el papel del héroe. Tony está convencido que los héroes deben ser controlados y trabajar bajo las órdenes del gobierno, y Steve boga por la independencia de éstos (normal tras lo que vivió con S.H.I.E.L.D.). En dicha película, además, se tratan los pecados del pasado, en el caso de Tony la muerte de sus padres y el sentimiento de culpa de Tony hacia lo provocado por Ultrón (creado por él en última instancia) en Sokovia. En el caso de Steve, su pasado vuelve en forma de Bucky (Peggy muere al principio de la película), siendo el único ser vivo que conserva de su pasado y que quiere salvar a toda costa de su encierro mental como asesino profesional. Por ese motivo cuando Bucky se convierte en el centro de atención tanto de Steve como de Tony, se provoca el mayor cisma en la comunidad heroica hasta el momento. Y esa herida, a día de hoy, aún está por curar. Sí es verdad que al final de la película Steve deja un mensaje a Tony a modo de “rama de olivo” dejándole claro que cuando lo necesite, él acudirá, pero aún no se han vuelto a ver las caras y está por determinar si la herida está cerrada y cicatrizada, o no. Y con ello Thanos puede aprovecharlo como un punto a favor suyo según el ya clásico esquema del “divide y vencerás”.

Aunque ellos dos han copado la mayor atención, otros héroes han tenido un peso importante en los sucesos acaecidos y en los que están por venir. Por ejemplo, para resaltar los más evidentes, hemos conocido en esta Fase 2 y 3 a dos héroes que jugarán un papel clave ante la llegada de Thanos: Doctor Strange y Black Panther. Strange era un reputado cirujano que, a raíz de un accidente de coche provocado por su desmesurado ego, no pudo ejercer más la medicina y tuvo que buscar remedios alternativos para su cura. En dicha búsqueda se acabó convirtiendo en Hechicero Supremo de la Tierra y Señor de las Artes Místicas, además de protector de una de las Gemas que busca Thanos, la del Tiempo. Él puede ser perfectamente el que explique a los héroes la importancia de proteger las Gemas a toda costa (más sabiendo su imperiosa curiosidad por aprender, de lo que uno deduciría que al oír hablar de las Gemas por parte de su colega Wong provocaría en él la necesidad de saber más de ellas y consultar los libros de su biblioteca mística). Por tanto, Strange es pieza clave en muchos sentidos. Igual que lo es Black Panther. Al monarca de Wakanda le conocimos en “Civil War” y ha sido en su película individual (el éxito más reciente de Marvel y que ni ellos mismos esperaban) donde hemos conocido hasta qué punto puede ser el que una a los héroes, incluyendo a Steve y a Tony, en un frente común. Además, su tecnología bien podría ser clave para los héroes y repeler a las hordas que de seguro enviará Thanos a la Tierra.

Luego, claro está, tenemos al bueno del señor Parker, alias Spider-Man. No lo considero pieza clave en el asunto al nivel de los anteriores pero tras verlo en “Civil War” y en “Spider-Man: Homecoming” y ser el protegido de Tony, es evidente que puede ayudar en la guerra venidera. Spider-Man es como aquel delantero de fútbol que durante el partido juega sin brillar demasiado pero que en el momento clave puede hacer el gol decisivo y salvar la papeleta al equipo. Parecido al resto de héroes de la Tierra como Halcón, la Bruja Escarlata o la Viuda Negra. Respecto a Visión, su destino es una de las incógnitas de la película ya que su Gema la quiere Thanos y suponemos que arrebatársela lo mataría (o no, eso está aún por ver).

Hay otro flanco en esta guerra y no está en la Tierra. Desde “Los vengadores” Marvel Studios decidió abrir dos caminos en la historia, uno en la Tierra y otro en el espacio exterior. En esa categoría entrarían los Guardianes de la Galaxia, Thor e incluso Hulk. Y empecemos por Thor. Tras lo ocurrido en “Los vengadores” Thor se llevó a Loki preso usando el Teseracto, que sabemos contiene una Gema, a Asgard y se tuvo que enfrentar a los Elfos Oscuros con Malekith al frente. Es Malekith quien también sirve de excusa argumental para presentarnos otra de las Gemas, la de la realidad llamada aquí Aether. Todo esto ocurrió en “Thor: El mundo oscuro” y el final fue que dicha Gema de la Realidad acabaría guardada por El Coleccionista y Thor volvería a la Tierra para limpiar a HYDRA y de paso enfrentarse a Ultrón en la ya citada “La era de Ultrón”. Allí hubo otro punto clave: si en “Los vengadores” ya sospechó que Loki no actuaba solo en esta siguiente entrega descubre (gracias a una de las visiones de la Bruja) la existencia de las Gemas y que alguien las está recopilando con oscuras intenciones. A partir de aquí emprende un viaje hacia las Gemas, con poco éxito gracias a que, nada más empezar, “Thor: Ragnarok” nos reconoce que no ha encontrado ninguna (lo que nos lleva a preguntarnos dónde está la del Coleccionista que ellos mismo le llevaron y que sería, en teoría, la primera de la que tendría conocimiento Thor desde Asgard). El camino de las Gemas queda en pausa para ver las desventuras de Thor y Hulk en el planeta del Gran Maestro, con mucho humor de por medio y la reaparición de Loki. Lo que sí vimos fue que al volver hacia la Tierra se topan con una gran nave espacial que, sin necesidad de mucha imaginación, podemos suponer que la conduce cierto titán loco de piel morada. Y allí los dejamos de momento.

Luego aparecen los Guardianes. Cronológicamente son los más complicados de ubicar (de hecho, tal y como yo lo veo, sus dos películas podrían estar perfectamente ubicadas en el tiempo entre los sucesos ocurridos en “La era de Ultrón” y “Civil War”, teniendo en consideración que ésta y “Thor: Ragnarok” podrían ser también ubicadas en el mismo momento temporal). En la primera parte conocemos que Thanos es el padre adoptivo de Gamora y Nébula y que busca a través de Ronan la Gema del Poder. Al no conseguir dicha Gema (custodiada ahora por los Nova Corps en Xandar) Thanos decide ir a por las Gemas personalmente, con lo que suponemos es el inicio de su camino hacia la Tierra, con algunas paradas. En la segunda parte los Guardianes se alejan del camino de Thanos aunque Nébula, reconciliada con su hermana adoptiva, decide ir en busca de Thanos para ajustar cuentas. ¿Llegará a tiempo para impedir el ataque a la nave de Thor y compañía? ¿O se adelantará a Thanos y cogerá alguna de las Gemas antes que él? Más preguntas por resolver.

En conclusión, ya no solo es que Thanos llegue a a Tierra o que las Gemas sean especialmente peligrosas juntas en el Guantalete, es que en la Tierra las cosas no andan bien. Thanos va a llegar en menos de una semana y el panorama que se encontrará puede ser un punto en su contra (si efectivamente los héroes logran separar sus diferencias y unirse) o a favor (si en plena batalla empiezan a echarse en cara trapos sucios varios). Lo que sí es cierto es que, con este resumen que te acabo de hacer de las películas anteriores a “Infinity War”, queda claro que hemos ido recorriendo un camino de casi 10 años que llega a un punto y aparte, un cierre a una época gloriosa y una nueva puerta que aún está por ver por dónde irá. Sabemos que “Los vengadores 4” llegará el año próximo y lo que ocurra está por ver según acabe “Infinity War”, pero no olvidemos que también el año próximo conoceremos a “Capitana Marvel” (viajando al pasado, los años 80 según parece) junto a los skrulls (una raza metamorfa bien conocida por los lectores marvelitas) y, según el acuerdo entre Disney y Fox, podríamos tener en próximos años la presentación de una nueva versión de “Los 4 fantásticos” o, incluso, de los X-Men, en el nuevo Universo Marvel Cinematográfico. Pero como digo siempre, solo el tiempo dirá. De momento, toca disfrutar de la llegada de Thanos, bien cómodos en el cine.

Tu primo.
Howlett

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario