Las cinco secuencias de… Scarlett Johansson

Las cinco secuencias de… Scarlett Johansson

1 Sarcofago2 Sarcofagos3 Sarcofagos4 Sarcofagos5 Sarcofagos (4 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja tu comentario >>

Querido primo Teo:

Acaba de estrenarse “Lucy”, la nueva película de acción de Luc Besson que protagoniza Scarlett Johansson. Un nuevo éxito de taquilla del director y productor francés, al que sin duda ha ayudado la actriz, modelo y cantante cuya carrera vamos a repasar a continuación a través de sus cinco secuencias más destacadas.

Scarlett Johansson nació en Nueva York el 22 de Noviembre de 1984. Es hija de un arquitecto danés cuyo padre fuera director y guionista y de Melanie Sloan, descendiente de judíos emigrados desde Rusia y Polonia. Tiene una hermana y un hermano mayores y otro hermano tres minutos más joven que ella, además de un hermanastro fruto del primer matrimonio de su padre. Nombrada Scarlett en honor de Scarlett O’Hara, la protagonista de “Lo que el viento se llevó” (mientras que su madre lleva el nombre de su mejor amiga Melanie Hamilton), desde niña se mostró interesada por la actuación tal vez por la insistencia de su madre que no dudaba en llevar a sus cuatro hijos a pruebas para hacer anuncios de televisión, aunque a la futura actriz nunca la elegían. Cuando tenía 7 años uno de esos rechazos le sentó tan mal que para calmar su rabieta la apuntaron a una escuela de teatro y le prometieron que las siguientes audiciones serían para películas. En la escuela teatral le fue mucho mejor y con 8 años representó su primera obra junto a Ethan Hawke. A los 10 hizo su debut en la gran pantalla con un pequeño papel en la película “Un muchacho llamado Norte”, a la que siguieron otras breves apariciones en “Causa justa” y “Si no te casas, me mato”. Y con sólo 11 años logró su primer papel protagonista en “Manny y Lo”, una interesante película en la que la protagonista de este artículo, además de lograr aparecer como protagonista, empezaba a mostrar sus dotes interpretativas con ciertos aspectos en su personaje que recuerdan a obras posteriores como “Ghost world” o “Lost in translation”, y a pesar de ser una pequeña película, en la que participó también toda su familia en un pequeño cameo, le valió a Scarlett para lograr su primer reconocimiento al estar nominada a mejor actriz en los Independent Spirit. Y tras un pequeño papel en “Fall”, y su aparición en una película importante para la taquilla como “Sólo en casa 3”, le llegó su gran oportunidad que no desaprovechó.

El hombre que susurraba a los caballos (1998)

En 1995 Nicholas Evans publicó su primera novela “El hombre que susurraba a los caballos” y se convirtió en un gran éxito con más de 15 millones de libros vendidos. Robert Redford compró los derechos de su adaptación cinematográfica por 3 millones de libras. Johansson, a sus 12 años, no había leído la popular novela pero, gracias a que el Sundance Institute había ayudado en la producción de “Manny y Lo”, pudo leer el guion mientras trabajaba en “Solo en casa 3”. Tras un papel con tan poca profundidad como el que estaba interpretando, el personaje de Grace, la joven protagonista, le pareció magnífico así que le aseguró a su madre que la chica que lograra hacerse con el sería la más afortunada del mundo. Tras reunirse con la directora de casting y pasar otras dos horas con el director, productor y protagonista, su gran oportunidad se había hecho realidad aunque mintió sobre su conocimiento de los caballos. Como chica de ciudad que era nunca había montado en uno. Ayudó mucho que la gran favorita para el papel, Natalie Portman, que se había hecho famosa con papeles como el de “Leon el profesional” o “Beautiful girls”, renunciara para trabajar en Broadway. Grace es una joven que un día sufre un terrible accidente en el que muere su mejor amiga y ella pierde una pierna y su caballo queda seriamente dañado. En la película podemos ver como va aprendiendo a asumir su nueva situación a la vez que el propio caballo va superando también el trauma. Para ello se necesitó un complicado maquillaje de los varios equinos que interpretan al protagonista animal en distintas etapas. Los métodos de entrenamiento de los caballos fueron muy controvertidos, así como el comportamiento del caballo tras el accidente. Otro aspecto complicado fue la prótesis para la parte de la pierna amputada de la protagonista, recurriendo a una empresa que hace prótesis reales para que hiciera una que pudiera encajar sobre la pierna de la joven actriz. Johansson conoció a varias personas que sufrieran amputaciones durante la preparación para el papel, y quedó impresionada por lo avanzada que estaba la tecnología y también tras leer libros y ver vídeos con diferentes historias de superación con gente amputada jugando al béisbol, nadando, bailando y montando a caballo. Scarlett dijo haber aprendido muchísimo tanto del Robert Redford actor como del director. Tras una prestigiosa carrera en la actuación, el protagonista de “El golpe” había debutado en la dirección de la mejor forma posible ganando el Oscar por “Gente corriente”. Esta era su quinta película como director y la primera en la que se dirigía a si mismo. El film fue un gran éxito de taquilla y, aunque las críticas no fueron todo lo buenas que se esperaba al comienzo del proyecto, todos coincidieron en señalar de manera muy positiva la interpretación de Johansson que alcanzó varias nominaciones en la carrera de premios.

el hombre que susurraba a los caballos from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Lost in translation (2003)

En el Festival de Telluride 2003 mucha gente descubría a Scarlett, calificada por los críticos desplazados al festival como gran estrella emergente, pues demostraba su madurez en dos de las 40 películas que podían verse en el certamen cinematográfico, ambas mostradas por primera vez al público en dicho festival. Antes de ello, tras protagonizar la bochornosa “Mi hermano el cerdito” y aparecer en un vídeo musical, estuvo un año sin estrenar nada (algo único en su prolífica carrera) para volver en 2001 con dos papeles muy interesantes. Por un lado, tuvo un papel secundario en el film neo-noir de los hermanos Coen “El hombre que nunca estuvo allí” y por otro protagonizó junto a Thora Birch “Ghost world”. Esta última, aunque no funcionó muy bien en taquilla, sí que tuvo una gran acogida de la crítica que destacó la magnífica interpretación de sus jóvenes protagonistas. Ese mismo año también protagonizó “La pesadilla de Susi” y al año siguiente apareció en otra película olvidable, “Arac attack”. Un pequeño traspiés antes de su gran año de despegue con dos grandes películas. La primera de ellas era “Lost in translation”, la segunda película de Sofia Coppola. La hija de Francis Ford Coppola fue también la responsable del guion, que tiene bastante de autobiográfico. La idea se le ocurrió tras varias visitas a Tokio con veintitantos, con lo que gran parte de la historia se basa en sus propias experiencias allí. Atraída por la combinación de diferentes culturas, se pasó 6 meses escribiendo y reescribiendo el guion, para el que siempre tuvo en mente a Bill Murray. Tuvo que perseguirlo durante meses y pedir ayuda a Wes Anderson para lograr que se uniera a la película. De hecho, cuando apareció el actor para el primer día de rodaje, la joven directora pudo respirar aliviada, dado que no tenía más que una confirmación verbal de Murray. El esfuerzo valió la pena y ahora el protagonista de películas como “Los cazafantasmas” o “Atrapado en el tiempo” considera esta como su película favorita. Para la actriz protagonista, en un primer momento, pensó en Kirsten Dunst, que ya protagonizara su primera película, “Las vírgenes suicidas”, pero no estaba disponible por estar trabajando en “Spider-Man 2”, así que pensó en Scarlett, a la que descubriera tras verla en “Manny y Lo” y a la que veía como una chica del tipo de una joven Lauren Bacall. De hecho, Copp y Bogart en “El sueño eterno” también le influyó en la escritura de la historia. Johansson aceptó de inmediato, encantada de poder representar un papel maduro, pues el personaje de Charlotte es de unos veintitantos mientras que ella por aquel entonces tenía solamente 17 años. Igual que Murray, la actriz tampoco necesitó pasar ninguna audición antes de empezar a rodar. Una toma que le costó mucho rodar es la secuencia inicial, aquella en la que aparece en bragas. Para convencerla la propia directora se las puso para mostrarle como quedaría en pantalla. Varios de los diálogos fueron improvisados, incluyendo lo que Bob susurra al oído a Charlotte en la secuencia final que puedes ver a continuación. Tampoco el beso estaba en el guion. La película contó con un bajo presupuesto y se rodó en sólo 27 días, pero fue un gran éxito cuya taquilla multiplicó por 30 el valor de los gastos y recibió un unánime aplauso de la crítica, significando la consagración de Sofia Coppola que logró, entre otros muchos premios, el Oscar al mejor guion junto con nominaciones a película y dirección. Para Scarlett también resultó un gran éxito que la convirtió en una actriz muy valorada, recibiendo multitud de premios, en algunos casos logrando doble nominación gracias a su siguiente película que comentaremos a continuación. Por esta ganó el premio a la mejor actriz en Venecia y el Bafta, además de otros muchos premios críticos y nominaciones, incluyendo los Globos de Oro.

Lost in Translation from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

La joven de la perla (2003)

“La joven de la perla” nace de la novela del mismo título escrita por Tracy Chevalier. Publicada en 1999, le dio la fama a su escritora, la cual se inspiró en un poster del famoso cuadro de Vermeer que comprara con 19 años y durante años lo llevó siempre con ella a cualquier sitio en el que viviera. Fascinada por la mirada de la modelo, empezó a imaginar quien podría haber sido y así nació el personaje de Griet, una criada que pudo servir de modelo del autor. La producción de la película comenzó al poco de publicarse la novela cuando la guionista la leyó y se dio cuenta de su potencial cinematográfico. La novela todavía no se había convertido en un bestseller, pero varias personas ya se habían mostrado interesadas en su adaptación, así que el marido de la guionista y un compañero suyo del pequeño Estudio en el que trabajaban se apresuraron a contactar con la autora del libro para comprar los derechos de adaptación. En 2001 todo estaba preparado para comenzar el rodaje con Mike Newell de director, Ralph Fiennes en el papel de Vermeer y Kate Hudson como Griet, pero esta última abandonó el proyecto alegando diferencias creativas. Este rechazo causó bastantes problemas al Estudio, que tras perder a la estrella vio como también se retiraba uno de sus apoyos financieros. Todo esto llevó a que el director también renunciara (curiosamente su siguiente película fue “La sonrisa de Mona Lisa”). Parecía que la producción terminaría siendo uno de esos proyectos que nunca se terminan, pero entonces los productores contrataron a Peter Webber, hasta ese momento director televisivo, para dirigir el film. Este empezó a buscar actriz para interpretar a la protagonista y, en un primer momento, se puso en contacto con Kirsten Dunst, pero ésta estaba demasiado ocupada por la secuela de “Spider-Man”. Mientras tanto, Fiennes abandonó también el proyecto tras haber esperado demasiado por él, así que finalmente fueron Colin Firth y Scarlett Johansson los contratados. Eso si, la elección de la actriz no fue nada fácil, pues Webber entrevistó a más de 100 actrices para el papel. Una vez maquillada y vestida de época, Scarlett se parece mucho a la joven del cuadro, pero esta no fue la razón de que el director la eligiera. De hecho, tras hablar con ella durante una hora no estaba muy convencido, pero tras realizar una prueba para el papel se quedó asombrado por la profundidad y calidad de su interpretación, clave para el éxito de la película dado que, mientras que la novela está narrada desde el punto de vista de la chica, en la película no hay voz en off y tiene que ser la actriz la que revele con su mirada y su expresión los complejos sentimientos que le invaden. La actriz llegó al set de rodaje inmediatamente después de terminar de rodar “Lost in translation”, por lo que no tuvo mucho tiempo para preparar el papel, pero no importó, dado que su actuación resultó ser magnífica. Al director Peter Webber se le atascaba en especial una secuencia, por lo que decidió rodarla al final. Se trata de la que puedes ver a continuación, la más recordada de la película. El film funcionó bien en taquilla y tuvo críticas mayormente positivas. Scarlett y Colin fueron los que más elogios recibieron, junto con el score del siempre eficiente Alexandre Desplat y, sobre todo, la acertada en el uso de las luces fotografía de Eduardo Serra que fue la que más premios recibió. La película estuvo nominada a 3 Oscar y 10 Bafta, aunque no ganó ninguno. Johansson compitió contra si misma en los Bafta y también tuvo doble nominación en los Globos de Oro, aunque en este caso en dos categorías diferentes. Los Oscar, sin embargo, se olvidaron de la actriz, aunque estuvo presente para presentar un premio y apoyar las 2 películas que le habían lanzado definitivamente al estrellato.

La joven de la perla from Las 5 secuencias on Vimeo.

Ver en Versión Original

Match Point (2005)

El éxito de las dos películas citadas haría que Woody Allen se fijara en ella, convirtiéndola en una de sus musas, pero antes, en 2004 estrenó bastantes películas. La primera de ellas fue “La puntuación perfecta”, una comedia adolescente que rodara antes que sus grandes éxitos pero tardó algo más en estrenarse. Después llegó “Una canción del pasado”, que protagoniza junto a John Travolta. La terminó de rodar justo antes de marcharse a Venecia donde recogería el premio interpretativo por la película de Coppola, mientras que la película se estrenaría precisamente en este festival en la edición del año siguiente. Por ella, Johansson recibiría una nueva nominación a los Globos de Oro. Y en medio de la vorágine de premios, Scarlett se marchó a Italia para rodar “A good woman”, una nueva versión de la obra de teatro de Oscar Wilde “El abanico de Lady Windermere”, en la que compartía cartel con Helen Hunt. La última en estrenarse ese año fue la comedia “Algo más que un jefe”. Como podemos ver, la actriz no paraba de trabajar, y si tenemos en cuenta que además se convirtió en la imagen de Calvin Klein, Louis Vuitton, Estée Lauder y L’Oreal, podemos darnos cuenta de lo difícil que debía ser cuadrar su agenda, así que fue un golpe de suerte, como esos que narra la propia película, el que le permitió trabajar en la película de Woody Allen. Éste, aunque situara en un principio la historia en un barrio rico neoyorkino, trasladó luego lo narrado a Londres, al encontrar allí la financiación que no lograba en Usamérica (según el director los grandes Estudios no están interesados en pequeñas películas sino sólo en esas grandes producciones de 100 millones de presupuesto que luego recaudan 500). Como parte del acuerdo, la mayor parte del casting y equipo eran británicos. Entre ellos estaba Kate Winslet, elegida para dar vida a Nola Rice, pero renunció al papel una semana antes de empezar el rodaje. Mientras tanto, Scarlett se retiró del casting de la indie “Thumbsucker” y de la taquillera “Misión imposible 3”, lo que le dejaba algo de tiempo libre, el necesario para aceptar inmediatamente cuando recibió la llamada de Allen, director al que siempre había admirado. Hubo que reescribir el personaje para hacerlo americano, pero no supuso ningún problema para Woody, dice que solo le llevó una hora de trabajo. La actriz se incorporó al trabajo muy nerviosa, pensando que las pruebas de cámara le estaban saliendo horribles y con la mala suerte de tener 5 páginas de diálogo en el primer día de trabajo. Otro momento difícil fue la secuencia del momento de pasión en el campo de maíz, especialmente por tener que estar tan mojados, con los vaqueros tan llenos de agua que resultan incomodísimos. Y es que la película tiene varios momentos de lo más eróticos, algo atípico para Woody Allen, como toda la película, pues es un drama sin trazos cómicos, en la que no aparece como actor, y que ni siquiera utiliza el jazz para su banda sonora; aunque por los temas tratados a muchos les recordó a “Delitos y faltas”. La película se estrenó en Cannes fuera de competición y fue muy aplaudida por la crítica que la consideró lo mejor del director de “Annie Hall” en mucho tiempo. En España fue considerada la mejor película del año, como demuestra el Goya a la mejor película europea o los premios Foreto en esta misma web de mejor director y guion para Woody y de mejor actriz para Scarlett (la ganadora de mejor película compitió en la temporada anterior en la mayor parte de premios). Los Globos de Oro también la reconocieron con nominaciones a película, director, guion y actriz de reparto para Johansson (la cuarta nominación en tres años), pero en los Oscar solo se acordaron de su guion.

Vídeo

Ver en Versión Original

Los vengadores (2012)

Comenzaba una etapa en la que la actriz protagonizó varias películas de gran presupuesto, culminando con su participación en la tremendamente exitosa película de superhéroes y comenzando por “La isla”, película de ciencia ficción dirigida por Michael Bay. A pesar de la gran promoción que incluyó para Scarlett atender a multitud de premieres por todo el mundo y aparecer en las portadas de cientos de revistas, la película no funcionó bien en taquilla. Al año siguiente estrenó una nueva película con Woody Allen, “Scoop”“La dalia negra” de Brian de Palma y “El truco final (El prestigio)” de Christopher Nolan. En 2007 protagonizó “Diario de una niñera” y también visitó el sudeste asiático junto a Oxfam para descubrir como podría seguir ayudando a paliar los efectos del terrible tsunami que asoló la zona. Además grabó un álbum musical, “Anywhere I lay my head” que aparecería publicado en 2008, año en el que interpretó a María Bolena en “Las hermanas Bolena”, hizo de Cristina en “Vicky Cristina Barcelona”, la película que rodó en España junto a Penélope Cruz y Javier Bardem y que supuso su tercera película con Allen; y apareció en “The spirit”, además de contraer matrimonio con el también actor Ryan Reynolds. Su único estreno en 2009 fue su papel de reparto en “Qué les pasa a los hombres”, aunque no es que ese año estuviera menos ocupada, pues también dio el salto a la dirección rodando un corto protagonizado por Kevin Bacon que en principio iba a aparecer en “New York, I love you”, aunque finalmente fue descartado; y sobre todo, se hizo con un papel para entrar en el universo creado por Marvel. Se trata de Natasha Romanoff (alter ego de la Viuda Negra), que aparece por primera vez en “Iron Man 2”. Para convencer a Jon Favreau de que era la actriz idónea para el papel, se presentó al casting con el pelo teñido de rojo. También reconoce que la primera vez que vio el traje que utiliza en la película alucinó al pensar si sería capaz de moverse con eso puesto. Aprovechó la renuncia a causa de otros compromisos de Emily Blunt que era la elegida en un primer momento por el Estudio. Pero ese personaje le aseguró no sólo la presencia en la mencionada superproducción protagonizada por Robert Downey Jr., sino en toda una saga de películas pertenecientes a la franquicia más exitosa del mundo del cine si observamos sus tremendos resultados de taquilla. Antes de repetir papel hizo su debut en Broadway, logrando un premio Tony por su actuación, e hizo de cuidadora de un zoo en “Un lugar para soñar”. Su aparición en “Los vengadores”, estaba determinada desde que apareció en la película de Iron Man y sirvió para estar presente con el principal papel femenino en una película que supuso un tremendo éxito (la tercera película con mayor recaudación de la Historia). Y a pesar de su participación en el film de Favreau, la actriz declaró que nunca se había sentido tan impresionada por una película, tanto por formar parte de algo tan grande como por las exigencias físicas de la interpretación. Para poder prepararse para “Los vengadores” se pasó meses luchando y entrenando con el equipo de dobles y con los demás actores. El resultado valió la pena, como podemos observar por ejemplo en la secuencia elegida.

Vídeo

Ver en Versión Original

Tras su aparición en la película de Joss Whedon, la hemos visto en “Hitchcock”“Don Jon”, el debut en la dirección de Gordon-Levitt; y “Capitán América: El soldado de invierno”, su tercera encarnación de la Viuda Negra. Además puso la voz a Samantha, el sistema operativo del que se enamora Joaquin Phoenix en la versión original de “Her”, interpretación vocal que fue la mejor actuación del año para varias asociaciones de críticos, y protagonizó “Under the skin”, todavía no estrenada en nuestro país a pesar del reclamo de contar con un desnudo de Johansson. Ahora la tenemos en cartelera con “#Chef”“Lucy” demostrando con esta última que es toda una heroína de acción. En lo personal, se divorció de Reynolds en 2011 y ahora sale con Romain Dauriac. Está embarazada, lo que no le impidió rodar la segunda parte de “Los vengadores”, aunque necesitó tres dobles. Sabemos que va a poner la voz de un personaje de “El libro de la selva” y también se dice que tendrá película propia de “La viuda negra”.

Tu primo.
Email_Galicia

¿Compartes?:
  • email
  • PDF
  • Print
  • RSS
  • Meneame
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Twitter
  • FriendFeed
  • LinkedIn

Comentarios

  • Nombre
  • Correo Electronico
  • Comentario